• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Provincia

Blanco ha destacado el potencial económico de la zona durante el acto de puesta de la primera piedra de esta plataforma en el polígono Comendador, que levantará una nave de 36.000 metros cuadrados sobre una parcela de más de 60.000

El Decano

El alcalde de Azuqueca de Henares, José Luis Blanco, ha destacado el potencial económico de Azuqueca de Henares durante el acto organizado por la empresa Zanda Reim con motivo de la colocación de la primera piedra de la nueva plataforma de uso logístico que se ha proyectado en el polígono industrial Comendador. “La situación geográfica de Azuqueca hace que hayamos tenido un desarrollo enorme – no sólo logístico, sino también industrial- a lo largo de los últimos 20 o 30 años. Y seguimos creciendo”, ha dicho el regidor, que ha recordado que un terreno en el que hace décadas los niños de Azuqueca jugaban al fútbol, pasará  a albergar ahora una instalación logística generadora de actividad y de empleo. En este sentido, Blanco ha abogado por el empleo de calidad y ha mostrado la disposición del Ayuntamiento y de la Junta para la profesionalización del sector de la logística, con proyectos como la Formación Profesional Dual.

La delegada de Economía, Empresas y Empleo en Guadalajara, Susana Blas, se ha referido al peso del sector de la logística para amortiguar la crisis financiera y pandémica, ha dado la bienvenida a inversiones que suponen un impulso en la provincia y ha destacado el peso de Azuqueca y de la provincia como polo de atracción de inversiones.

Alejandro Coba, socio director de Zanda Reim, ha destacado la ubicación privilegiada de la parcela, con excelentes comunicaciones y próxima a la estación del tren de Azuqueca (ha señalado que el suelo cuenta incluso con una conexión con la red ferroviaria) y se ha referido al “esfuerzo medioambiental” del proyecto que cuenta con certificación de sostenibilidad Breeam nivel excelente.  Se han previsto aljibes para riego, un drenaje sostenible del agua de lluvia para evitar colapsos en los colectores, lucernarios para mejorar la iluminación pasiva y la nave está preparada para la instalación de placas fotovoltaicas y de cargadores eléctricos, entre otros aspectos de sostenibilidad.  “Un suelo en condiciones de desuso se va a transformar en un activo de primer nivel”, ha afirmado Coba.

La obra la está ejecutando la empresa Magna y contempla la construcción y puesta en funcionamiento de una nave alquilable de 36.000 metros cuadrados, 1.800 de ellos destinados a oficinas, sobre una parcela de algo más de 61.000 metros de superficie. En octubre, comenzaron los trabajos de limpieza, desbroce y movimiento de tierras, para dar paso después a la cimentación. Según las estimaciones de la empresa promotora, la nave  estará terminada en julio de 2023.
 

Compartir en Redes sociales