Este año, ante la cercanía con el asesinato a manos de su pareja de la vecina Nicoleta Clara, se la cede el protagonismo

El Decano

Como cada 25 de noviembre en Alovera se reivindica con pesar y esperanza la erradicación de la violencia contra la mujer desde el Ayuntamiento en su día internacional.

Este año, ante la cercanía con el asesinato a manos de su pareja de la vecina Nicoleta Clara, se ha decidido por parte del Ayuntamiento ceder el protagonismo a su recuerdo, y vincular el dolor que provocó a todo el municipio su pérdida con un refuerzo del compromiso que debe de unir frente a esa lacra.

Bajo los acordes de una interpretación vocal por la soprano aloverana, Alicia Arenas, se procedió a realizar un acto institucional de recuerdo emocionado a su figura, junto a sus familiares y amigos.

En la placa se recogía un fragmento de la escritora Audre Lorde, significando el error de los silencios y poniendo en valor la capacidad de reacción de todos para activar todas las herramientas disponibles.

También se ha entregado un ramo de flores por la alcaldesa, María Purificación Tortuero, a los familiares para que este domingo coincidiendo con la fecha en la que se debería haber festejado su cumpleaños lo depositen en recuerdo de todo el municipio en su tumba.

En la Plaza de la Comunidad va a quedar fijo el árbol plantado para la ocasión, junto a la placa en recuerdo permanente de la que fue víctima número quince a nivel nacional este año en España.

La alcaldesa leyó un texto donde exteriorizó el “compromiso local que tenemos frente a cualquier violencia sobre la mujer”.

“Este año con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra el 25 de noviembre desde el año 1981, en Alovera tenemos la obligación y el pesar por tener que mirar hacia atrás con una mezcla de rabia, dolor y compromiso en el recuerdo de la pérdida de forma injusta y cruel de Nicoleta Clara, que a sus 41 años pasó a ser la víctima decimoquinta, en lo que iba de año, el pasado 29 de mayo”.

“Su asesinato nos impactó de forma dura y directa a todos los aloveranos, generando la sensación de desánimo por no haber podido anticiparnos y haber evitado un crimen tan cruel, mostrando esa necesidad de anticiparnos en la prevención de esta lacra social que ejerce violencia contra la mujer de forma tan despreciable”.

“Cuando Nicoleta Clara vivía, en aparente normalidad, en nuestro municipio vio y recibió en su domicilio las campañas que hemos desplegado desde el Ayuntamiento con el lema: “nos sobran razones contra la violencia de género”, las vería y, a su manera, la interiorizaría al igual que sus vecinos y amistades, todos sin saber que el compromiso que se les pedía les señalaría de forma tan directa poco tiempo después”.

“Por eso, después de lo vivido y con motivo de esta celebración, es momento de dar un paso más, tomar más conciencia aún de la cercanía que podemos tener con la violencia de género, en nuestra vida, en nuestro entorno, con nuestros familiares, amigos o vecinos y, ante ello, la respuesta, la movilización, el apoyo y la activación de los mecanismos de protección debemos valorarlos como una prioridad para no lamentar el haber sido ajenos a las posibilidades de actuación que podemos tener a la hora de evitar y apoyar a las víctimas”.

“Detrás de cada víctima debe florecer reforzada una mejora de respuesta de todos para llegar antes y no fallar en el apoyo que podemos dar como sociedad o municipio y, por ello, Alovera este año mezcla una mirada llena de tristeza con un renovado compromiso para frenar cualquier tipo de violencia contra la mujer”, concluye la intervención de la alcaldesa.

Compartir en Redes sociales