Así lo ha adelantado en Molina de Aragón el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo

El Decano

Tras la decisión del Consejo Nacional del Agua, de aprobar un cambio en las reglas del trasvase, por lo que en nivel 2 se reduce la cantidad máxima a trasvasar de 38 a 27 hectómetros cúbicos, solo faltaba por conocer cuándo empezaría a aplicarse esa directriz.

Y el dato lo ha aportado esta mañana, en Molina de Aragón, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien se ha referido a que se va a aprobar la modificación del Real Decreto del “famoso memorándum de Cospedal” y se va a mejorar por primera vez en materia de agua desde entonces. El próximo 27 de julio, ha anunciado, el consejo de ministros “va a aprobar una modificación del Real Decreto comprometida por el Gobierno de España y de Castilla-La Mancha, fruto del trabajo conjunto, y que va a disminuir la cantidad a trasvasar de 38 a 27 hm3, poniendo por delante los criterios de la arbitrariedad política que en su día dispusieron los dos gobiernos del PP, en Madrid y en Castilla-La Mancha”.

Esta es la “primera vez que sucede algo así”, y por ello ha reconocido el “esfuerzo y valor” tras el trabajo conjunto de las administraciones regional y nacional, que va a beneficiar a los municipios ribereños, incrementando directamente la lámina agua existente en los pantanos de cabecera de Entrepeñas y Buendía, como así queda reflejado en los cálculos técnicos del Cedex y de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, ha explicado Martínez Arroyo, que indican un incremento de 200 hectómetros cúbicos de media. “Es un paso, no la solución, pero es un paso necesario y positivo”, ha dicho.

Además, Martínez Arroyo ha recordado que se están invirtiendo 40 millones, “dinero de verdad”, en esta zona de Castilla-La Mancha, que posibilita, por ejemplo, que hoy no haya cisternas para el abastecimiento de la población en localidades ribereñas como Chillarón del Rey o Córcoles.

También ha afirmado que si esta modificación se hubiera producido hace seis meses hubiera supuesto un ahorro de 66 hectómetros cúbicos que no hubieran salido de los pantanos de cabecera, y ha lamentado que algunos diputados del PP de Castilla-La Mancha defendieran en Madrid que se paralizara la aprobación de este Real Decreto, y con ello, “en vez de ayudar, poniendo obstáculos a la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos de Castilla-La Mancha, poco comprensible”.

Eso implicará que esos trasvases “automáticos”, que se aprueban sin más si los embalses están en nivel 2, se reducen en 11 hectómetros cúbicos. No es lo ideal para los Municipios Ribereños, ni para la Junta de Comunidades, pero consideran que es un primer paso, hasta que se apruebe definitivamente la normativa que afectará al caudal ecológico del Tajo, dando así respuesta a las diferentes sentencias del Tribunal Supremo.

El Consejo Nacional del Agua aprobó la propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico de modificar las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura, con 43 votos a favor, 19 en contra y otros 19 en blanco. Esta modificación supone una reducción del máximo mensual trasvasable de los 38 hectómetros cúbicos actuales a 27, y según el secretario de Estado de Medio Ambiente del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Hugo Morán, beneficiarán tanto a la cuenca cedente como a la receptora y obedece «estrictamente» a una recomendación técnica.

Compartir en Redes sociales