Un golazo de Ablanque al filo del descanso otorgó la victoria al Depor ante el Conquense pese a jugar con 10 casi toda la segunda parte.

Ablanque celebra su gol seguido por Modula. Foto: CD Guadalajara.

Juanjo Ortega

Un misil de Ablanque desde unos 30 metros permitió al Depor sumar otro importante triunfo en otra cita que los morados acabaron con uno menos, en este caso por expulsión de Tomy en el minuto 55. Pese a todo, los de Gonzalo Ónega se cerraron bien y no pasaron demasiados apuros ante la Balompédica.

Había ganas de gritar y aplaudir señalaban aficionados morados antes de comenzar el encuentro, pero toda esa pasión que se veía en las hinchadas, fue contención de salida por parte de ambos equipos. Tanto Depor como Conquense no tenían reparo alguno en ceder metros cuando el rival tenía el esférico. La prioridad parecía ser no cometer errores. Ello provocó que los primeros acercamientos llegasen con cuentagotas y en acciones a balón parado. Mención especial para Quico que hizo valer su estatura en una falta lateral y un córner, pero se topó con Sierra en la primera y con la dificultad de su escorzo en la segunda.

También el Conquense probó fortuna con una falta muy escorada que Ibra envió al primer palo con muy mala intención y que terminaron sacando entre Manolo y sus zagueros.

Con el balón en movimiento, los visitantes se limitaron a un disparo lejano de Lozano, muy fácil para Manolo. El Depor, más insistente, tampoco tuvo muchas más. Un centro de Miguelito que prolongó Álex García y que sacó la zaga y una buena dejada de Grasa para Álex García que remató éste encontrándose de nuevo con la mano del arquero conquense.

Sin embargo, cuando parecía que el descanso llegaría con el 0-0, apareció Ablanque, flotado (como se diría en baloncesto) por los rivales, para lanzar un misil tierra-aire desde 30 metros que se coló por la escuadra de Sierra.

Sierra no pudo evitar el golazo de Ablanque. Foto: CD Guadalajara.

La iniciativa del capitán morado fue lo única que rompió el guión encorsetado de ambos técnicos. Un guión que pudo saltar por los aires en el inicio del segundo tiempo. Antes, Álex García trató de repetir su golazo de hace siete días, pero con suerte tremendamente dispar.

En el minuto 55, Tomy vio la segunda cartulina amarilla y el Depor se vio con 35 minutos por delante jugando en inferioridad. ¿Ónega movería ficha? No era necesario. Cierto es que sus pupilos tendrían que multiplicar su despliegue físico, pero la máxima era la misma que en el primer acto: si el Conquense tiene el balón, a replegarse y esperar.

La Balompédica que llegó a La Fuente de la Niña con el mismo ideario, tuvo un empacho de posesión, pero nunca encontró el camino hacia Manolo. Sólo en las faltas laterales o en los saques de esquina había sensación de peligro. Y recalcamos lo de sensación, porque peligro real, tampoco había mucho.

Ónega, satisfecho con el despliegue de los suyos, movió el banco más para oxigenar que para modificar el plan. Y no le salió mal porque la cita fue muriendo y el Depor se quedó con tres puntos muy trabajados que les permiten seguir en la segunda plaza.

La Fuente de la Niña volvió a acoger aficionados. Foto: CD Guadalajara.

Ficha técnica:

DEPORTIVO: Manolo, Miguelito, Tomy, Adri Catro, Ablanque, Álex García, Módula, Quico, Ramsés, Joan Grasa (Sergio Pérez, 76’) y Success (Rubio, 73’).

CONQUENSE: Sierra, Sahuquillo, Manzano (Paco Tomás, 73’), Masa, Ángel Ortiz (Chaves, 83’), Lozano (Verdejo, 83’), Fermín (José Vega, 57’), Ibra, Álvaro, Álex, Sergi (Dani Fernández, 73’).

ÁRBITRO: Gallego Sánchez. Amonestó a Cape, Rubio, Ablanque, Miguelito y Módula por los locales y a Masa, Álex, Dani Fernández y Fermín por los visitantes. Expulsó por doble amarilla a Tomy (55’).

GOLES: 1-0. Minuto 44. Ablanque.

INCIDENCIAS: Jornada 18. Fuente de la Niña. Primer partido con público aunque con limitaciones de aforo. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del socio Agustín Brihuega.

Compartir en Redes sociales