El Decano

El excomisario José Villarejo ha afirmado hoy que en la causa donde está imputado en la Audiencia Nacional existen “100 grabaciones” sobre la ex secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que son “igual de irrelevantes” que el resto por las que se le investiga.

Villarejo, que se enfrentará a su primer juicio en la Audiencia el próximo 13 de octubre, ha hecho estas manifestaciones a su salida del tribunal, donde ha acudido en calidad de abogado codefensor para asistir a una declaración programada en la causa.

El comisario jubilado ha aludido a quien fuese ex número dos del PP, al igual que hizo en su último escrito remitido al juez, donde manifestó estar desconcertado porque no “se consideren fiables los casi 100 audios que existen en esta causa” en relación a Cospedal, y sin embargo sí que lo sean otros tenidos en cuenta para abrir alguna de las 30 piezas que se investigan en el caso Tándem.

Cospedal ha estado imputada en una de esas piezas, la relativa a la operación Kitchen de presunto espionaje parapolicial al extesorero del PP Luis Bárcenas, si bien el juez la sacó de la causa y procesó a la cúpula del Ministerio del Interior en 2013.

Villarejo ha vuelto a relatar que se comunicó con el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre esta operación, aunque ha dicho que respeta la decisión del juez de no investigarlo.

Ha asegurado que va a demostrar que siempre actuó bajo “autorización oficial”, y ha indicado que “si hay que pedir responsabilidades a alguien, que se lo pidan a los diferentes ministros del Gobierno”, aunque ha reconocido que aceptará su “cuota de responsabilidad”, si existe, derivada de operaciones en las que haya intervenido “por el bien superior” de España, como la denominada operación Cataluña.

“Estoy muy confiado. Creo fervientemente que la Justicia va a poner a cada uno en su sitio”, ha añadido el excomisario, quien ha ironizado con los “villarejólogos y perjudicados de un tal Villarejo” que existen en la causa, al tiempo que ha advertido que habrá quien empiece a huir cuando le escuchen en su próximo juicio.

Compartir en Redes sociales