Toda la cúpula actual del PP nacional, regional y local “le debe el puesto a Cospedal, y quizá por eso callan ante su imputación

El Decano

El secretario general del PSOE de Guadalajara, Pablo Bellido, ha destacado hoy lo conseguido después de tres años de la llegada del PSOE a la Moncloa, “un Gobierno para la igualdad que además ha supuesto un nuevo impulso para la provincia”. “Con Rajoy teníamos una España parada y una Guadalajara olvidada, y con Pedro Sánchez tenemos una España más libre, justa e igualitaria, pero también una Guadalajara que cuenta, porque se nos escucha y se nos atiende”.

En su balance de estos tres años desde la moción de censura que en junio de 2018 llevó a Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno de España, “motivada por la presencia constante de la corrupción en el Gobierno del PP”, con dos elecciones generales ganadas posteriormente, Bellido ha destacado algunas de las acciones específicas para la provincia que se han llevado a cabo en este tiempo, como la inversión de 40 millones para infraestructuras en las municipios ribereños; la puesta en marcha de un convenio de transición justa para la comarca de Zorita; “el impulso sin precedentes en la extensión de la banda ancha”, “un apoyo como nunca a las políticas contra la despoblación” y el reciente anuncio de la implantación de una fábrica de electrolizadores para generación de hidrógeno verde que, “pudiendo estar en cualquier lugar del país, estará en nuestra provincia, lo que agradezco al Gobierno y es una prueba más de la alianza entre Pedro Sánchez y Emiliano García-Page”.

Bellido también ha destacado el impulso de las inversiones a través del 1,5% Cultural para mejoras en patrimonio de Guadalajara capital, Brihuega, Pastrana y Sigüenza, que se han duplicado respecto al último año de gobierno de Rajoy, así como los “avances y mejoras” en el tren de alta velocidad, que este mes incrementa sus trayectos en la parada en la estación de Valdeluz gracias al nuevo AVLO.

Una España más justa e igualitaria”

Según el secretario general del PSOE provincial, Sánchez ha dado “un impulso a un país que estaba paralizado por el quietismo de Rajoy”, y ha orientado las políticas hacia una “España más justa e igualitaria”, que ha enfrentado la crisis económica derivada de la pandemia “reforzando los servicios públicos y ayudando a quien más lo necesita”, lo que constituye una “manera diametralmente opuesta a como lo hacía el PP, basada en los recortes, generación de precariedad y desigualdad”.

Por último, en su balance Bellido también ha recordado los enormes avances legislativos que han supuesto algunas de las leyes aprobadas en estos últimos meses como la Ley de Educación que ofrecerá “más calidad e igualdad”; la de Cambio Climático; o la de Eutanasia, que “amplía la libertad individual para decidir en todo momento”, así como las “políticas justas” que, de manera transversal, afectan a toda la población y “directamente” a quienes más demandan el apoyo del Estado: la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital, “las subidas históricas del SMI”, la recuperación del subsidio para mayores de 52 años eliminado por Rajoy, “el incremento de las pensiones, particularmente las más bajas”, el “acuerdo histórico de los Ertes”, los refuerzos de la sanidad pública, las becas de estudios y “la inversión para luchar contra la violencia m machista” o, entre otras, la concesión de cobertura para autónomos, “con unos derechos que jamás habían tenido en democracia”. También ha subrayado la obtención de un fondo europeo de 140.000 millones para “el Plan de Recuperación y de transformación para tener una economía más sostenible”.

“Corrupción: Casado y Núñez no pueden ignorarlo”

Bellido ha recordado que el contexto en el que se produjo la moción de censura con un Gobierno del PP “preso por la corrupción sistémica del partido y sus dirigentes”. En este mismo sentido, ha criticado el actual “pacto de silencio y mirada para otro lado” de los actuales responsables del PP en España y Castilla-La Mancha, Pablo Casado y Paco Núñez, “a quienes puso Cospedal en su cargo”, con respecto a la Kitchen, por la que ya está imputada la anterior secretaria general del PP y presidenta del partido en la región. “Si el PP quiere regenerarse tiene que marcar distancia con una corrupción que ahora ya está probada, y con cada vez más indicios de que se extendía a capas más amplias del PP. Eso, además del uso privativo y particular de la Policía por parte de un partido, algo ante lo que cualquier demócrata que se precie no puede callar”.

Compartir en Redes sociales