Los responsables de Asaja ha anunciado que los servicios jurídicos de la Organización están valorando la posibilidad de recurrir esta resolución del día 16

El Decano

Ante las sucesivas ampliaciones de la resolución de 15/07/2022 de la Dirección General del Medio Natural para evitar trabajos con riesgo de incendios y las declaraciones del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page el pasado jueves, que han generado un gran malestar entre los agricultores de la región, Asaja Castilla-La Mancha ha comparecido hoy en rueda de prensa para explicar su postura.

El presidente de APAG-Asaja Guadalajara y miembro del comité ejecutivo de Asaja CLM, Juan José Laso, ha explicado que esta resolución y sus sucesivas prórrogas “son un auténtico atentado a la agricultura de esta provincia”. En Guadalajara los agricultores están cosechando una media de 2 o 3 horas diarias y la cosecha lleva un retraso de unos 15 días. “Esto ha ocasionado graves problemas tanto para los agricultores como en nuestras empresas de cosechadoras, ya que la cosecha no se puede dilatar en el tiempo; Pérdidas de grano por fauna silvestre y por las especies cinegéticas, pérdidas por desgranado, posibles pérdidas potenciales de cosecha por fuegos, pedrisco, etc., así como las pérdidas en forma de salarios, comidas, etc.. para las empresas cosechadoras”, ha concretado Laso.

En referencia a las declaraciones del presidente de la región, Emiliano García-Page, Laso ha asegurado que “en esta provincia ningún agricultor, ni ninguna cosechadora se ha saltado ninguna prohibición “a la torera” y ha querido dejar claro que “una chispa de una cosechadora no es una negligencia; es un terrible accidente en el desarrollo de un trabajo; por eso nuestras cosechadoras cumplen todas las medidas de seguridad y poseen un seguro por los daños que puedan provocar”.

En este sentido ha incidido en que “lo que es una negligencia es tener miles de hectáreas de esta provincia colonizadas por especies arbustivas como la jara, retamas, aliagas, etc…; especies que medran con el fuego, sin ninguna gestión, sin ningún manejo; produciendo fuegos incontables, voraces y cada vez más agresivos y peligrosos. Un ejemplo de esto es el reciente incendio de Valdepeñas de la Sierra”.

El presidente de APAG ha manifestado -y así lo constatan nuestros agricultores- que las cunetas de caminos y carreteras, regueros, barrancos, cauces de ríos y arroyos, “no tienen ningún tipo de manejo, ni gestión; y esto produce una acumulación de biomasa que hace sean auténticas autopistas para la trasmisión del fuego. Un ejemplo de ello es el incendio de Cerezo de Mohernando” ha dicho.

Por su parte, el secretario general de Asaja regional, José María Fresneda, ha insistido en que la resolución publicada “no habla de prohibir, en ningún caso, pero la manipulación que se ha hecho de ello se ha convertido en algo muy negativo y creemos que el deseo de la Junta hubiera sido prohibir”.

Fresneda ha insistido en que “los grandes incendios no tienen que ver con la agricultura, sino con que se ha reducido la cabaña ganadera, la despoblación se ha convertido en una aliada para el fuego y por el celo de no molestar al campo, no se hacen cortafuegos, no se hacen balsas, no se mantienen los caminos, se impiden trabajos tradicionales de mantenimiento de bosques, y por lo tanto, blanco y en botella; y  por eso responsabilizamos a este modelo de administración conservacionista de los fuegos que están ocurriendo, porque no lo evitan”.

“Nosotros somos los primeros interesados en que no haya fuegos, ha remarcado, porque los agricultores se juegan su vida, su rentabilidad y sus medios de trabajo y son al mismo tiempo las verdaderas víctimas al perder su suelo, su cosecha etc…”

Los responsables de Asaja ha anunciado que los servicios jurídicos de la Organización están valorando la posibilidad de recurrir esta resolución del día 16;  “ya que estamos en plazo para presentar el recurso correspondiente y a su vez los correspondientes daños patrimoniales – como ya hicimos el año pasado y estamos a la espera de sentencia”.

Por último, han agradecido a los servicios de extinción de incendios su enorme trabajo para controlar los fuegos y a todos aquellos agricultores que voluntariamente, poniendo en riesgo su vida y patrimonio han cogido sus tractores para realizar todo tipo de cortafuegos. “Sois un auténtico ejemplo y estamos orgullosos de vosotros”.

Compartir en Redes sociales