El Decano

El Ayuntamiento de Alovera buscó, desde el inicio del curso escolar, dar la mejor cobertura posible a la comunidad educativa de cara a unir el desarrollo de la actividad docente en los colegios, institutos y escuelas infantiles con el mejor seguimiento de las medidas que se aplican en dichos espacios para frenar contagios por coronavirus.

Ante la complejidad técnica y las diversas opciones que se planteaban, desde el Ayuntamiento se contrató un estudio por un laboratorio especializado que realizó en todos los centros mediciones y, tras la puesta en común del resultado y su distribución a los centros en una reunión realizada en el Consistorio, se acordó brindar a los centro herramientas para que pudieran darle continuidad.

Desde la semana pasada hasta el lunes 1 de febrero se han distribuido en todos los centros educativos equipos de medición de CO2 y otros parámetros para que según las pautas y baremos establecidos por el laboratorio, que sigue ofreciendo apoyo a los centros y resolución de dudas en caso de ser necesario, los mismos pudieran seguir realizando mediciones.

Los centros han recibido un número variable de medidores según los criterios técnicos propuestos por el laboratorio, cantidad que oscila entre una unidad para las escuela infantiles, cuatro para los colegios y el instituto Harévolar y seis unidades para el Instituto Carmen Burgos de Seguí.

Además, desde el Ayuntamiento se ha generado un bolsa extra de medidores para ser prestados en caso de que los requieran los centros para complementar los protocolos de medición establecidos.

También se ha ampliado a los de educación infantil privados del municipio para que puedan replicar los mismos protocolos de medición.

En las mediciones también se puede registrar la temperatura para evaluar su incidencia en las aulas y poder recabar la mayor cantidad de información posible.

En la lucha por lograr los entornos más seguros frente a contagios, desde la Consejería de Educación se aplican unos protocolos obligatorios de ventilación reglados para todos los centros y que con esta medida se busca que en Alovera sean todo lo precisos que se puedan.

Además, ahora mismo la ventilación natural no tiene alternativa posible y es una exigencia que la misma se haga de la manera más eficiente de cara evitar pérdida de temperatura y garantizar el mejor confort para los alumnos.

Compartir en Redes sociales