Una reunión de la Junta Local de Seguridad, copresidida por el alcalde y la subdelegada del Gobierno, ha ratificado el protocolo

El Decano

Cabanillas del Campo ha formalizado hoy el último paso pendiente para solicitar la inclusión del municipio en el Sistema VioGén de protección a víctimas de la violencia de género. Para ello, el Salón de Plenos del Ayuntamiento ha acogido una reunión de la Junta Local de Seguridad, copresidida por el alcalde, José García Salinas, y la subdelegada del Gobierno, Mercedes Gómez, en la que se ha ratificado el «Protocolo de Coordinación y Colaboración» que se establece entre la Guardia Civil y la Policía Local de Cabanillas, para la protección de mujeres víctimas de violencia machista en la localidad. Además de Salinas y Gómez, han firmado el citado protocolo el comandante jefe de Operaciones de la Guardia Civil de Guadalajara, José Luis Mendoza; y el jefe de la Policía Local cabanillera, Avelino Parreño.

Además de los cargos citados, en la reunión de la Junta de Seguridad también han estado presentes, en representación del Instituto Armado, el teniente jefe accidental de la compañía, Antonio Rebella, y el subteniente comandante de puesto, José Antonio Espinosa. En representación de la Subdelegación del Gobierno también acudieron a la cita el jefe de la Unidad de Violencia de Género , Juan Miguel Parrilla, y la secretaria general, Mª Paz Herranz. Y por parte del Ayuntamiento han estado presentes los dos ediles del área de Igualdad y de la Mujer del Consistorio, Luis Blanco y Abigail Cordero; así como Dolores Llorca, trabajadora del Equipo del Centro de la Mujer. También asistió, en representación de la Junta de Comunidades, el jefe de Servicio de Protección Ciudadana, Miguel Ángel Ballano.

Este «Sistema de Seguimiento Integral de casos de Violencia de Género» (VioGén) es un instrumento de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior que funciona desde 2007. El protocolo ratificado hoy en Cabanillas establece, entre otras cuestiones de funcionamiento, cómo se reparte el trabajo entre la Guardia Civil y la Policía Local a la hora de dotar de protección a las víctimas de esta violencia machista en la localidad. Este protocolo fija que un 25% de las víctimas consideradas en «riesgo bajo», o con un nivel de riesgo no detectado, pasan a ser directamente atendidas por los agentes del cuerpo policial municipal, mientras que el resto dependen directamente de los números de la Guardia Civil, que también son directamente responsables de aquellas víctimas en riesgo medio o elevado.

Una vez ratificado este protocolo, el mismo se eleva a la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio de Interior, con una solicitud formal de incorporación al Sistema VioGén, para que una vez aceptada se proceda a la firma del definitivo convenio entre el Ayuntamiento y el citado ministerio.

Compartir en Redes sociales