Mientras el Ciudad de Guadalajara sumaba un triunfo en la fase de ascenso, el Sacedón encajaba otra derrota por la permanencia.

Alegría en el banquillo del Ciudad de Guadalajara. Foto: Ciudad de Guadalajara.

El Decano

Cara y cruz para nuestros dos representantes en la Segunda B de fútbol sala. Mientras el Ciudad de Guadalajara se imponía al Juventud en la fase de ascenso, el Sacedón cayó derrotado en su visita a Ibi.

La buena noticia llegó en el Grupo 2C este domingo. Un triunfo del Ciudad de Guadalajara que mantiene vivo el sueño de la Copa.

El partido fue muy igualado de principio a fin, sin un claro dominador. De hecho, el primer acto apenas registró ocasiones de gol. Nada más comenzar el segundo tiempo, Alamancos adelantó a los suyos. Los burgaleses empataron a falta de nueve minutos y ahí se abrió un correcalles que se mantuvo hasta que, a falta de siete segundos y con portero-jugador, los locales anotaron el defintivo 2-1 por medio de Alamancos.

En el Grupo 4D, el Sacedón nadó y nadó, para terminar ahogándose en la orilla ante el Ibi. Ambos conjuntos necesitaban la victoria, pero ésta recayó en los locales, 7-5, tras un partido loco.

En el primer acto y tras un gol inicial del Ibi, Sacedón reacción por medio de los goles de Javi Sanchez y Javi del Rio. Sin embargo, dos errores atrás dejaron a los ribereños en desventaja cuando se marcharon a vestuarios.

Su desventaja se amplió con dos goles en apenas un minuto, pero Sacedón no se dió por vencido y con goles de Bonacho y dos de Rubén Marcos ponían el 5-5 en el marcador a falta de seis minutos.

La remontada podía completarse, pero lejos de ello, Ibi anoto dos goles más que dejan muy tocado a los ribereños que necesitan la victoria el próximo fin de semana para seguir con opciones de salvación.

Compartir en Redes sociales