La covid19 y el temporal provocan la suspensión de este sábado.

Piña Guadalajara Basket
Foto Guadalajara Basket.

Juanjo Ortega

En estos tiempos, el dicho ‘pongo un circo y me crecen los enanos’, está a la orden del día. El último ejemplo lo tenemos en el Guadalajara Basket. Un club que tenía previsto un partido amistoso para reemplazar una cita liguera adelantada y que ha visto como la covid y el temporal les dejaban sin nada.

Todo empezó cuando el Guadalajara Basket y el Boadilla decidieron adelantar su compromiso liguero de este fin de semana al 20 de diciembre. Sin embargo, un positivo en el bando madrileño forzó el aplazamiento de ese encuentro que todavía espera fecha para jugarse.

Una vez modificado el horario de aquel encuentro, los morados prepararon un amistoso ante el filial del San Pablo Burgos este fin de semana para ir cogiendo ritmo de competición tras el parón navideño. Sin embargo, el temporal y la decisión de Castilla y León de cerrarse perimetralmente, han provocado la suspensión del encuentro.

Así pues, los de Peinado volverán a competir, si la covid y la climatología no lo impiden, el 17 de enero. Será en el Multiusos y contra el Alcalá.