El galardón supone un reconocimiento a quienes con su labor contribuyen a desarrollar un avance real en la igualdad

El Decano

Sigüenza entregó ayer los dos últimos premios Ciudad de Sigüenza por la Igualdad, correspondientes a los años 2020 y 2021.

El premio es un reconocimiento a aquellas personas o entidades que, en el devenir de su trabajo diario, impulsan, con su ejemplo, la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres en el municipio.

Debido a la situación de pandemia, el Ayuntamiento de Sigüenza había anunciado el premio, pero no había podido entregárselo a la distinguida en 2020, Amparo Donderis, archivera municipal, deuda que se saldó ayer en un emotivo acto que tuvo lugar en el Auditorio de El Pósito, de forma previa a la entrega del premio 2021 al equipo Emume de la Guardia Civil de Sigüenza.

Correspondió a María Jesús Merino, alcaldesa de Sigüenza, presentar el acto. “El gobierno de nuestra región apuesta por la igualdad como motor de desarrollo y calidad de vida y, asimismo, lo hacemos en el Ayuntamiento de Sigüenza, en cumplimiento del II Plan Estratégico para la Igualdad de Oportunidades entre mujeres y hombres de CLM”, señaló al inicio del acto.

Amparo Donderis Guastavino, archivera municipal, una mujer con una trayectoria impecable que ha estudiado en profundidad la huella de las mujeres en Sigüenza, para recuperar su legado y visibilizar su contribución histórica. Al empezar su andadura como archivera municipal, se afanó en documentar y visibilizar el papel de las mujeres en Sigüenza, como parte esencial del patrimonio de la historia y cultura seguntina. Para darlo a conocer, escogió como escenario las actividades del Centro de la Mujer, en forma de conferencias o trabajos que han llevado por sugerentes títulos: ‘Ellas cuentan’, ‘Ser Mujer en 1808’, ‘Ser Mujer en los siglos XIX y XX’, ‘Aguadoras y guerrilleras’, ‘Mujeres que vuelan… hitos y leyendas de la aviación femenina’, ‘Huellas de mujer en la historia de Sigüenza’ y sus textos en el periódico local.

“Sin duda, esta labor es una valiosísima aportación para ensalzar el importante papel de las mujeres en nuestra historia pasada y presente, como un patrimonio vivo y fundamental”, destacó Merino en su presentación. Y correspondió a Teresa Franco, concejala de Mujer, glosar la trayectoria de Amparo Donderis, intercalando con gran sensibilidad, su trayectoria personal y la profesional. “Estamos felices de poder entregarle hoy, por fin, este premio, con el calor de nuestro cariñoso aplauso”, señaló la concejala, dándole las gracias, contribución a la igualdad de género en Sigüenza.

La galardonada comentó que “esta distinción, desde hoy, viste de gala mi currículum, aunque desde su concesión, el pasado octubre de 2020, ha sido mi tarjeta de presentación en cuantas actividades culturales he participado fuera de Sigüenza, dando realce y distinción a mis colaboraciones y honrando a la ciudad de Sigüenza y a su archivo municipal”. Al respecto del valor del premio en defensa de la igualdad de la mujer, Donderis afirmó, asimismo, que el premio reconoce su dedicación a la historia y en concreto a la de la mujer en Sigüenza. “Aceptarlo me obliga a suscribir mi compromiso con la defensa y el estudio de la historia de género”, añadía, además de calificar de “gran honor” que fuera María Jesús Merino, primera alcaldesa de Sigüenza, quien se lo otorgara. Se lo dedicó a las mujeres de su vida: su madre, sus hijas y su suegra ,y a las mujeres de la Historia que inspiran sus investigaciones.

Emume de la Guardia Civil

Por su parte, el galardón de este año 2021 recae sobre el equipo Emume de la Guardia Civil de Sigüenza (Mujer y Menor), un equipo especializado que trabaja de forma incansable en la atención y protección de las mujeres y de los menores de Sigüenza, y también de una amplia zona dentro de la provincia. “Es muy reconfortante saber que los profesionales que velan por nuestra protección y seguridad, en situaciones que son especialmente difíciles, lo hacen con una calidad humana encomiable. Es un honor poder entregar este premios hoy, y hacerlo en el marco de la conmemoración del Día de las Mujeres Rurales, que cada 15 de octubre nos recuerda la valiosa contribución de las mujeres rurales al desarrollo del mundo”, señaló la alcaldesa en la presentación del premio.

La Guardia Civil creó los equipos mujer-menor conocidos como Emumes en 1995, con el objeto de dar respuesta a los casos delictivos en los que se encontraban implicados mujeres y menores. A partir de 2004, se crearon Puntos de Atención Especializada (PAE) en diferentes localidades. De este modo se implementó el PAE en Sigüenza en el año 2007.

Su sede se ubica en el acuartelamiento de la Guardia Civil de Sigüenza, pero su trabajo se desarrolla en beneficio de las dos compañías territoriales de la Guardia Civil; la Primera con sede en la ciudad de Sigüenza y la segunda con sede en Molina de Aragón. En la actualidad, el Equipo está compuesto por siete guardias civiles, dos de ellas mujeres, quienes encarnan los valores que tanto admiramos pues su desempeño eficaz ha ido siempre de la mano de su gran humanidad en la atención y en el trato. En las condiciones más difíciles, en los momentos de mayor vulnerabilidad, despliegan su mirada atenta y su gran calidez humana, dotando de “alma” a su impecable ejecución profesional.

Cabe mencionar que este punto de atención especializada ha contado desde su creación con exitosos servicios profesionales, que han dado como resultado la inhibición de individuos peligrosos como fue el caso de la famosa “Operación Vivar”, con la detención de un depredador sexual y, de otras como la “Operación Andina” u “Operación Mercedes”, en la que dos mujeres fueron asesinadas de la mano de sus respectivas parejas y, en las que esta Unidad logró demostrar su implicación directa en los hechos.

“Vuestra implicación es plena y se comparte con otros compañeros más allá incluso del Emume, ya que, por ejemplo, sabemos que alguno de ellos, en su inquietud de ampliar su formación especializada, se ha inspirado en el ejemplo de vuestra teniente coronel y jefa de la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara, Cristina Moreno, para realizar su trabajo de fin de máster. Valoramos este entusiasmo y toda vuestra dedicación”, añadía Merino.

Por su parte Teresa Franco, concejala de Igualdad, destacó entre otras de las funciones del equipo Emume, “vuestra competencia al brindar una atención especial a mujeres y menores que atraviesan una situación de violencia, y cómo esta labor contribuye a prevenir y erradicar esta lacra social. Es un privilegio contar con un Punto de Atención Especializada Emume en nuestra ciudad, y saber que las personas que lo forman están tan preparadas, son tan profesionales y tienen tanta calidad humana. Gracias por vuestra labor”, dijo.

Después de dar las gracias al Ayuntamiento y al Centro de la Mujer, el sargento jefe a cargo del equipo, en representación de su compañeros, afirmó que “la función del Emume es de las más especiales y delicadas que, como cuerpo policial, desempeñamos, hace que estemos ante una constante y diaria lucha para alcanzar los más altos grados de especialización que consideramos fundamentales, porque cuando una mujer es víctima de violencia de género y acude a unas dependencias policiales, en primer lugar, va a sentarse ante una persona a la que en generalmente no conoce y va relatar una situación muy íntima de su vida que, en la mayoría de las ocasiones, ella misma cree que es irreal, y lo más duro de todo, está convencida que tiene parte de responsabilidad en la comisión de los hechos que pretende denunciar; una situación emocionalmente muy difícil. Dado lo importante de esta primera atención para el devenir de las futuras actuaciones, siempre procuramos realizarla con la máxima especialización y profesionalidad, con la finalidad de llegar al corazón de esa mujer y crear, junto a ella, un clima de confianza y empatía que la haga sentirse lo más cercana posible a nosotros y alejarla de la frialdad que supone esa primera toma de contacto en la sede policial”.

Compartir en Redes sociales