Hasta la llegada de las fiestas patronales en honor a la Virgen de los Remedios, la villa serrana vive una intensa semana cultural y deportiva, con actividades para todos los públicos

El Decano

En estos días, la villa serrana de Cogolludo vive su intensa semana cultural y deportiva, en la que el Ayuntamiento ha planificado cerca de cuarenta actividades culturales y deportivas para disfrute de niños y mayores, “como se decía antes, para participantes de 0 a 99 años”, señala Juan Alfonso Fraguas, alcalde de Cogolludo.

Hasta el comienzo de las fiestas patronales en honor a la Virgen de los Remedios de Cogolludo, cuya víspera llega el 14 de agosto, se están sucediendo propuestas como conciertos de jazz, teatro para niños y para adultos, exposiciones, como la que se va a inaugurar mañana, relativa a la ‘Recuperación del Patrimonio oculto de Cogolludo’, campeonatos deportivos y de ocio de todo tipo, incluidos uno de lanzamiento de peso y otro de parchís, la disputa de una milla urbana, o una curiosa prueba de orientación, el viernes, día 12 de agosto. “Se puede decir que todo el pueblo participa en una u otra actividad”, añade Fraguas.

En la tarde de ayer, fue el turno del Día de la Bicicleta. Más de un centenar de ciclistas locales se dieron cita frente a la fachada del Palacio Ducal para recorrer la distancia que hay entre Cogolludo y Arbancón, este año por el camino de Arbancón, que coincide con el GR10, Ruta Nacional de Senderos de Gran Recorrido. Previa inscripción, y precedida, y escoltada por voluntarios de Protección Civil que se encargaron de velar por la seguridad de la actividad, los deportistas recorrieron un total de seis kilómetros, a partir de las 20:30 horas, cuando el calor comenzaba a dar un respiro, por debajo, por poco, de los 30 grados. Daba la salida el propio alcalde, que luego se incorporó para colaborar con la organización de la carrera, como un voluntario más.

Es costumbre que los cogolludenses recorran el trazado en grupos familiares de ciclistas. El evento es, desde 2005, Memorial “Retén de Cogolludo”, en honor a las víctimas mortales del pavoroso incendio de la Riba de Saelices, del que el pasado 17 de julio se cumplieron 17 años.

Compartir en Redes sociales