‘Alrededor de la cocina’ el nuevo libro de Susana Pérez, blogera culinaria y creadora de ‘Webos Fritos’

Susana Pérez

Carmen Ibáñez

«Aquí no se tira nada». «La parte verde del puerro es la más sabrosa»

Si una madre o abuela no le han dicho esta frase cocinando en casa, ya está Susana Pérez para decírselo, hasta que se le haga caso.

Ella es Susana Pérez, o como se le conoce en el mundo de los bloggers culinarios e Instagram: ‘Su’ la de Webos Fritos. Tiene raíces conquenses, pero lleva a su querida Alcarria en el corazón, ya que lleva más de 20 años en la capital: «Mi Guadalajara, después de Cuenca» afirma con rotundidad. Ya que siempre que puede se escapa con su familia a la ciudad de las casas colgadas.

Además de ser una viajera imparable de nuestra provincia, ‘Su’ lleva 14 años con ‘Webos Fritos’ y puede sentirse orgullosa de haber creado una comunidad virtual que no puede ser más fiel a sus consejos culinarios.

Se han publicado muchos libros de las recetas de ‘Webos Fritos’ y hoy se publica ‘Alrededor de la cocina’. Un libro de relatos relacionados con la gastronomía, historias cocinadas a fuego lento, un libro que acompaña sus historias con las magníficas imágenes captadas por la cámara de Jesús Cerezo. Incluye además 30 recetas para continuar disfrutando de cocinar y de la comida.

¿Qué vamos a encontrar en este nuevo libro ‘Alrededor de la cocina’? ¿En qué se diferencia de los otros?

Es el libro más personal. Hay 60 relatos relacionados con la gastronomía y 30 recetas relacionadas a su vez con los relatos, pero detrás de esas páginas está muchísimo de nosotros. Es el libro más personal y está en cada página desde que lo coges. Sabes que estamos detrás porque las fotos que ilustran los relatos son las mejores fotos prácticamente de nuestra vida que se han seleccionado para este libro. He puesto todas mis ganas de contar cosas bonitas.

Este libro nació con el fin principal de entretener al lector en el sillón y en la cocina en estos tiempos tan complicados y tan difíciles, en los que me gustaría que se sentaran en el sillón en ese rato en el que no te acuerdas de nada, que ves una foto bonita… Que todo te inspira y piensas en hacer esta receta que acompaña este relato, porque piensas «Qué buena pinta tiene». Creo que ha quedado un libro precioso.

‘Alrededor de la cocina’ el nuevo libro de Susana Pérez

Habla mucho de las ‘almas descarriadas’ en el mundo de la cocina ¿Está consiguiendo que la gente se anime a cocinar más o incluso a aprender?

Sí, pero ya no solo de recetas, también de trucos. Yo comparto mucho en Instagram trucos fáciles, como no tirar la parte verde del puerro. La gente se queda con la copla y ya van entrando esos mensajes de aprovechamiento o de una receta sencilla o de algo que ves que tiene muy buena pinta y son 4 ingredientes… Eso va calando muchísimo, el mensaje corto con una foto y con la posibilidad de guardar el contenido, luego comprueban al llegar a casa si pueden hacerlo.

Mi mayor público no es gente que sean unas fieras en la cocina, sino que están empezando; se han independizado o que tampoco sus madres, como la mía, son de las que dicen «Lo que te vaya pidiendo», y puede que necesiten una especie de guía y a mí eso se me da bien. Es una manera preciosa de introducir a las personas que quieren cocinar y de una manera sencilla y fácil.

«Es importante que se sepa que aquí hay una gastronomía humilde con producto muy humilde, pero que se come muy bien»

Primero creó el blog de ‘Webos Fritos’ ¿Cómo son los inicios en Instagram?

Las redes sociales para mí es un punto de encuentro muy importante con mis lectores. Tengo casi de manera inmediata un contacto con ellos directo, porque yo subo una receta y si la han hecho, al día siguiente tengo un mensaje en el que me dicen cómo les ha salido. Es una manera de interactuar, en el blog de ‘Webos Fritos’ es otra manera, se tiene como consulta. Normalmente si tienen algún ingrediente que no saben qué hacer con él, se meten y miran las recetas.

Las redes sociales, como Instagram, tienen una potencia brutal para que yo pueda relacionarme con ellos. Yo soy de las que cree que los blogs no están muertos, hay mucha gente que piensa que los blogs es un formato agotado y no lo creo en absoluto. Lo que yo comparto en instagram, a veces me ven, otras no, y en el fondo si quieres buscar algo de lo que yo he hablado te tienes que ir al blog.

Instagram es una herramienta tan fácil, tan chula, una imagen tan entretenida… Es en la que mejor me muevo.

A nivel gastronómico las redes sociales dan mucho juego…

Da mucho juego para muchas cosas, porque no solo en mi caso a nivel gastronómico. Los domingos yo salgo con mi familia por las mañanas y nos recorremos la provincia de Guadalajara. Cuando yo salgo, cualquier foto que pongo, aunque la provincia es preciosa y eso no es mérito mío, el irte a los pueblos típicos; Brihuega, Sigüenza, Torija… O a los que no conoce nadie, yo pongo una imagen y no te puedes imaginar la cantidad de mensajes que me llegan. De gente de Madrid, Alcalá o de la provincia de Guadalajara que me dicen que no lo conocen y les gustaría visitarlo.

Realmente Instagram genera ganas. Yo tengo la suerte de contar con un fotógrafo pegado a mi, los fines de semana salimos con el dron y sacas imágenes aéreas de algo y llama muchísimo la atención. Lleva mucho trabajo pero es un disfrute y nosotros lo pasamos pipa.

«La presentación que sea limpia, bonita y visual, creo que no está reñida con el sabor»

Es una influencer de la gastronomía ¿Qué le dicen en casa?

En casa lo ven de la manera más normal porque llevamos 14 años en esto, mis hijas eran muy pequeñas cuando empezamos. Les hace gracia la cantidad de comentarios que recibo y que conteste a todos, yo soy de la antigua usanza y considero que es de buena educación contestar a todos los que me escriben.

Es posible que yo esté donde estoy gracias a lo que tengo en casa. Todos colaboran de una manera o de otra. El proyecto Webos Fritos sale adelante y no es solo cosa mía, yo soy lo que se ve y la que mueve el ‘tinglao’ pero sin ellos no podría hacer nada.

El poco tiempo que tengo libre y las cosas de ‘Webos Fritos’ porque las puedo hacer en familia, pueden salir adelante. Yo no podría sola dedicar tantas horas, habría sido un proyecto de un tiempo pero no casi de 14 años que llevamos.

Parte del éxito es ese: las familias se ven reflejadas. Yo soy capaz de salir un domingo a pasear y me gusta tener la comida adelantada e igual a alguna familia le parece buena idea y se va contagiando el estilo ‘Webos’.

En sus redes habla mucho de la gastronomía conquense…¿Tiene el lugar que se merece?

Creo que en general, no solo la conquense, la gastronomía de Castilla-La Mancha es bastante desconocida. Hemos pasado muy de puntillas frente a otras regiones en las que son muy potentes; Galicia, Andalucía, País Vasco… Nosotros hemos pasado como te digo más de puntillas, pero es cierto que tenemos muchos cocineros muy buenos en el que en los congresos han destacado.

Todos esos cocineros que llevan el nombre de Castilla-La Mancha por donde van, van abriendo camino. Los demás hacemos lo que podemos, porque yo siempre que puedo coloco unas migas de la provincia de Guadalajara o un morteruelo de Cuenca. Se van quedando con la copla y eso es lo importante, la gastronomía está unida al turismo a la cultura… A todo. Yo siempre que puedo, por ejemplo en un paisaje precioso de la provincia, siempre meto el tema gastronómico ya sea con la miel o el queso…

Es importante que se sepa que aquí hay una gastronomía humilde con producto muy humilde, pero que se come muy bien. En Castilla-La Mancha se come muy bien y entre todos vamos a intentar hacerla un poco más conocida.

Parece que en la gastronomía se lleva más lo visual que el sabor, por lo que vemos en redes sociales… ¿Es importante continuar con el legado de la cocina tradicional de nuestras abuelas y madres que no era tanto lo visual como el sabor?

Yo soy una principiante y siempre estoy aprendiendo pero me he quedado con el sabor y la manera de hacer de lo tradicional. Mi madre es una cocinera que es un espectáculo y yo me he empapado de todo lo que ha cocinado ella y he aprendido la manera tradicional de hacerlo. Me he quedado un poco con la presentación, que sea limpia, bonita y visual creo que no está reñida con el sabor.

En el blog de ‘Webos Fritos’, hay muchas recetas tradicionales con presentación cuidada. Sí es cierto que quien sabe hacer una cocina, no sé si llamarlo ‘moderna’, bien hecha, de categoría, es otro concepto al que yo no llego ni de lejos. Hay gente muy admirable que consiguen esos sabores de siempre con un toque de reinvención totalmente maravilloso. Es un espacio dedicado a muy poca gente que tiene mucha mano y saben mucho.

Morteruelo / Foto: @webosfritos

Es difícil, pero… ¿Receta favorita?

Complicado, pero yo tengo que tirar para mi tierra, que también lo hacen muy bien en la provincia de Guadalajara: morteruelo y un buen pan casero, de estos ricos para acompañar al morteruelo. Me quedo con eso, no puede ser de otra manera.

Compartir en Redes sociales