Una decena de hosteleros participan en una reunión con responsables políticos y el jefe de la policía local

El jefe de la Policía Local, el alcalde y la concejala de Comercio recibieron a una decena de empresarios de bares y restaurantes

Una decena de hosteleros de la Cabanillas del campo participaron, en el Ayuntamiento, en una reunión que tenía como objetivo de coordinarse para evitar problemas en los previsibles “vermús navideños” que se celebrarán los próximos días 24 y 25 de diciembre, y 31 de diciembre y 1 de enero. Atendideron a los representantes de los bares y restaurantes el alcalde, José García Salinas; la concejala de Comercio, Abigail Cordero, y el jefe de la Policía Local, Avelino Parreño.

Los representantes municipales recordaron a los hosteleros la importancia de mantener el máximo rigor con las medidas de prevención contra la COVID-19 también en los citados días, tal y como vienen haciendo de manera ordinaria en las últimas semanas. García Salinas les instó a que eviten superar los aforos decretados por las autoridades sanitarias, y les ofreció la colaboración del consistorio para afrontar estas jornadas.

En la reunión se recordó que Cabanillas, como la mayor parte de la región, sigue en Nivel 2 de emergencia sanitaria, lo que implica que el aforo de los bares en interiores está limitado al 50%, el de las terrazas exteriores al 75%, que está suspendido el servicio de barra, y que se mantiene la medida del “toque de queda”.

Se trataba de poner en común las medidas que se seguirán los días 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 de enero

Tanto el primer edil como el jefe de la Policía Local recomendaron a todos los bares que, para estos días en los que se prevé más afluencia de público, establezcan un sistema de reserva de mesas con su clientela, dado que no se permite permanecer de pie en el interior de los establecimientos, ni tampoco formar corrillos y consumir bebidas en la vía pública, fuera de las terrazas que asignadas a cada bar.

Salinas ha explicado también que por parte del Ayuntamiento se establecerá un dispositivo especial de vigilancia en esos días, con presencia constante de Policía Local y miembros de Protección Civil, y apoyado por la Guardia Civil. Estas patrullas pasarán por las distintas zonas del municipio con negocios hosteleros, para garantizar que la clientela mantiene las medidas de prevención establecidas.

Finalmente, desde el Ayuntamiento se quiere lanzar un mensaje de responsabilidad a la ciudadanía, para que facilite la labor de los empresarios de hostelería, y atiendan todas las instrucciones previstas para estas jornadas, buscando la máxima seguridad, y evitando contagios indeseados.

Compartir en Redes sociales