El Gobierno regional destina 230.000 euros para que clubes y SAD afectadas por la Covid-19 mantengan su actividad

La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, comparece para informar sobre los acuerdos del Consejo de Gobierno. (Fotos: A. Pérez Herrera // JCCM)

El Decano

El Consejo de Gobierno aprobó el Decreto que regula la prestación de servicios en régimen de teletrabajo en la Junta de Comunidades, de lo que ha informado la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández.

“Se trata de un decreto consensuado con los agentes sindicales, adaptado a la realidad actual y que tiene como principal finalidad hacer compatible el derecho al teletrabajo por parte de los trabajadores públicos al mismo tiempo que garantizamos la prestación de servicios de calidad a la ciudadanía”, ha explicado la portavoz.

De esta nueva norma se podrá beneficiar el personal funcionario de la Junta y sus organismos autónomos, el personal laboral incluido en el ámbito de aplicación del VIII Convenio Colectivo o la norma que lo sustituya, el personal funcionario docente no universitario y el personal estatutario del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

Una de las principales mejoras del nuevo decreto, impulsado por la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, es la ampliación del teletrabajo a todas los empleados públicos, salvo para quienes realicen labores de dirección y coordinación, tengan una atención directa al público o aquellas personas que por el tipo de expedientes que realizan, sea imposible o incompatible esta forma de trabajar.

Otros aspectos destacables son que la norma garantiza la aportación, por parte de la Administración regional, de los medios tecnológicos necesarios para teletrabajar, establece un plan de trabajo individualizado y se mejoran las medidas de seguridad y salud del teletrabajo.

Asimismo, se recoge el derecho a la desconexión digital, se fija el posible trabajo no presencial en situaciones extraordinarias y se crea una comisión de seguimiento para hacer evaluaciones periódicas. En cualquier caso, tal como ha indicado Blanca Fernández, la opción de teletrabajar es voluntaria y reversible, y no es una obligación. Y al tratarse de una nueva regulación, habrá posibilidad de ir introduciendo mejoras en función de la experiencia que se vaya adquiriendo y siempre en el marco de la negociación colectiva.

Por lo tanto, según ha afirmado la consejera, “con este decreto avanzamos en el derecho a teletrabajar; avanzamos hacia la corresponsabilidad de las administraciones públicas en la conciliación mediante el apoyo de la flexibilidad temporal y espacial; contribuimos al desarrollo de una administración regional más digital, a la movilidad sostenible y al reto demográfico”.

El nuevo decreto sustituirá la actual regulación autonómica vigente desde hace siete años. Para la elaboración de su contenido se ha tenido en cuenta tanto la experiencia adquirida en los últimos años, como la nueva regulación estatal aprobada en la Conferencia Sectorial de Administración Pública, en septiembre de 2020, ya que era inexistente hasta esa fecha.

En cuanto a las condiciones del teletrabajo, Blanca Fernández ha explicado que no se podrá superar el 50% de la jornada en el cómputo mensual y tampoco el 33% de los equipos o servicios en los que haya peticiones de teletrabajo.

Ayudas a clubes y sociedades anónimas deportivas

Además, el Consejo de Gobierno ha aprobado el decreto que regula la concesión directa de subvenciones para que clubes deportivos y sociedades anónimas deportivas de CLM afectados por la crisis económica derivada de la Covid-19 puedan seguir manteniendo su actividad.

La consejera portavoz ha explicado que la dotación económica de este decreto será de 230.000 euros con los que el Gobierno regional ayudará a las entidades deportivas a paliar los efectos que la crisis sanitaria ha tenido en su actividad. “Y es que también el deporte en Castilla-La Mancha ha sufrido mucho las consecuencias de esta pandemia porque han estado sometidos a restricciones durante muchos meses”, ha indicado.

En este sentido, ha dicho que “somos conscientes de que las entidades deportivas, especialmente las que compiten a un nivel más alto, están teniendo que desarrollar su actividad bajo medidas excepcionales y protocolos de seguridad, lo que ha generado un sobresfuerzo económico y una drástica disminución de los ingresos que pone en peligro el mantenimiento de su actividad deportiva. Esta es la razón por la que dimos el visto bueno a este decreto, con el que queremos contribuir a paliar las dificultades económicas generadas por la falta de ingresos y conseguir el mantenimiento de la actividad y la existencia de estas entidades”, en palabras de la portavoz.

Las subvenciones están dirigidas a los clubes deportivos y sociedades anónimas deportivas que tengan inscritos equipos en competiciones oficiales nacionales en las modalidades de fútbol, fútbol-sala, baloncesto, balonmano y voleibol. Además de a los equipos nacionales que juegan fuera de Castilla-La Mancha, se va a ayudar a los equipos de 3ª División de fútbol.

Según los datos aportados por Blanca Fernández, se estima en torno a 71 el número de equipos beneficiarios de la subvención: 31 de fútbol, 12 de fútbol sala, 14 de baloncesto, 7 de balonmano, 5 de voleibol y 2 de baloncesto en silla de ruedas.

En cuanto a la cuantía que podrán percibir oscila entre los 500 y los 8.000 euros, dependiendo de la categoría en la que esté jugando el club y el porcentaje de pérdidas que haya tenido. En concreto, los importes serán para la Primera Categoría deportiva de 4.000 a 8.000 euros; en la Segunda Categoría las cuantías oscilarán entre 2.500 y 5.000 euros; en la Tercera, la horquilla va de los 1.600 a los 3.200 euros y en la Cuarta y última categoría, las ayudas podrán ir de 500 a 1.000 euros.

Compartir en Redes sociales