La Guardia Civil ha logrado esclarecer el hurto gracias a las pruebas de ADN

El Decano

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 24 años en Guadalajara como presunto autor de un robo con violencia e intimidación cometido en El Casar en 2017. Las pruebas de ADN han sido determinantes para su detención.

Los hechos que han motivado el arresto se remontan al 20 de septiembre de hace tres años, cuando agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil desmantelaron en una vivienda de la urbanización El Coto, en El Casar, una plantación de marihuana indoor en la que se intervinieron 3.410 plantas de cannabis sativa (marihuana). En la operación se detuvo a una persona por tráfico de drogas.

El detenido, responsable de la plantación, fue asaltado ese mismo día en su domicilio por dos individuos encapuchados armados con un cuchillo que le golpearon en numerosas ocasiones y lo amordazaron exigiéndole dinero. El agredido llegó a perder el conocimiento y tuvo que ser atendido por los servicios sanitarios por heridas de diversa consideración.

Agresión sexual previa

Las investigaciones de los agentes del laboratorio de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Guadalajara lograron obtener muestras biológicas de la cinta con la que fue amordazada la víctima. Fueron remitidas para su análisis al Departamento de Biología del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil.

Como consecuencia de un minucioso cotejo del perfil genético obtenido con las de un individuo que fue detenido en noviembre de 2019 como presunto autor de una agresión sexual cometida en el Casar, se pudo establecer su coincidencia con las de uno de los asaltantes, por lo que se logró esclarecer su presunta autoría en el robo cometido.