Este proyecto ayudará a las familias a detectar situaciones en las que se requiera una ayuda especializada

El Decano

“Cuéntame y Cántame” es el título de un proyecto, pionero en la región, diseñado por el equipo de Atención Temprana del Centro Base de Guadalajara, dependiente del Gobierno regional, que nace del interés de trabajar de manera preventiva en materia de lenguaje con familias en las que haya niñas o niños con edades comprendidas entre los 18 y los 36 meses.

La delegada de Bienestar Social, Inmaculada Tello, ha presentado hoy dicho proyecto, acompañada por la coordinadora del equipo de Atención Temprana, Concha Castro y la logopeda especialista en lenguaje Gema García. La delegada ha explicado que el proyecto se ha diseñado con un doble objetivo: por un lado, ayudar a las familias a obtener o reforzar estrategias que faciliten a dichos menores el proceso natural de adquisición del lenguaje y por otra parte, establecer una serie de pautas que ayuden a esas familias a valorar si el desarrollo de sus hijas o hijos es adecuado o requieren la ayuda de un profesional.

En este sentido, Inmaculada Tello ha recordado que “en ocasiones tendemos a comparar el desarrollo de nuestras hijas o hijos con otros menores que conocemos, incluso de nuestro mismo entorno familiar y no es extraño escuchar a padres y madres que se muestran preocupados porque su hijo o su hija no habla con la misma fluidez que otros niños de su edad” y ha puntualizado que “estas situaciones generan en las familias una preocupación la mayoría de las veces infundada”.

Por ello, mediante el proyecto que hoy se ha presentado se pretende ayudar a las familias a entender que cada niña o niño tiene su propio ritmo de aprendizaje, al tiempo que se les facilitan herramientas para propiciar la comunicación efectiva con los menores desde su propio entorno a través de la oralidad tradicional.

El material elaborado consta de un cartel con claves que pueden dar pistas rápidas y sencillas sobre lo que es natural y normal en el desarrollo del lenguaje en esta franja de edad. Además, se ha editado un folleto con un cuento, una ´receta´ con propuestas de comunicación entre familia y menores y un código QR que permite escuchar retahílas que contribuyen específicamente a la estimulación del lenguaje de manera natural.

El material está ya a disposición de las familias en las consultas de Pediatría y en las Escuelas Infantiles, ya que desde Bienestar Social se entiende que pediatras y profesionales de estas escuelas son aliados imprescindibles en el correcto desarrollo del programa. Por ello, el pasado 17 de marzo ya se realizó una reunión de trabajo con ambos colectivos para presentarles la iniciativa y pedirles su colaboración.

La coordinadora del equipo de Atención Temprana ha valorado este material y ha recordado que “es algo contrastado que el lenguaje supone ritmo, musicalidad y movimiento, la comunicación es emoción y relación y se adquiere por la repetición de experiencias y la motivación, aspectos que están recogidos dentro de las retahílas que aparecen en ese código QR” y ha puntualizado que “cantar y contar es muy importante, pero lo beneficioso es que lo hagan las figuras cercanas a esos menores”

En este sentido, Concha Castro ha recordado que “en lo que hacían nuestras abuelas de forma natural está la esencia de todo lo necesario para facilitar y estimular el lenguaje expresivo” y ha incidido en que “el lenguaje no se enseña de manera formal, sino que se adquiere de forma natural”. Asimismo, la coordinadora del equipo de Atención Temprana ha destacado la importancia de que las niñas y niños compartan espacios y momentos con sus iguales, favoreciendo el juego compartido y manipulativo.

De esa necesaria cercanía para adquirir el lenguaje surge la figura de la abuela Josefina, que protagoniza el cuento escrito por Gema García, para mostrar las condiciones que se dan en una interacción para estimular de forma natural el lenguaje, ya que ha insistido en que “el lenguaje se adquiere imitando ese modelo que las personas referentes de esas niñas y niños les ofrecen”.

El proyecto “Cuéntame y Cántame” no es el primero que pone en marcha este Equipo de Atención temprana desde el ámbito de la prevención. Con anterioridad ya han desarrollado programas como “Ya estoy aquí, piensa en lo que previene y lo que me conviene”, para ayudar al desarrollo global de las niñas y niños en las primeras etapas; “Ten cabeza con la cabeza de tu hijo/a”, para prevenir deformidades craneales y asimetrías posturales que pueden tener consecuencias en el desarrollo o“No mires”, para minimizar el uso y abuso de pantallas en edades tempranas y sus consecuencias en la salud y el desarrollo de las niña y niños.

La delegada de Bienestar Social ha agradecido el trabajo que se realiza desde este Equipo y ha insistido en que cuentan con el respaldo del Gobierno regional, como se demuestra cada año en la apuesta incondicional por el desarrollo de estos proyectos y el incremento presupuestario. En este sentido, Inmaculada Tello ha recordado que este año han empezado a funcionar dos equipos nuevos de Atención Temprana, en Molina de Aragón y en Sigüenza.

Compartir en Redes sociales