Inma Carlero es la directora del instituto Brianda de Mendoza

C.I

Hace unas semanas se presentaba la exposición ‘50 años en el Balconcillo’, que podremos disfrutar hasta el próximo 30 de noviembre en el Salón de Linajes del Museo de Guadalajara. Antes de entrar en los detalles de qué vamos a encontrar en la exposición. ¿Ilusionada por esta exposición que repasa estos 50 años del instituto?

Muy ilusionada, sobre todo porque es un trabajo que no ha sido algo puntual, sino que ha sido algo que el grupo de Patrimonio sobre todo tres profesores: Juan Leal, Juanjo Díaz y Ramón Menasach llevan con ello desde antes de la pandemia.

Hemos ido involucrando a mucha más gente y es muchísimo trabajo, con mucha ilusión y ganas.

¿Qué vamos a encontrar en esta exposición?

Vamos a encontrar la historia de lo que han sido estos 50 años, es una exposición minimalista, no hemos querido mostrar todas las cosas que tenemos sino que la gente se haga una idea de lo que hay, lo que supone y lo que ha sido el Brianda de Mendoza en estos 50 años.

Empieza primero con la historia y la estadística, una de las conferencias que realizó Juanjo Díaz que se ha leído todas las actas de estos 50 años, es un pequeño análisis de cómo ha sido estos 50 años en la enseñanza: El número de profesores y profesoras, alumnado, la incorporación de las chicas, lo que supuso el cambio en los años 70 del Ministro de Educación en aquella época que antes los maestros se morían de hambre y fue un gran cambio en la enseñanza… Es la evolución del instituto en estos 50 años.

Por otro lado tenemos la parte administrativa, porque no solo lo forman alumnos y padres sino que tenemos personal no docente, los administrativos son esenciales igual que el conserje, las señoras de la limpieza, quiénes firmaban los títulos de bachillerato, cómo se hacían los horarios de trabajo… Es difícil cuadrar todo eso.

“Hay mucha gente que ha pasado por aquí por el Brianda; Fernando Borlán, Antonio Buero Vallejo o el mismo delegado de Educación, Ángel Fernández

Hay un pequeño ejemplo de cada uno de los departamentos, como el de biología que hemos puesto un globo terrestre que se ve por dentro el movimiento rotatorio de la tierra, también hacemos un pequeño homenaje a la tiza que primero eran cúbicas y te manchabas mucho, luego las que ya tenían química y no te manchabas tanto, hasta que llegó el porta tizas.

También hablamos de los cursos formativos o cuando estaba la capilla, también le damos importancia a la biblioteca que tenemos más de 17.000 ejemplares donde mostramos un ejemplar del siglo XVIII, XIX y XX. Del siglo XX mostramos ejemplares de libros escritos por profesores que forman parte del Brianda de Mendoza.

Para terminar tenemos una pequeña muestra de la riqueza patrimonial que tenemos, como estatuas, el mapa de las estrellas o un vídeo de las fotografías que hemos ido acumulando estos años para que la gente se vea.

Guadalajara no sería la ciudad que es sin la presencia de este instituto, porque que han pasado personas ilustres por sus aulas como Fernando Borlán

Exacto, el mismo alcalde, Antonio Buero Vallejo, Benito Hernández, José María Bris… Luego por la parte de periodistas tenemos Antonio Herráiz o Álvaro Nuño. También han pasado actrices como María Pedroviejo, Cristina Somolinos que ha sido premio en la Universidad de Alcalá de Henares, que vamos a oír hablar mucho de ella.

Hay mucha gente que ha pasado por aquí por el Brianda, el mismo delegado de Educación, Ángel Fernández

¿Han recibido muchas visitas desde su inauguración?

Continuamente está yendo la gente a verlo, hay un libro donde puedes escribir un pequeño comentario de lo que ha significado para ellos el paso por el Brianda, ventajas y desventajas… Cuando terminemos lo leeremos y sacaremos una evolución constructiva de lo que ha sido sobre todo para ir mejorando y que esto siga a más.

“El próximo día 30 de noviembre que será la clausura de la exposición se realizará la presentación del libro que hemos escrito entre varios de estos 50 años”

¿Quién más ha formado parte de la organización de esta exposición?

Sobre todo han sido los tres profesores Juan Leal, Juanjo Díaz y Ramón Mena Sanz apoyados por el grupo de Patrimonio. Hemos ido ayudando diferentes personas, yo como directora pero luego hay profesores jubilados que han formado parte, también Alicia Morales como alumna que ahora está en la Delegación de la Junta de Comunidades.

Para poder hacer todo esto nos ha financiado la Diputación Provincial, el Ayuntamiento de Guadalajara y la Asociación de Amigos del Brianda.

¿Qué más cosas hay previstas para las próximas semanas?

El próximo miércoles 23 de noviembre hay un coloquio de antiguos y nuevos docentes del Brianda de Mendoza en el cual Álvaro Nuño será el mediador.

El próximo día 30 de noviembre que será la clausura de la exposición se realizará la presentación del libro que hemos escrito entre varios de estos 50 años, donde intentamos reflejar esta evolución didáctica y social de lo que han sido todos estos años. Es el día que desde que yo soy directora entrego unas placas a gente relacionada con el Brianda Mendoza, este año se la entregaremos a Juan Leal, Alberto Rojo y Esperanza Martínez que fue profesora del instituto que ya está jubilada pero fue la que inició los convenios Erasmus que a día de hoy seguimos trabajando con ello. Este año nos estrenamos a mandar alumnos a que hagan tres meses y un año completo entero fuera de España.

Compartir en Redes sociales