• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión

Resu Lorenzo

Después de un intenso verano lleno de calor, con el fin de fiestas patronales y guardadas las barbacoas, llega el momento de poner un poco de orden a todo el descontrol de horarios, desarreglos de comidas y una filosofía de vida de disfrute. Probablemente hayas oído: “es que luego el invierno se hace muy largo”

El final del verano llegó … y así hace ya unos años, lo cantaba el Dúo Dinámico. Ahora es momento de limpieza general de las casas, cambio de armarios, con la ayuda en muchas ocasiones de empleadas de hogar que en este mes de septiembre están de enhorabuena, pues han conseguido dos beneficios según publica el BOE que son: la indemnización por despido y nuevas cotizaciones por desempleo. Un gran logro para una profesión que tanta falta hace en muchos hogares.

Dicen que el momento perfecto para hacer el cambio de armario es hacerlo a finales de primavera, en mayo o junio y a principios de otoño, generalmente en septiembre. Ordenar por colores, cada oveja con su pareja, enrollar la ropa para que así ocupe menos sitio, reciclar y de todo ello conoce bien la experta japonesa en el orden, Marie Kondo, que con su libro la Magia del Orden, cambia muchos conceptos, y nos adentra en el mundo del orden que tan necesario es en todos los ámbitos de la vida.

Para simplificar y no guardar tantas ropas, a finales de los años 70 apareció la idea de crear un armario con pocas prendas básicas que permitieran crear varios looks atemporales, el llamado armario cápsula. Y fue en los años 90, cuando Donna Karana lo popularizó con su colección “seven esasy pieces”. Lo más importante de tener un armario cápsula es evitar compras impulsivas y no acumular. El orden es armonía, proporciona paz. Ya no solo en los armarios, sino en la alimentación, en la mesa de tu oficina, en tus horarios, en tu mente, en tus relaciones que hacen que tengamos un vida plena y ordenada. Hasta hace muy poco comprarte un abrigo o unas zapatillas, significaba esperar a escribir la carta de los reyes Magos o tener paciencia para que en tu cumpleaños te lo pudieran comprar. Sin embargo, ahora a golpe de un solo click, eliges modelo, color, pagas y al día siguiente está en casa. ¡Vaya inmediatez! con las compras on line que tanto han afectado al pequeño comercio. Muchas de las cosas que se compran, son innecesarias pero que se convierten en indispensables.

Con todo ello, lo que quiero decir es que el concepto de orden va más allá de tener una casa limpia y ordenada, va de hacer un parón y plantearte quien o qué tiene que desaparecer de tu día a día., y como si fuese una prenda de ropa, salir del armario. Simplificar, menos, es más, esto hasta en una inspección de hacienda, donde tienes que dar las explicaciones justas y precisas.

¿En qué áreas de tu vida necesitas poner orden? El problema no está en el cajón de los calcetines desordenados, tal vez esté en tu interior.

Fdo. Resu Lorenzo

Economista- gestora adtiva.

Ceo de Parlorenzo

Compartir en Redes sociales