El equipo local fue superior, con rentas suficientes como para no pasar demasiados apuros hasta el 34-30 final

El Decano

El BM Soria logró, en la tarde del sábado, un histórico éxito, al ganar en su debut en la Copa del Rey, en un duelo que le ha enfrentado a otro equipo de su mismo grupo de División de Honor Plata, el BM Guadalajara. El marcador final reflejaba un 34-30. Éxito soriano y decepción alcarreña, que esperaba con ilusión superar esta eliminatoria a partido único, lo que les ofrecía la posibilidad de poder volver a enfrentarse a un equipo Asobal.

Los locales, entrenados por Jordi Lluelles, dominaron casi todo el partido, sin obtener grandes ventajas pero sin permitir que los alcarreños les alcanzasen nunca salvo un tramo inicial: 4-5, 10-17, 14-13 y 16-14 al descanso.

En la segunda mitad, fueron los sorianos ampliando la ventaja sobre los morados, con varias diferencias de cinco o seis goles. Y cuando el BM Guadalajara quería recortar se encontraba con el incombustible Miranda bajo palos. Y así, con esa renta, fueron cayendo los hasta el definitivo 34-30.

Un KO doloroso para el equipo visitantes, que acudía a la vecina provincia con muchas ilusiones y expectativas, pero que se saldaron con una derrota dolorosa.

Compartir en Redes sociales