José Luis Vega. Presidente de la Diputación de Guadalajara

La aparición de un nuevo medio de comunicación siempre es una buena noticia. Más aún en tiempos complicados como los que estamos viviendo, con una crisis sanitaria que ha afectado a muchos sectores, entre ellos, el de los medios informativos.

Es casi un tópico decir que sin periodismo no hay democracia. Pero es completamente cierto y es aún más palpable en momentos de incertidumbre como el actual, en el que todos estamos expuestos a la proliferación de bulos y desinformación.

El nacimiento o recuperación de un medio de comunicación siempre suma pluralidad informativa a nuestra sociedad. Aporta nuevos ángulos desde los que observar la realidad por parte de la ciudadanía que, no lo olvidemos, es la destinataria del derecho a la información, para extraer su propias conclusiones a la vista de los hechos.

Recientemente, en la entrega del premio Manu Leguineche a Pepa Bueno, esta gran profesional del periodismo defendió como muy necesaria la existencia de medios locales y el tipo de información que ofrecen. Vino a decir que una de las explicaciones que se apuntan para tratar de entender la penetración de mentiras y teorías conspiranoicas en el medio rural estadounidense es la desaparición de la prensa local, la que cuenta y busca la verdad de los hechos más próximos, mientras que contar con cabeceras locales nos da fortaleza.

Comparto plenamente el planteamiento de Pepa Bueno. Por eso me alegra poder estar dando la bienvenida a un nuevo medio de comunicación en Guadalajara, que recupera además una cabecera histórica de nuestra provincia.

Mucho ánimo y buena suerte a todo el equipo de El Decano en esta nueva andadura.