Uno es de una huella de cocodrilomorfo, del Cretácico Superior, con una antigüedad de entre 90 y 95 millones de años

El Decano

El Ayuntamiento de Tamajón ha recibido la cesión, por parte del Museo Paleontológico de Castilla-La Mancha, de 24 fósiles, uno de ellos una huella de cocodrilomorfo, que van a quedar expuestos, integrados en el recorrido museístico del CIPAT, el Centro de Interpretación Paleontológica y Arqueológica de Tamajón, en su ya próxima apertura, que tendrá lugar previsiblemente este próximo verano, durante la Semana Cultural agallonera, si la pandemia lo permite.

Santiago Langreo, director del Museo con sede en Cuenca, entregó en depósito los fondos al alcalde de Tamajón, Eugenio Esteban, en el salón de plenos de la Casa Consistorial. Esas piezas, y en general el CIPAT, “aportan información que complementa perfectamente el discurso de los grandes vertebrados, sobre todo los carnívoros y otros organismos descubiertos en distintos lugares con los que compartieron periodos de tiempo, aportando una visión integral de la evolución de la vida en el planeta”, señala el director.

Las piezas fueron recolectadas por el profesor Manuel Segura (UAH), en Tamajón, entre los años setenta y ochenta del siglo pasado. Pertenecen al periodo del Cretácico Superior y tienen una antigüedad de entre 90-95 millones de años. El profesor Segura basó en ellas, y en otros muchos hallazgos y observaciones en la provincia de Guadalajara, su ‘Tesis Doctoral sobre Estratigrafía y Paleogeografía del Cretácico en la Cordillera Ibérica, provincia de Guadalajara’, un referente la Paleontología española.
En investigación desde los años 90, y cedidas por Segura al Museo Paleontológico de CLM, regresan ahora a Tamajón, el lugar donde se produjo el hallazgo, según Langreo, “haciendo una buena pedagogía del conocimiento y volviendo al lugar donde surgieron y, por lo tanto, donde mayor y mejor servicio pueden prestar al ciudadano”. Bajo la supervisión científica del propio Manuel Segura, que colabora activamente con el proyecto del CIPAT desde su misma gestación, y con el beneplácito y subvención de la Consejería de Cultura, “se mostrarán en público en Tamajón”, sigue Langreo, igualmente bajo la tutela del Museo.

Así, Ayuntamiento y Junta se unen en el doble propósito de “dar a conocer y mostrar la Cultura, pero también en el de convertirla en motor de desarrollo, sobre todo en lugares tan afectados por la despoblación como la Sierra Norte de Guadalajara”, señala Eugenio Esteban, alcalde de Tamajón. “En época de pandemia, estamos atacados por el virus, pero también la Castilla-La Mancha rural lo está por el de la despoblación. El CIPAT causa un magnífico impacto al visitante recién llegado a Tamajón. Está construido con el buen gusto que corresponde a la, a mi juicio, acertada tendencia de abrir centros de interpretación, que prestan un servicio cultural y de ocio al visitante similar al de los museos, pero que no requieren de tanto esfuerzo o inversión”, coincide Langreo.

Compartir en Redes sociales