El Decano

CCOO CLM ha celebrado hoy, y a lo largo de toda esta semana, diversos actos y actividades de “duelo y reivindicación” con motivo de la Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres.

“Duelo por aquellas mujeres que deberían estar vivas y reivindicación de medidas que nos permitan dejar de contar víctimas y conseguir una sociedad libre de violencias machistas”, destacó Teresa Sánchez, secretaria de Mujer e Igualdad de CCOO-Guadalajara, en el acto organizado esta mañana por el sindicato en el paseo de Las Cruces, justo delante de la sede del sindicato, durante el que se han encendido de 37 velas en recuerdo y homenaje a las víctimas.

“La violencia contra las mujeres es una pandemia que no remite y que hay que abordar desde la prevención, la formación y la vigilancia en los centros de trabajo, activando todos los protocolos para que nadie vaya con miedo al trabajo”, señaló por su parte Blanca García, secretaria de Mujer e Igualdad de CCOO-Cuenca.

La confederación sindical de CCOO ha centrado en este 2021 su campaña y su Manifiesto del 25N en el acoso sexual, “una forma de violencia machista a menudo invisibilizada, pero con especial incidencia en los centros de trabajo y nefastas secuelas físicas y psicológicas para las mujeres que la sufren”.

“Como organización sindical de clase y estatutariamente feminista, reafirmamos nuestro compromiso con la lucha para acabar con las violencias machistas. Nuestro lema este año es ¡Tolerancia cero contra el acoso sexual!, y por ello formamos a nuestros delegados y delegadas para atajarlo en los centros de trabajo”, destacó en Ciudad Real la secretaria de Mujer e Igualdad del sindicato en la provincia, Celia Ruiz.

Al compromiso sindical frente al acoso sexual que sufren las mujeres en los centros de trabajo y a la reivindicación, ahora en el marco del diálogo social, de una normativa laboral que no discrimine a las mujeres y que no las exponga a situaciones de vulnerabilidad, se añade también la exigencia de Justicia.

También reclamó a la Administración regional y a las entidades locales la “funcionarización de las y los profesionales, principalmente mujeres, que trabajan en los Centros de la Mujer. Cuando vienen mal dadas lo primero que peligran son estos centros, ya hemos tenido varias experiencias en la región, y ante el tsunami machista, para evitar que se vuelvan a repetir estas situaciones, es necesario garantizar la estabilidad de estos centros y de quienes prestan servicios en ellos para que no se puedan eliminar estos recursos imprescindibles”

Compartir en Redes sociales