Hasta veinte municipios de la provincia habían enviado ya la solicitud a la Subdelegación del Gobierno

El Decano

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy la declaración de Zona Afectada Gravemente por una Emergencia de Protección Civil, lo que hasta ahora se conocía como declaración de zona catastrófica, para los territorios afectados por el temporal de nieve ‘Filomena’, lo que afecta a todo el territorio de Castilla-La Mancha.

Esta medida llega después de que lo solicitaran varias regiones, como la Comunidad de Madrid y por supuesto Castilla-La Mancha, para hacer frente a las numerosas consecuencias del temporal de nieve. En Castilla-La Mancha el temporal ha sido especialmente virulento y ha provocado numerosos daños, especialmente en las provincias de Guadalajara y Toledo.

La declaración es muy importante porque abre paso a la puesta en marcha de las ayudas a los territorios afectados y el inicio de los trámites necesarios para recibir ayudas.

De hecho, la Junta de Comunidades acordó esta misma mañana, en el Consejo de Gobierno, instar al Gobierno de España a que declarase como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil aquellos municipios de la región afectados por el temporal de nieve y frío que viene sufriendo la Comunidad desde el pasado día 7 de enero.

Veinte localidades

De hecho, hasta esta mañana había llegado a la Subdelegación del Gobierno de España en Guadalajara veinte solicitudes formales de Ayuntamientos de la provincia que sus municipios fueran declarados zona catastrófica. Los primeros en llegar fueron los de los consistorios de Escopete, Villanueva de la Torre, Escariche, Mondéjar, Corduente, Alovera, Torrejón del Rey y Armuña.

Además, fuentes de la misma Subdelegación confirmaron que otros cuatro ayuntamientos se habían dirigido a la misma solicitando información sobre los procesos y trámites necesarios. Aunque ninguno de ellos había presentado con las solicitudes una valoración de los daños ocasionados por Filomena.

Pero todo este proceso, el de enviar las solicitudes, se convierte en innecesario por la decisión adoptada esta misma mañana por el Consejo de Ministros.

Lo que tienen que hacer ahora este municipios, y todos los que están interesados en reclamar daños, es hacer una valoración seria y rigurosa de los que ha costado en daños y gastos reales la tormenta Filomena.

Fuentes del Gobierno central confirmaron a El Decano que no se pueden incluir en esta valoración de daños los lucros cesantes de los empresarios de la localidad o las pérdidas por no haber aplicado la ORA. Insistieron en que esos asuntos no se contemplan en la declaración de Zona Afectada Gravemente por una Emergencia de Protección Civil.

Compartir en Redes sociales