La Policía Local practicó 209 inspecciones que acabaron con un total de 38 denuncias

El dispositivo policial comprobó que, en general, no hubo concentraciones de personas en las calles.

El Decano

El dispositivo especial de Nochebuena puesto en marcha por el Ayuntamiento de Guadalajara, para evitar que se celebraran los tradicionales vermús o que no se cumplieran las normas básicas en estas fechas navideñas, y en la que participaron 36 agentes de la Policía Local en dos turnos de 18 agentes cada uno, concluyó a las nueve de la noche del jueves sin que se registraran incidentes destacables.

La inmensa mayoría de ciudadanos y establecimientos decidió respetar todas las normas anunciadas previamente, cumpliendo escrupulosamente las restricciones. No tuvieron lugar los tradicionales vermús, una cita que cada año gusta más y tiene más seguidores, pero que este año estaban prohibidos por la pandemia y así lo respetaron la mayoría. En general, no hubo concentraciones de personas en la calle y se cumplieron las restricciones sanitarias.

No obstante, la Policía Local practicó 209 inspecciones a establecimientos, que acabaron con un total de 38 denuncias.

Compartir en Redes sociales