El consejero de Agricultura declara que el sentido común descarta planteamientos como el del SCRATS

Martínez Arroyo anuncia que Ley de Aguas, que se aprobará el primer semestre en 2021.

Castilla-La Mancha ha lanzado un mensaje claro y contundente a quienes criticado el Acuerdo de Posición Común en Materia de Agua de Castilla-La Mancha suscrito por el presidente García-Page y 40 entidades que representan a toda la sociedad de la región.

A aquellos que “han leído mal o poco” este acuerdo, en referencia al presidente del Sindicato Central de Regantes del Trasvase Tajo-Segura (SCRATS), Martínez Arroyo les ha recordado que el documento “es extremadamente solidario, de mano tendida, de una comunidad que es generosa con las otras y que piensa no solo en su interés, sino en el conjunto de la ciudadanía, de Castilla-La Mancha y de fuera”.

Así, indica que “el sentido común descarta cualquier planteamiento como el que han hecho algunos” y les invita a que lo lean porque “para poder opinar hay que leer con detalle y detenimiento” porque “no hay acuerdo más solidario que piense más en el país que el firmado” y “nadie nos puede dar lecciones de solidaridad”, sentenció.

En este sentido, subraya que “el agua es de todos y debe beneficiar a todos los españoles, también a los castellano-manchegos” y “debemos decidir entre todos, con la mano tendida, como hemos hecho, pensando en todos”.

Ha informado, además, que gracias al acuerdo por el agua en la región, con las cesiones y la generosidad de todos sus integrantes, se marca un punto de partida y en la Mesa Regional del agua se seguirá trabajando para decidir las políticas en materia de agua en la región. Empezando, ha dicho, por la Ley de Aguas que se aprobará el primer semestre en 2021 en las cortes regionales, una “ley de todos y para todos”.

El presidente del SCRATS criticó duramente el acuerdo por el Agua, calificándolo de “abertzale” o separatista.

Compartir en Redes sociales