• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Provincia

La responsable de SSPA, Sara Bianchi, afirmó, durante el Foro Next Educación en Molina de Aragón, que es crucial de cara a arrojar resultados positivos que puedan servir para incorporar nuevos territorios cuando la UE revise esta medida dentro de tres años

Marta Perruca

El Foro Next Educación puso el foco ayer en Molina de Aragón como “Corazón de la Despoblación”, no sólo en España, sino también en Europa. Entre las distintas mesas de debate moderadas por el periodista y sociólogo Manuel Campo Vidal, por las que pasaron representantes de las administraciones de otros territorios despoblados, alcaldes, emprendedores y periodistas, se reservó una mesa para hablar sobre el papel de la Unión Europea (UE) en el problema de la despoblación que puso sobre la mesa ideas muy interesantes, sobre todo, teniendo en cuenta que todas las provincias que rodean este Señorío de Molina: Teruel, Soria y Cuenca, han resultado beneficiarias de una fiscalidad diferenciada por tener menos de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado.

Sin embargo, esta comarca, que se encuentra en el corazón de la despoblación de Europa, con una densidad de población de menos de 1,8 habitantes por kilómetros cuadrado, se ha quedado fuera de esta posibilidad, porque su realidad queda enmascarada por el crecimiento que está experimentando el 6% del territorio de la provincia de Guadalajara, en el Corredor del Henares, con lo que la provincia en su cómputo general, está ganando población, pero paradójicamente, el 94% de su territorio languidece.

La Ley contra la Despoblacion de Castilla-La Mancha ha puesto sobre la mesa una serie de beneficios fiscales y un mayor incremento en las ayudas a la inversión, a los habitantes y emprendedores de las zonas rurales de la región, pero se ciñen sólo a la cuota autonómica y las convocatorias regionales.

Sara Bianchi, coordinadora de la Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (SSPA por sus siglas en inglés, Southern Sparsely Populated Areas), que ha conseguido esta importante diferenciación para las provincias de Cuenca, Teruel y Soria, explicaba que dentro de la red han trabajado en las ayudas de Estado “que son una excepción que concede Europa, pero que tiene que estar muy bien justificada”. En esta línea señaló dos ayudas que la UE permite que los Gobiernos concedan a los territorios: Las Ayudas a la Inversión y las Ayudas al Funcionamiento.

De esta manera, en relación a las Ayudas a la Inversión relató, que las empresas de Guadalajara, igual que las del resto de la región, puesto que Castilla-La Mancha se encuentra por debajo de la media europea, cuentan con un porcentaje de ayuda del 30% para las grandes empresas, un 40% para las medianas y un 50% para las pequeñas. En Soria o en Teruel “para las inversiones, el porcentaje es un 10% menos que aquí”, subrayó.

La Red Zespa, no obstante, ha estado trabajando en las Ayudas al Funcionamiento, “porque vimos que existía una pequeña puerta por la que podíamos entrar que permitía la normativa europea que son los 12,5 habitantes por los que hemos logrado meter a Cuenca, Soria y Teruel”.

Para ello, han abordado un minucioso estudio sobre la situación de las empresas de esos territorios y el impacto beneficioso que podrían tener estas ayudas sin alterar la competitividad de las empresas limítrofes: “Europa sólo concede estas ayudas si se demuestra que, desde el punto de vista de la competitividad entre empresas, no perjudican a las empresas que están al lado”, todo ello justificado con los ejemplos de Noruega, Finlandia y Suecia.

Bianchi destacó la importancia para la provincia de Guadalajara de poner en marcha esta experiencia en las provincias vecinas “porque si se demuestra que estas ayudas de verdad revierten la despoblación será más fácil para el próximo periodo de ayudas de Estado, que se va a revisar en tres años, poder añadir territorios” e hizo hincapié en que “Europa no va a conceder más territorios si no se ponen en marcha, primero, los territorios que tienen esta posibilidad”.

Al mismo tiempo explicó que esta ampliación de las ayudas ya ha sido concedida por la UE, pero corresponde ahora al Estado Español definir de qué manera se va a llevar a cabo: “Nosotros estamos haciendo mucha presión y es beneficioso también para Guadalajara presionar para que se pongan en marcha lo antes posible en esas provincias y que se demuestre que funciona”.

La responsable de Zespa puso el foco en que España se encuentra en un momento crucial para aprovechar este impulso, porque existen empresas que operan fuera de Europa que quieren volver a nuestro continente y buscan emplazamiento. En esta línea, entiende que podrían preferir países del Este, donde se pagan menos impuestos, pero que “esta puede ser una posibilidad para que territorios de España puedan ser atractivos para estas empresas”, argumentó.

Por su parte, quien fuera eurodiputada del Parlamento Europeo, Pilar Ayuso, puso sobre la mesa que el problema de la despoblación no es sólo una cuestión que afecte a España, sino a todo el conjunto de la Unión Europea donde también sufren las consecuencias del envejecimiento de la población, con especial incidencia en el Sur y en el Este de Europa e insistió que las zonas rurales necesitan oportunidades de empleo para garantizar su futuro: “En las zonas rurales vive quien tiene un empleo o el que no necesita nada, porque es pensionista o porque se puede permitir ese lujo”, señalo. Para ello, recordó que existen varios mecanismos de financiación como la Política Agraria Común (PAC), el Fondo de Desarrollo Rural (Feader) y el Fondo de Cohesión, así como el mecanismo de recuperación y resiliencia y los fondos de investigación “esos son los fondos disponibles que todos ellos llevan cofinanciación del estado miembro y muchas veces de las comunidades autónomas”.

La eurodiputada castellanomanchega del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo puso sobre la mesa que el problema de la despoblación, hasta hace relativamente poco, se focalizaba en el seno de la UE en esos países del norte de Europa, como Escocia, Finlandia o Suecia “y nosotros repetimos insistentemente que en Guadalajara tenemos una densidad de población que en algunos pueblos es incluso inferior a la que tiene la Laponia”.

En este sentido, señaló que, “desde hace tiempo estamos trabajando para poner en las agendas públicas europeas el fenómeno de la despoblación” y en esta línea apuntó que se han conseguido logros muy importantes como que la Comisión Europea haya asumido el compromiso de abordar políticas activas y estrategias directas desde Europa para frenar la despoblación en las zonas afectadas: “Fruto de ese compromiso, por primera vez tenemos una Comisaria que es responsable de Democracia y Demografía”, dos conceptos estrechamente unidos, “porque si no tenemos igualdad en los derechos básicos y si somos consideradas las zonas rurales como ciudadanos de segunda, estamos teniendo un retraso democrático”.

Maestre argumentó que se están dando pasos en este sentido: “El Next Generation, los Fondos Europeos, la normativa dentro de la Agenda Europea que tiene que ver con la transición energética y el Pacto Verde, va incorporando de forma transversal, lo que en Europa se llama el “Mainstreaming” que consiste en que en todas las políticas y decisiones que se tomen en Europa tengan una visión transversal del impacto de reto demográfico”, pero llamó la atención en que todavía “queda mucho por hacer”.

Las principales conclusiones del Foro Next Educación

La celebración del Foro Next Educación “Molina de Aragón: Corazón de la despoblación” aportó otras ideas interesantes como la necesidad de descentralizar el conocimiento: “Tenemos que convertir cada comarca, en la que esto sea posible cualificando a la población, en un territorio rural inteligente. Lo que quiere decir que a partir de conectividad, de mínimos servicios, sea posible dar apoyo al factor humano que es donde está la inteligencia y es el que tiene que transformar realmente la situación”, señalaba en el apartado de conclusiones el periodista Manuel Campo Vidal.

También se hablo de la importancia de generar oportunidades de empleo e intervenir en el desarrollo de la vivienda, una cuestión que parece que sólo es importante en los territorios urbanos, pero que se ha desvelado como un hándicap a la hora de fijar familias en el medio rural.

El problema es complejo y la solución no se va a materializar a corto plazo, pero este foro puso el foco en la esperanza, en la acción y en la voluntad, porque tal y como se recordó, los territorios sin un proyecto no tienen futuro. “Hemos avanzado mucho. Por ejemplo, hay un ministerio sobre esta cuestión que antes no existía, y la esperanza de que se apliquen políticas transversales, en lugar de sectoriales”, afirmó Campo Vidal.

Se contaba con la presencia de responsables de los gobiernos de Aragón, Galicia y Castilla-La Mancha. Jacobo José Rey Sastre, director general de Familia, Infancia y dinamización Demográfica de Galicia señalaba que en su territorio no había municipios con menos de 200 habitantes, cuando en el Señorío esta es la realidad de la mayoría de sus pueblos, pero afirmaba que si esta comarca es el corazón de la despoblación “yo vengo del corazón del envejecimiento en España”.

En Castilla-La Mancha, el vicepresidente del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro ponía el acento en la Ley contra la Despoblación, que entraba en vigor recientemente y “que ya ha empezado a beneficiar a 90.000 personas con la Declaración de la Renta que se está tramitando en estos momentos”.

Ignacio Urquizu, alcalde de Alcañiz (Teruel), sociólogo y profesor de Sociología en la Universidad Complutense de Madrid, ponía sobre la mesa que si bien se habla mucho de la financiación autonómica, nadie se plantea la cuestión de la financiación local para que los ayuntamientos de los municipios más pequeños tengan los recursos para prestar servicios a sus vecinos.

Martínez Guijarro proponía abrir el debate para aclarar la organización de la financiación autonómica, al margen del peso que tenga la población, porque tal y como recordaba el presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido, Alcalá de Henares presta servicio sanitario a un volumen de población parecido al de la provincia de Guadalajara con un Hospital y un puñado de centros de salud, mientras que Guadalajara necesita un Hospital Provincial, varios centros de especialidades y una red compleja de centros de salud y consultorios médicos que, lógicamente, requieren una mayor inversión.

Manuel Campo Vidal destacó que más de 200 personas se registraban para participar presencialmente en el Foro Next Educación en Molina de Aragón, mientras alrededor de otras 200 lo han seguido de manera on line: “Lo que nos permiten conseguir el objetivo principal que era colocar a la provincia de Guadalajara en el lugar que le corresponde; reclamar, con el respeto debido, el mismo tratamiento fiscal que en otras provincias y sobre todo, compartir ejemplos claros”, concluyó.

Compartir en Redes sociales