Permitirá un aumento de plazas públicas y la recuperación de un edificio histórico, muy importante para la ciudad

El Decano

Eusebio Robles, delegado Provincial de la Junta en la provincia de Guadalajara, aborda numerosas cuestiones sanitarias en este entrevista, desde que más de 90.000 personas ya han recibido alguna vacuna en la provincia, al proceso de traslado al nuevo hospital, pasando por su esperanza de que el segundo centro de salud de Azuqueca pueda inaugurarse en dos meses, o que el de Alcolea vea pronto la luz.

Ya ha salido a concurso la redacción del nuevo proyecto de la residencia Los Olmos, que se va de donde está ahora para instalarse en La Merced ¿Por qué?

La residencia de Los Olmos es histórica en la provincia, y en la ciudad de Guadalajara. Es una residencia que data de 1975, por tanto una residencia que ya tiene unos cuantos años y que se necesita ampliar. Actualmente tenemos 80 plazas residenciales y vamos a pasar a 120, por lo tanto un importante impulso de plazas públicas en la ciudad.

Por otro lado, necesitamos cada vez más adaptarnos a una nueva realidad que nos hemos encontrado después de esta pandemia, pues vamos a un sistema residencial mucho más de autonomía, mucho más cercano. De un trabajo en el que permitamos a los usuarios de estos centros residenciales estar mucho más cómodos también.

Tenemos, pues, un doble objetivo. Porque recuperamos también un edificio que hoy por hoy está en desuso, un edificio histórico, como era ese antiguo hospital de la Diputación que fue en su tiempo, y que desde hace unos cuantos años dejó de tener uso para la ciudad. Una doble alegría diría yo: aumento de plazas públicas y la recuperación de un edificio histórico muy importante para la ciudad.

Por lo tanto, esos son dos objetivos importantes, pero el más importante de todos es dar mayor autonomía a nuestros mayores, así como mejor calidad asistencial.

Cuando habla con la gente de aquella época recuerdan de La Merced que eran donde se vacunaban…

Todo el complejo aquel, que cómo saben ya se hizo un edificio moderno que se está trabajando con el Centro de Enfermedades Neurológicas, es un centro histórico conocido en la ciudad. Vamos a crear un gran complejo sociosanitario en ese espacio, que nos va a permitir trabajar con mayores, mantener lo que tenemos y también poner en marcha un centro de investigación que tenga que ver con todo lo que son enfermedades neurológicas.

Por lo tanto, vamos a trabajar también temas de formación. Creo que creamos un servicio muy importante en nuestra ciudad y provincia, que va a ser referencia en toda Castilla-La Mancha

Un proyecto del que ya hay un presupuesto de unos 800.000 euros.

Un proyecto muy importante: el proyecto de redacción más el de licitación de obras son cercanos a los 800.000 euros. Pero estamos hablando de un presupuesto de construcción cercano a los 10 millones de euros en este edificio. Por lo tanto un proyecto muy ambicioso para la ciudad de Guadalajara.

El actual edificio está en un sitio emblemático y habrá que darle una utilidad, que sea buena e importante para la ciudad.

¿Qué se va a hacer con el antiguo edificio? ¿El de la primera vacunación contra la Covid?

Creo que habrá que ver qué uso le damos a este edificio, aunque el centro de día se va a mantener. Tenemos muchas ideas para lo que es la torre, el edificio, pero eso ya nos tocará verlo con más calma. Está en un sitio emblemático de la ciudad y habrá que darle una utilidad, que sea buena e importante para la ciudad.

¿Está previsto construir nuevas residencias o centros sociosanitarios en la provincia?

Hay varios proyectos en los que estamos trabajando, con empresas interesadas en el desarrollo de algunas de estas residencias. Y hay algún Ayuntamiento trabajando en la idea de ampliar sus centros residenciales.

Nos van a encontrar y trabajaremos de la mano con ellos, nos interesa ese cambio de sistema de trabajo que cada vez tenemos más claro. Después de una pandemia como que la que hemos vivido, el modelo sociosanitario tiene que cambiar y adaptarse a la nueva realidad que nos hemos encontrado. Estoy convencido, porque así nos lo están trasladando las empresas, ayuntamientos o las propias residencias, que todos estamos encaminados a trabajar en la misma línea.

Con la Ley de Despoblación, que se aprobó en las Cortes, en determinadas zonas rurales más despobladas se van a dar ayudas, subvenciones o desgravaciones fiscales ¿Esto va a permitir la instalación en estas zonas de más residencias o recursos sociosanitarios?

Estoy convencido de que esta ley va a permitir el desarrollo de determinados territorios en nuestra provincia. Porque como bien sabemos es una provincia a dos velocidades: en el 20 por ciento del territorio tenemos el 80 por ciento de la población, y en el 80 por ciento del territorio solo tenemos el 20 por ciento de la población.

Esta ley viene a eso, a trabajar de manera muy activa en esa gran parte del territorio de nuestra provincia. Va a permitir la instalación de cualquier empresa si en un determinado momento quiere venir, pero también va a venir a ayudar a las personas que ya están viviendo en esos territorios, porque por primera vez una ley de este tipo toca la fiscalidad de esta gente que vive en este territorio. Por lo tanto, es una ley que va a ser muy importante porque no solo ayudará a las empresas, sino también a las personas.

Porque las residencias, en el fondo, son empresas…

Son empresas la mayoría de ellas. El modelo de residencia alemán es un modelo mixto, que es un modelo que en los años 90 y 2000 es el predominante, prácticamente. Tenemos residencias públicas que funcionan muy bien, como es el caso de la de Los Olmos, pero el modelo primordial es el de una empresa que gestiona con la tutela y el convenio de plazas por parte de la Junta.

Ahora mismo tenemos ocho instalaciones sanitarias que están en proyecto o ya en obras, aparte del propio hospital

El pasado viernes se ponía la primera piedra del nuevo centro de salud de Cifuentes. ¿Por fin se da respuesta a este municipio?

Es un proyecto que llevaba un tiempo desarrollándose. Por fin hemos podido solventar todos los problemas y en unos 10 u 11 meses veremos la realidad de un nuevo centro de salud en la localidad de Cifuentes. Que da servicio también a los pueblos del entorno, a los municipios más cercanos, por lo que fue un día muy importante.

No es la única infraestructura en marcha: ahora mismo tenemos 8 instalaciones sanitarias que están en proyecto o ya en obras, aparte del propio hospital. Están en marcha de una manera u otra. En algunos casos con la licitación de proyectos como pueda ser el caso de Cabanillas o la elaboración de proyectos, como pueda ser Horche, Yunquera o Los Valles en Guadalajara capital

Además, en pocas semanas tenemos la inauguración del centro de salud de Alcolea, otro de los edificios históricos parados durante mucho tiempo y que por fin vamos a poder abrir. Yo calculo que en 2-3 meses veremos terminadas las obras del segundo centro de salud de Azuqueca de Henares, que también ha llovido.

Porque se ha convertido en un proyecto maldito

Proyecto maldito, sí. Un proyecto que cuando estaba al 96 por ciento prácticamente nos encontramos que se pararon las obras. La empresa presentó suspensión de pagos y nos dejó en una situación muy complicada: tuvimos que volver a hacer un análisis y una valoración de qué es lo que quedaba, reponer y arreglar determinadas cosas que no estaban bien. Tuvimos que indemnizar a sociedades que la empresa constructora inicial había dejado sin pagar, y se tuvo que poner 400.000 euros más encima de la mesa para poder terminar este centro de salud.

Creo que 2 ó 3 meses se podrá inaugurar el segundo centro de salud de Azuqueca

¿Fecha aproximada de inauguración?

Yo creo que 2 ó 3 meses, pero no quiero dar más fechas porque al final siempre nos pillamos los dedos. Pero creo que por la continua relación que tengo con la empresa, que le pregunto prácticamente todas las semanas, yo creo que en torno a ese tiempo deberíamos estar inaugurando.

Como ya ha pasado dos veces, se podría dejar en ‘si no quiebra la empresa en dos o tres meses puede estar terminado

Yo espero que no. La empresa es seria y que trabaja muy bien. En dos o tres meses podremos hablar de que está terminado.

Gracias al convenio con la Diputación en consultorios locales se van a poder realizar distintos trabajos de mejora: pintura, iluminación, aire acondicionado, hasta mejorar los accesos o salvar las barreras arquitectónicas

El viernes se firmaba un convenio con la Diputación para arreglos y mantenimiento de unos 50 consultorios locales

Sí. En unos 40 ó 50 consultorios locales se van a poder realizar distintos trabajos de mejora. Mejoras desde la pintura o la iluminación, aire acondicionado, hasta mejorar los accesos o salvar las barreras arquitectónicas.

Es un importante convenio, con el cual llevamos trabajando un tiempo con la Diputación y por fin ve la luz. Es importantísimo para una provincia como Guadalajara, en la que los consultorios que dependen de los ayuntamientos no todos tienen la posibilidad y capacidad de poder desembolsar una parte de dinero para mantener estos consultorios. Para nosotros es fundamental que estén en una buena situación. Vamos a hacer una valoración de todos los que hay en la provincia y haremos una primera actuación sobre los 40 ó 50 que necesiten una mejora más importante, y a partir de ahí seguiremos firmando convenios para seguir mejorando.

Un usuario de la Sanidad tiene dos necesidades básicas: la atención sanitaria y la farmacia. ¿Hay alguna medida encaminada a ofertar que haya farmacias en el medio rural?

Esto es muy complicado. Como saben, las farmacias son también empresas privadas. Es cierto que desde hace algunos años los botiquines que se pusieron en determinados municipios, que dependen de farmacias referencia en las comarcas, están funcionando y creo que de una manera satisfactoria.

Hay una relación fluída con el Colegio de Farmacéuticos de Guadalajara y también siempre estamos dispuestos a trabajar con ellos, y a buscar mejoras o alternativas que nos permitan esto. Diputación también puso en marcha ese botiquín, que se iba llevando a determinados usuarios en determinados momentos, esos pastilleros que permitían tener un control en los municipios, que puede ser interesante que se amplíe en un futuro.

¿También tiene ayudas con la Ley de Despoblación?

Sí. Como estamos trabajando precisamente con Diputación en muchos temas que tienen que ver con la sanidad, también cualquier proyecto que en un determinado momento consideremos que puede ser interesante vamos a ir a por él.

Y está la joya de la corona: El Hospital Universitario de Guadalajara. Dijo el presidente Page la pasada semana que a finales de agosto p principios de septiembre se empezaría el traslado del edificio viejo al nuevo

Estamos haciendo un edificio que lógicamente viene a cubrir las necesidades que tenemos en la provincia de Guadalajara, pero no nos vamos a quedar ahí. Hoy por hoy tenemos que tener claro que iremos al nuevo hospital, empezaremos a funcionar, pero el traslado no va a ser inmediato ni va a ser sencillo. Es un gran traslado el que se está haciendo.

Farmacia será uno de los primeros servicios que irán, junto con Urgencias, al hospital nuevo

¿Por servicios?

Esa planificación es la que hay que sentarse a ver con la dirección del hospital, que por cierto ya llevan trabajando un tiempo en ese traslado. Hay determinados servicios que de manera inmediata tienen que pasar al nuevo hospital, como pueda ser Farmacia, porque además la comunicación entre los dos hospitales se hace a través del servicio de Farmacia. Por lo tanto será uno de los primeros servicios que irán junto con Urgencias al hospital nuevo.

A partir de ahí iremos viendo qué servicios son más fáciles de incorporar, para poder empezar a trabajar y empezar a hacerlo de manera progresiva. No podemos dejar sin asistencia a los ciudadanos, por lo tanto tenemos que compaginar la buena asistencia al ciudadano y, por otro lado, que el trabajo del nuevo hospital nos permita seguir desarrollando esa labor a día de hoy.

¿Aprenderemos de cómo lo está haciendo el hospital de Toledo, que lleva unos meses con el traslado?

Son diferentes, aunque solo sea por distancia. El traslado del de Toledo es muy complicado, porque los edificios están muy lejos el uno del otro, aquí hablamos de unos edificiso que a través de una pasarela se comunican. Tenemos que tener claro que haremos ese traslado poquito a poco, se irán poniendo en marcha determinados servicios y luego empezaremos con el plan funcional del edificio actual, del que hoy tenemos.

Empezaremos con esa reforma de la que ya hemos hablado, por lo tanto en unos años tendremos un complejo hospitalario en Guadalajara de primerísimo nivel.

El pasado sábado decaía el Estado de Alarma y hemos visto unas imágenes no muy edificantes ¿Faltaría algo más para ebitarlo? ¿Convencer o explicar más?

Voy a ser totalmente sincero: sentí tristeza, lo primero por ver la irresponsabilidad de mucha gente, que no es una mayoría. Pero tampoco eran dos. Sentí pena porque llevamos muchos meses de contención, teniendo que aplicar medidas que no nos gustan a ninguno, entiendo que a la gente no les gusta las medidas que se ponen encima de la mesa, pero que tienen un objetivo: salvar vidas.

El virus no se ha ido, va a seguir matando y va a seguir llevando a personas a las UCIs, y cada vez las personas que entran las UCIs y hospitales son más jóvenes. Por lo tanto esto no está superado. Hago un llamamiento a la prudencia, no tiene que ser el Gobierno el que te diga que no tienes que desfasarte de esta manera. La responsabilidad de cada uno de nosotros tiene que estar por encima de todo lo demás, creo que en esto tenemos que ser responsables.

Nuestras familias al final necesitan que cada uno de nosotros seamos responsables con lo que hacemos en cada momento. Es triste pasar de los aplausos del año pasado a no tener en cuenta que tenemos una gente trabajando en los hospitales que se están dejando la vida: haciendo horas, sin vacaciones y esforzándose en que todos sanitariamente tengamos una asistencia lo más normalizada posible. Y no se les está teniendo en cuenta.

Ahora mismo en la provincia tenemos a más de 90.000 personas vacunadas, por lo menos con una dosis. Estamos un poco por encima de la media. De los cuales más de 20.000 ya tienen la pauta completa. Si hubiera más dosis podríamos vacunar a más personas

En lo único que está todo el mundo de acuerdo todos, me refiero a los partidos políticos. Es que la solución es la vacunación. ¿En qué situación estamos ahora mismo? Hicieron un especial de fin de semana para mayores de 70, y hemos empezado entre 59 y 50

Está claro. Ahora mismo en la provincia de Guadalajara tenemos a más de 90.000 personas vacunadas, por lo menos con una dosis. Estamos un poco por encima de la media. De los cuales más de 20.000 ya tienen la pauta completa, son cifras importantes.

Estamos trabajando a buen ritmo, si tuviésemos vacunas estaríamos trabajando a mayor ritmo. Ahora mismo en el Centro San José, el punto de vacunación intensivo, podríamos estar vacunando a 3.000 personas diarias. No lo estamos haciendo porque no tenemos volumen de vacunas.

¿Lo que faltan son las dosis?

Nos faltan, pero en el momento en el que nos llegan aumentamos el porcentaje de vacunación de manera exponencial al número de vacunas que tenemos. No paramos ni un solo momento, no solamente en el punto de vacunación intensivo del San José, si no en cada uno de los centros de salud de la provincia de Guadalajara donde vamos cumpliendo con los objetivos.

A fecha de hoy ya tenemos municipios pequeños de la provincia que tenemos al 100 por ciento de la población vacunada, y esto es muy bueno poder decirlo. Espero que poco a poco esta vacunación, que es lo que realmente nos va a salvar, cada vez sea mayor y eso nos permita seguir avanzado en soluciones, que es lo que necesitamos.

¿Usted es optimista que de cara al verano sobre que el 70 por ciento de la población esté inmunizada?

Si hay vacuna, que entiendo que cuando el Gobierno dice esto es porque ellos saben que habrá vacuna, sé que las Comunidades Autónomas vamos a responder y vacunar a nuestros ciudadanos. Por lo tanto soy optimista, porque creo que ellos tienen datos que les va a permitir llegar a ese 70 por ciento, que es el compromiso que se adquirió en el momento que se empezó a vacunar.

Como conclusión de todo esto, si la gente fuera más responsable de lo que fue el sábado por la noche y las empresas farmacéuticas cumplen ¿Podríamos alcanzar ese objetivo?

Yo creo que la inmunidad de rebaño, que es el objetivo que todos nos marcamos, estoy convencido de que la podremos alcanzar si esas dos variables no se cortocircuitan… Podemos poder muchas vacunas, pero si la gente en la calle no es prudente, ni se cumplen las medidas de seguridad mínimas, también nos perjudica para vacunar a determinadas personas. Si esas dos variantes se dan en la buena dirección estoy convencido que sí, que al final de verano podremos llegar a ese objetivo del 70% de la población vacunada.

Compartir en Redes sociales