Más de 40 entidades que representan a la sociedad castellano-manchega suscriben el acuerdo de posición común

Castilla-La Mancha cuenta ya con una sola voz, una posición común, en un recurso imprescindible para el desarrollo y la propia vida como es el agua. Más de 40 entidades que representan al conjunto de la sociedad castellano-manchega han suscrito el Acuerdo de Posición Común en Materia de Agua de Castilla-La Mancha en un acto presidido por el presidente Emiliano García-Page en Toledo. Partidos políticos, agentes sociales, económicos y medioambientales, todos juntos, han arropado un acuerdo en el cual se ponen en común “nuestras sensibilidades en materia de agua”.

Se trata de un documento que destaca lo que nos une y que “olvida lo que no nos une; un mérito de todos, pero particularmente de las entidades que han hecho un esfuerzo representando bien a quienes están detrás”, ha insistido García-Pague.

El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, ha explicado que la firma de este acuerdo es un “punto de inicio de mucho más que nos queda por hacer” y es que “aquí nos jugamos todo lo que representa Castilla-La Mancha, las generaciones venideras que tienen que tener acceso al agua”.

En este sentido, ha explicado que “sea lo que sea este trozo de tierra de la Península Ibérica en el que estamos dentro de años o siglos, lo que hacemos hoy es importante, porque sin agua no habrá futuro para los que habiten esta tierra cuando pasen esos siglos”.

Se trata de un texto, con un total de 16 puntos, con cuya ratificación los firmantes se comprometen a defender, conforme al mismo, los intereses de Castilla-La Mancha en materia de agua.

Martínez Arroyo destaca que este documento obliga y garantiza esta posición, “gobierne en Castilla-La Mancha quien gobierne” y es un ejemplo de “cogobernanza” que se ha logrado con tres reuniones de la Mesa del Agua; un acuerdo que “estaba pendiente de hace 40 años” y que entre algunos de sus puntos más significativos, reconoce al agua como un derecho humano y garantizará, quedando por escrito por primera vez en la región, el acceso a agua suficiente para el uso personal y doméstico aunque los usuarios no puedan hacer frente a su pago.

El agua, ha incidido Martínez Arroyo, es de dominio público, un patrimonio público y “hay que trabajar en la línea de eliminar el mercadeo del agua, pensar en el recurso como un bien de todos”. Un acuerdo en el que además se “afronta con determinación” la defensa de los intereses de los ciudadanos de Castilla-La Mancha, desde un planteamiento de la solidaridad, siendo un documento de “mano tendida, muy solidario, porque la solución la vamos a encontrar entre todos”.

El consejero ha aludido a la necesaria planificación hidrológica, recordando las siete cuencas que vertebran la región “de punta a punto”, donde sea compatible el desarrollo económico con la preservación del medio ambiente. Y es que el agua, ha concretado, es factor de desarrollo, resaltado la agricultura sostenible que se desarrolla en Castilla-La Mancha.  Sin agua, ha explicado, “no hay PAC, no hay fondos de reconstrucción, ni Next Generation, que en Castilla-La Mancha van a ser posibles”.

Adhesiones

El Acuerdo de Posición Común en Materia de Agua de Castilla-La Mancha ha sido apoyado por la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha; el Instituto Técnico Agronómico Provincial de Albacete, la Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía; la Federación de Asociaciones y Municipios con Centrales Hidroeléctricas y Embalses; la Red Castellano-Manchega de Desarrollo Rural (RECAMDER); la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes de Castilla-La Mancha; la Federación de Asociaciones de Vecinos, usuarios y Consumidores de Albacete; la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR); la Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha los sindicatos Comisiones Obreras de Castilla-La Mancha y Unión General de Trabajadores de Castilla-La Mancha.

Se han unido a esta posición común también la Confederación de Empresarios de Albacete; la Fundación Global Nature; la Plataforma en Defensa de los ríos Tajo y Alberche de Talavera; el Colegio regional de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos; el de Ingenieros de Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles; el Colegio Oficial de Ingenieros de Montes; el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Centro y Canarias; el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Albacete; el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Centro y  la Federación de Regantes de Castilla-La Mancha.

Suscriben el mismo las organizaciones agrarias ASAJA, UPA, COAG y Asociación de Jóvenes Agricultores de Castilla-La Mancha y Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha. Además, han firmado el documento esta mañana, la Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas Rus-Valdelobos; la Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas Consuegra-Villacañas; la Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas Lillo-Quintanar; la Comunidad de Regantes de Aguas Subterráneas Sierra de Altomira; la Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas Campo de Calatrava; la Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas Campo de Montiel; la Plataforma de Regantes y Usuarios de la cabecera del Segura; la Federación de Comunidades de Regantes de la Cuenca del Tajo; la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental; la Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas Mancha Occidental I; la Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas Mancha Occidental II. Los partidos políticos Izquierda Unida, Ciudadanos, PP, PSOE y la propia Junta de Comunidades también han suscrito el acuerdo.

Compartir en Redes sociales