Apuesta por políticas que se puedan poner en marcha a corto plazo y que sean sostenibles desde un punto de vista financiero

El Decano

El grupo municipalista Aike ha presentado 18 enmiendas a los presupuestos de 2022 del Ayuntamiento de Guadalajara.

Susana Martínez y Jorge Riendas, presidenta y portavoz de la formación municipal, han hecho hincapié en el carácter realista avalado por los informes técnicos del Ayuntamiento, huyendo de propuestas irrealizables o demagógicas que puedan poner en riesgo la gestión municipal en el día a día. También han manifestado sus reticencias al aumento del gasto que se ha previsto para este presupuesto, que será aprobado mañana en el pleno municipal, más acorde a los ingresos que tradicionalmente se producen, sin contar incidencias puntuales como las que ocurren en el Presupuesto de 2022: venta de plazas de aparcamiento, convenio del agua con Marchamalo, ayudas desde Europa, etc.

“Nuestras propuestas van encaminadas a cosas reales que tienen que ocurrir en esta ciudad ya, como la red senderos o los huertos urbanos, proyectos implantados en numerosos municipios, de los que se ha hablado en demasiadas ocasiones y que no acaban de hacerse realidad. Proyectos imprescindibles que tienen que despegar y desarrollarse en condiciones, con presupuesto concreto para dotar a la red de bibliotecas o la creación de una Escuela de Cine”, afirma Martínez. “Desde Aike proponemos inversiones detalladas y posibles que dotarían a la ciudad de personalidad y ayudarían a destacar sus puntos fuertes, como son los Jardines del Palacio del Infantado, parte de nuestro monumento más emblemático y que están en un estado muy mejorable”, insistía la presidenta de la formación.

También han recordado desde el grupo la importancia de invertir en políticas de infancia y juventud, como crear espacios de cultura urbana en la calle, donde los adolescentes de Guadalajara tengan un lugar de encuentro para practicar skate, escalada o parkour, o apoyar nuevas políticas de vivienda para los jóvenes a través de la co-vivienda o vivienda colaborativa”, explicaban.

También han insistido en dotar presupuestariamente algunas mociones ya aprobadas en Pleno, como los Premios a la Investigación en Historia, Patrimonio Documental y Archivos, así como la escultura de Alicia en el País de las Maravillas de José de Creeft. “Tenemos que escuchar las demandas vecinales recogidas en los Consejos de Barrio, en los que mayoritariamente se apostaba por la necesidad de implantar un buen número de educadores de calle en los barrios, así como solucionar la reforma de la calle Chorrón manteniendo su doble sentido actual, para lo que proponemos crear una partida concreta en la que se pueda trabajar en ello, ya sea adjudicando la redacción de un proyecto con estas premisas o incluso abriendo la posibilidad a concursos de ideas más abiertos a lo que demanda el vecindario”, añade Martínez.

Compartir en Redes sociales