Reivindica la concreción de un proyecto que impulse a Guadalajara como ciudad, y propone usos específicos para cada edificio

El Decano

El grupo AIKE ha reivindicado hoy la concreción de un proyecto que impulse a Guadalajara como ciudad. Por ello, propone usos específicos para cada edificio y naves que conforman el complejo de “El Fuerte”. Se propone, tal y como ya anunciaran en campaña, que se potencie la apuesta cultural de la ciudad con programas de residencias de artistas, generando espacios para la producción cultural y el ensayo de todo tipo de Arte.

Jorge Riendas y Susana Martínez, portavoz en el Ayuntamiento y presidenta de la formación municipalista respectivamente, han presentado una propuesta ambiciosa, consistente en desarrollar en el Fuerte un complejo dedicado a la creación cultural (cine, danza, artes escénicas, música, escultura, fotografía, folclore, videoarte…) donde las diferentes edificaciones se complementen y generen un espacio cultural donde interactuar y generar redes. Así como ofrecer programas de residencias artísticas a nivel nacional e internacional en colaboración con universidades e instituciones europeas.

“Ya se vienen utilizando algunos de los espacios del Fuerte por productoras que quieren grabar, tanto en exteriores como interiores del complejo, pero no dispone Guadalajara de una oficina o punto de referencia que se encargue de todo lo relacionado con el cine y los rodajes. Por ejemplo, desde esa oficina podría gestionarse la actividad cinematográfica que se desarrolle, pero no sólo los rodajes que se produzcan en El Fuerte, sino todos los que puedan realizarse en localizaciones ubicadas en la ciudad, tanto los que ya se recogen en la Film Commission de Castilla-La Mancha, como en el resto de espacios que se disponen con rico valor escénico, como el Poblado de Villaflores, o la ribera del Henares y paisajes de la Finca de Castillejos… hay muchos espacios que podrían también ofrecerse de manera planificada y coordinada”, indica Riendas.

Por su parte, Susana Martínez afirma que “además, en AIKE creen que los edificios que existen en El Fuerte deben preservar su identidad. Creemos que las actuaciones que se vayan a acometer deben ser poco intervencionistas, respetando el origen por el que fueron concebidos los edificios y su entorno, manteniendo su esencia y utilizando esa peculiar identidad como hilo conductor de los diferentes espacios y edificios que hay en El Fuerte.”

Consideran que el taller de forja y electricidad podría servir, por ejemplo, como espacio escénico para nuevas creaciones y para la programación y ensayo de artes escénicas de vanguardia, las cuáles no pueden desarrollarse en los espacios que ya tiene la ciudad, como el Buero o el Moderno. También proponen que el baluarte o cuerpo de guardia se utilice para la generación de espacios de menor tamaña pero igual de necesarios para el ensayo y trabajo para artes minoritarios: danza, folklore, escultura…

El portavoz de la formación municipalista ha detallado también como “la maestranza de ingenieros, por su centralidad en el complejo, parece estar abocada a ser ese edificio de oficinas, gestión y difusión tan necesario para un proyecto de esta índole. Además, tanto el claustro anexo a la iglesia como las viviendas adosadas de los antiguos trabajadores del Fuerte, ofrecen unas inmejorables condiciones para convertirse en esos edificios llenos de vida tan necesarios, y que den sentido a un nuevo Fuerte con actividad tanto diurna como nocturna”.

Compartir en Redes sociales