• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Portada

Es uno de los primeros proyectos con cargo a los 40 millones que el Miteco ha liberado para infraestructuras en los pueblos ribereños

Chillarón del Rey tiene Entrepeñas a un paso, pero lleva 14 años abasteciéndose con camiones cisterna.// Foto: Ayuntamiento de Chillarón del Rey

El Decano

Chillarón del Rey cuenta los días para ver solucionado definitivamente el problema de abastecimiento que sufre desde hace más de 14 años y que, cada verano, le obliga a depender de los camiones cisternas de la Diputación Provincial. La solución ya está sobre la mesa, gracias a las primeras inversiones que se están llevando a cabo con cargo al acuerdo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) y el Gobierno regional, por el cual se han liberado 40 millones de euros para infraestructuras en los Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía.

La Dirección Nacional del Agua, finalmente, ha concedido el permiso para ejecutar una conducción hasta la toma de la tubería del Morillejo y se ha instalado un clorador, que era una de las acometidas más urgentes. La obra, tal y como explica la alcaldesa de Chillarón, María Isabel Díez Fernández, ha supuesto una inversión de más 150.000 euros para ejecutar una conducción desde Chillarón del Rey hasta un nuevo pozo, situado al final del término municipal, en la carretera de Mantiel, y desde el pozo a la toma de la tubería del Morillejo.

Esta infraestructura estaría terminada, a falta de llevar el tendido eléctrico al sondeo: “La luz se iba a meter desde el pueblo, pero en el último momento Unión Fenosa ha dicho que no, con lo que se ha parado todo”. Parece que el problema con la eléctrica se ha solucionado y están a la espera de que les conceda el permiso para retomar los trabajos, probablemente, la semana que viene: “Falta solamente poner un tubo para la conducción de la luz y ya con eso es probar y que no haya fallos”, aclara Díaz Fernández.

La intención de la alcaldesa es reclamar la ejecución de una conducción paralela “por si algún día falla, que tengamos también nuestro agua, porque se está gastando mucho dinero en esto, en ejecutar el pozo, la conducción, etc.” Además, dentro de los proyectos que ha incluido con cargo a estos 40 millones, se encuentra la instalación de una depuradora: “Casi ningún pueblo tiene depuradora. Yo tengo una decantadora, que está en muy mal estado”, comenta la alcaldesa. Al parecer, varios pueblos de la zona han reclamado este tipo de infraestructura, y están abordando los estudios necesarios para abordar los proyectos.

Casi 10 camiones cisterna en dos semanas

Chillarón del Rey comienza a ver la luz al final del túnel, pero desde hace un par de semanas revive los últimos estertores de esta pesadilla para garantizar el abastecimiento: “Llevo ya casi diez cisternas en estos días y eso que llueve”.

“La Diputación pone la primera cisterna y las demás se tienen que rellenar en los pueblos de alrededor, porque no se van a ir otra vez a Cifuentes, a 30 kilómetros a por agua. Tengo que andar pidiendo a los pueblos de alrededor que, por favor, nos den agua y ellos también tienen su gasto, así que cada mañana este es otro problema añadido”, relata la regidora municipal.

La regidora municipal pone fecha al final del problema, que espera ver solucionado sobre el 10 de julio. Para entonces, espera poder llenar la piscina municipal para empezar a disfrutar del primer verano sin cisternas.

Los problemas de abastecimiento surgen por estas fechas estivales, cuando el municipio ve incrementada su población del medio centenar de habitantes a más de 300: “Tenemos una aplicación en la que podemos ver cómo entra el agua y lo que se gasta y de 00.00 horas a 12.00 sube el caudal, pero después baja, no sabemos muy bien por qué, porque el caudal de la entrada del manantial tendría que ser el mismo”. Además, indica la alcaldesa, “es cierto que gastamos un poco más, porque no hay mucha gente en el pueblo todavía, pero somos cuatro o cinco casas más y eso se nota”

Díaz Fernández recuerda que el pueblo tenía una gran cantidad de fuentes y manantiales en el pasado, que se han secado, sospechan que debido a que el pantano se ha llevado el nivel freático del municipio: “Hay un manantial y un pozo, pero el año pasado salieron sulfatos en el pozo”, explica la regidora municipal. Desde entonces, están intentando sobrevivir con el manantial, con el fin de evitar mezclar el agua con los sulfatos “porque no se puede beber y casi, ni guisar”.

A la espera de que terminen las obras de la captación de Morillejo

Francisco Pérez Torrecilla, alcalde de Sacedón y portavoz de Agua del grupo socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, recuerda que las obras de Chillarón del Rey, junto las que se han acometido en Córcoles, pedanía de Sacedón y otro proyecto que se está ejecutando en Huete, en la provincia de Cuenca, son las primeras intervenciones que se van ejecutar con cargo a los 40 millones que el Miteco ha transferido a la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha para que se inviertan en los Municipios Ribereños. “El compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha es que este año ya no habrá ningún municipio ribereño que tenga que ser abastecido con cisternas”.

En el caso de Córcoles, el acalde de Sacedón solicitó a la Agencia del Agua que incluyera, con carácter de urgencia, una pequeña potabilizadora en esta pedanía, a la espera de la llegada del abastecimiento del Morillejo “para que este año no haya restricciones, que de lo contrario las habría habido otra vez”. Se trata, según Pérez Torrecilla, de una pequeña planta de osmosis para suprimir los parámetros deficientes en las analíticas como la turbidez, los sulfatos, etc. “que hacen que en algunos momentos tengamos que cortar alguno de los manantiales, porque no es potable del todo”.

Las obras de abastecimiento de la toma de Morillejo, relata el portavoz de Agua, “tenían que haber estado acabadas en el año 2013”, pero los recortes llegaron también a las infraestructuras de los municipios del entorno de Entrepeñas y Buendía “a pesar de estar cediendo miles de hectómetros cúbicos de agua a otras regiones, todavía no podemos abrir el grifo con la seguridad de que caiga agua”.

Esta infraestructura, que supondrá una garantía de abastecimiento para los pueblos ribereños, está prácticamente terminada. “Lo único que queda es un tramo del abastecimiento de energía eléctrica para un bombeo en el azud de Morillejo y la planta potabilizadora que repartirá el agua a los municipios. Ya se ha solucionado ese escollo y se están poniendo en marcha para acabar cuanto antes”. En este sentido, el portavoz socialista de Agua en las Cortes espera que las obras estén terminadas en cuestión de meses.

Compartir en Redes sociales