La empresa ya fue sancionada hace tres años por fraude en la contratación de medio centenar de personas

El Decano

CCOO-Industria CLM ha presentado sendas denuncias antes las Inspecciones de Trabajo de Toledo y Guadalajara contra la empresa Think Textil SLU, una subcontrata de plataformas logísticas de cadenas de moda que ofrece ‘ahorro de costes para nuestros clientes’ “basado en el fraude en la contratación y en la explotación laboral pura y dura”

Alrededor de quince mujeres trabajan para esta empresa en la plataforma logística contratada por una multinacional de la moda en Illescas, en la que Think Textil tiene subcontratado el servicio de devoluciones.

“Todas tienen contratos temporales, habitualmente semanales, de siete días ‘prorrogables’: a partir del séptimo, les rescinden el contrato en cualquier momento. En ocasiones, los contratos son lunes a viernes, para así ahorrase Think Textil el abono y cotización del descanso semanal”, denuncia María Jesús Fernández, secretaria general de CCOO-Industria en Toledo.

“Nunca saben cuándo van a ser llamadas a trabajar, ni en qué condiciones. Las avisan de un día para otro y no les entregan copia de su contrato, que no pueden ni leer y ni siquiera llegan a firmar. Pueden ser contratadas por ‘circunstancias de la producción’, por ’sustitución’, ‘por obra o servicio determinado’… A saber.”

“Ellas sólo conocen a ciencia cierta el día en que son despedidas, se lo anuncian sobre la marcha; aunque a veces se enteran de la fecha concreta de su despido días después. Por ejemplo: si una trabajadora sufre un accidente o una enfermedad que le obligan a causar baja, la dirección de Think Textil le comunica que justo acabó su contrato el día en que inició la baja”.

“Tampoco saben si su contrato es a jornada completa o a tiempo parcial. Para saber si tal o cual semana estuvieron contratadas a jornada completa o a tiempo parcial, tienen que entrar en la página web de la Seguridad Social y consultar su vida laboral. En la práctica, todas hacen las mismas horas, dependiendo del volumen puntual de actividad. Cuando se acumula el trabajo, diez horas diarias; cuando no, las envían a casa y las apuntan horas a deber, que tienen que realizar en cualquier momento, cuando las llamen, prolongando horarios o acudiendo a trabajar los sábados.”

“Tampoco tienen vacaciones, esa palabra la utiliza la empresa para describir los días que transcurren entre un despido y el siguiente contrato temporal. Y otro despido y otro contrato, y otro, y otro, y así hasta decenas de ellos; a veces sin solución de continuidad, otras veces con un fin de semana o un festivo de por medio”, relata Fernández.

Mientras tanto, otras 300 personas, mayoritariamente mujeres, se ocupan en plataformas logísticas del Corredor del Henares del etiquetado, planchado, embolsado, costura y alarmado de prendas del grupo Inditex, subcontratadas a través de Think Textil SLU.

Todas están adscritas a la sede que tiene esta empresa en Alovera, si bien unas realizan sus tareas en la propia Alovera mientras que otras son destinadas a las plataformas de Inditex en Cabanillas del Campo y Meco.

De todas ellas, unas 200 son eventuales, “sometidas al igual que sus compañeras de Illescas a similares abusos y similares prácticas fraudulentas de contratación temporal”, denuncia Eduardo Boga, secretario general de CCOO-Industria en Guadalajara.

“Las otras cien tienen contratos indefinidos; pero, salvo en unos pocos casos (jefes/as, mandos intermedios, personal de administración…), no por voluntad de la empresa, sino a requerimiento de la Inspección de Trabajo. Porque previamente también ellas encadenaron decenas y decenas de contratos temporales, hasta que las denuncias de CCOO forzaron la actuación inspectora y la conversión de sus contratos en indefinidos”.

“Tanto la plantilla de Think Textil en Illescas como la de Alovera, incluidas en esta última las personas destinadas a Cabanillas y Meco, realizan tareas productivas de carácter permanente, su trabajo es parte imprescindible de las cadenas de distribución de las prendas de moda”, indica Boga.

“La concatenación de contratos temporales de muy corta duración, y a veces intercalando fines de semana o festivos de baja para ahorrar salarios y cotizaciones a la Seguridad Social, constituye un fraude ‘de libro’, y más tras la entrada en vigor de la Reforma Laboral”.

“Ya lo era antes, por eso la Inspección de Trabajo de Guadalajara obligó a Think Textil a transformar en indefinidos más de medio centenar de contratos en 2019. Pero esta empresa ha seguido actuando igual, le salía a cuenta funcionar a base de fraude y explotación, aun corriendo el riesgo de afrontar una inspección y ser sancionada. Ahora, los límites a la contratación temporal son más estrictos y las sanciones, mucho más importantes”, advierte Boga.

“Pedimos a las Inspecciones de Trabajo que actúen con rapidez y con contundencia. El ‘modelo de negocio’ de Think Textil y su ofrecimiento de ‘ahorro de costes’ a las plataformas logísticas se basa en la explotación laboral pura y dura de sus trabajadores y trabajadoras, hay que poner fin a esta situación”, recalca por su parte María Jesús Fernández.

“Pedimos también a las empresas principales que ejerzan la responsabilidad social corporativa que tienen a gala”, reclaman Boga y Fernández.

“Think Textil SLU lleva mucho tiempo íntimamente ligada al grupo Inditex, a sus plataformas del Corredor del Henares. Los responsables de la distribución de la ropa de sus cadenas de moda no pueden ignorar en qué condiciones trabajan las personas que forman parte de sus cadenas logísticas subcontratadas a través de Think Textil. Ya es hora de que comprueben si las prácticas laborales de esta empresa se compadecen con las exigencias de gestión responsable y los códigos de conducta de Inditex”.

Compartir en Redes sociales