El equipo de Gobierno ha anunciado que apagará las luces ornamentales de la fachada del Ayuntamiento y de las iglesias de San Pedro y San Pablo

El Decano

El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cabanillas ha anunciado que desde hoy se apagarán las luces ornamentales de la fachada de la Casa Consistorial, así como las de la Iglesia de San Pedro y San Pablo, a las 22:00 horas, cumpliendo así al Decreto-Ley 14/2022 aprobado por el Consejo de Ministros el pasado lunes.

En este primer paquete de medidas urgentes para la eficiencia y el ahorro energético el decreto contempla el apagado de las luces de las estancias y edificios no ocupados, debiendo apagar sus luces a las 22:00 horas, siendo las comunidades autónomas las que velen por su cumplimiento.

Según ha declarado el alcalde de Cabanillas, José García Salinas, “todos los edificios municipales cumplirán con las medidas de ahorro ante esta crisis energética, especialmente la fachada del ayuntamiento y la iluminación exterior de la iglesia”.

De esta manera el Ayuntamiento cumple la obligatoriedad legal del decreto, ya que no hacerlo supondría para las arcas municipales una multa superior a 60.000 euros. El primer regidor ha manifestado que en ningún caso el cumplimento del decreto mermará la seguridad en las calles, ya que no se apagará el alumbrado público.

Cabe recordar en esta línea que el ayuntamiento ha renovado casi 700 puntos del alumbrado público, que se han modernizado a sistemas de iluminación LED, en la que ha sido la mayor actuación de este tipo desarrollado en Cabanillas del campo. La modernización de todos estos puntos de alumbrado ha alcanzado concretamente a 676 farolas. En algunas ha habido que cambiar sólo la luminaria, y en otras (en concreto, 153 puntos) también ha habido que renovar los báculos.

El proyecto ha consistido en sustituir las viejas luminarias, muy desgastadas e ineficientes energéticamente, por modernos sistemas de iluminación que, además de dar mejor calidad de alumbrado, producen un importante ahorro en el consumo eléctrico. La actuación total ha afectado a 55 circuitos del alumbrado público de la localidad, controlados desde once cuadros de mando del total de 59 con los que cuenta el municipio, lo que supone una actuación que ha mejorado la iluminación de prácticamente en un 20% de la extensión del casco urbano.

El Equipo de Gobierno mantiene de este modo una apuesta muy decidida por este tipo de actuaciones de renovación del alumbrado, por razones tanto económicas como medioambientales. De hecho hay crédito disponible de un millón de euros más para este año para poder realizar otra actuación aún mayor en los próximos meses.

En estos momentos los técnicos municipales están terminando un proyecto con el que se pretende culminar la renovación de todos los cuadros de mando pendientes, en barrios como El Mirador, El Soto o el Campo de Golf, de modo que el próximo otoño se inicie un proyecto para que la localidad tenga todas sus luminarias del casco urbano ya con sistema

Compartir en Redes sociales