El presidente de las Cortes ha hecho balance tras la aprobación de los Presupuestos para 2021

Pese a la agresividad de algunos debates, hubo unanimidad en agua, despoblación, infancia e igualdad de género. Y que 11 de las 12 leyes se aprobaron sin votos en contra

El Decano

El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, ha realizado balance de la actividad parlamentaria de 2020, “el año más difícil y el más productivo”. Tras la aprobación, el martes por la noche, en sesión plenaria de los Presupuestos para 2021 de la Junta, compareció para destacar que, a pesar de la pandemia, se han celebrado 26 plenos y “se ha aprobado la friolera de doce leyes”, los números más altos de la última década.

Se refirió al balance de actividad del primer año completo de la X Legislatura, que se salda con 82 reuniones -algunas telemáticas- de la Junta de Portavoces y de la Mesa, 26 sesiones plenarias y 56 convocatorias de comisiones. Una labor que se ha desarrollado aplicando medidas excepcionales por la pandemia, incluyendo un parón de actividad presencial entre el 13 de marzo y el 4 de junio-, y que, pese a todo, arroja un balance intenso de trabajo que ha agradecido a los tres grupos.

“El compromiso que teníamos de recuperar todo el tiempo que el coronavirus nos robó, cuando tuvimos que confinarnos en casa, lo hemos cumplido”, subraya Bellido, que además destaca el alto grado de acuerdos que se ha alcanzado, a pesar del tono “agresivo” de algunos debates.

Leyes aprobadas

En el segundo periodo de sesiones, que se vio interrumpido por el estado de alarma pero también se prolongó de manera excepcional incluyendo todo agosto como hábil, fueron aprobadas las leyes del Tercer Sector Social; de Evaluación Ambiental; de modificación de la Ley 11/2003 del Gobierno y del Consejo Consultivo; de Fomento y Coordinación del Sistema de Investigación, Desarrollo e Innovación -conocida como Ley de Ciencia-; de Medidas Urgentes para la declaración de proyectos prioritarios; de creación de los Colegios Profesionales; y de Bienestar, Protección y Defensa de los Animales.

Mientras, en el segundo periodo de sesiones, entre septiembre y diciembre, culminaron positivamente su tramitación parlamentaria las leyes de reserva estratégica de productos sanitarios; la de Patrimonio; la de concesión de crédito por gastos electorales; y la proposición de ley socialista para elevar al Gobierno central un proyecto de ley contra la ocupación ilegal de viviendas. Con todas estas, el balance en lo que va de legislatura alcanza ya las 18 nuevas normativas regionales.

El presidente de la asamblea castellanomanchega no destacó solo la cantidad, sino la existencia de acuerdos en la actividad parlamentaria. Así, de las doce leyes aprobadas, la mitad lo fueron por unanimidad y todas menos los Presupuestos lo hecieron sin votos en contra. Un hecho que, además de la “predisposición” de los grupos al acuerdo, también “demuestra que, aunque tiene mayoría, el Gobierno quiere pactar y sumar y que las leyes que se han llevado al parlamento eran necesarias, alguna incluso innovadora y pionera como la Ley de Medidas Urgentes o la Ley de reserva estratégica de material sanitario”.

Pero además se alcanzaron acuerdos en aspectos fundamentales como agua, despoblación rural, infancia, violencia de género, financiación local, sector primario o transporte público. “Ha habido más acuerdos que discrepancias”, valoraba, a la vez que admitía que en el panorama político nacional esta situación hace que las Cortes regionales sean “un oasis de normalidad y ojalá sigamos siéndolo”.

En este sentido, lamentó que en 2020 “el tono se ha elevado y ha habido una mayor agresividad” que en el primer tramo de la legislatura en 2019: “tengo que apelar a la recuperación del respeto, porque es positivo” y ha confiado que este “esfuerzo de acuerdo y de consenso” que se traslada a los hechos se mantenga también en la práctica del debate parlamentario.

En materia de control al Gobierno, se han producido casi un centenar de preguntas orales en Pleno, dos comparecencias del presidente de Castilla-La Mancha , ocho comparecencias del Consejo de Gobierno en Pleno y dos rondas de Consejo de Gobierno en comisión sobre la gestión en el estado de alarma y presupuestos.

Unas Cortes abiertas a la sociedad

“Las Cortes regionales son mucho más que la producción legislativa”, recordaba Bellido, para quien resulta prioritaria la política de conectar con la sociedad a través de las nuevas tecnologías, la apertura de puertas de la sede del Convento de San Gil en Toledo y la presencia de actividad parlamentaria sobre el territorio.

El presidente de las Cortes regionales, que también hizo referencia a la puesta en marcha de planes de accesibilidad e igualdad en el parlamento, realizó más de una quincena de visitas a municipios de las cinco provincias de la región. Manifestó su intención de continuar con estas visitas para mantener el vínculo con ayuntamientos, empresas, agentes sociales, entidades y asociaciones) y, en especial, “poner el foco” en los municipios pequeños.

Compartir en Redes sociales