Martínez Arroyo agradece la labor de los profesionales de la agricultura y la industria agroalimentaria con la tierra

El Decano

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha defendido el uso sostenible del agua que hace el sector agroalimentario en la Comunidad Autónoma, en cultivos tan sociales como el ajo, la cebolla o el champiñón y el melón. Por ello, cada gota de agua se aprovecha y optimiza al máximo en un sector sumamente competitivo donde, además, se genera empleo y futuro para la región.

Durante la visita a la feria internacional de frutas y hortalizas ‘Fruit Logística’, que se celebra en Berlín desde hoy y hasta este jueves, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, acompañado por el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha visitado a las empresas de Castilla-La Mancha que se han desplazado hasta esta muestra, la más importante a nivel mundial en productos hortofrutícolas y que este año cumple tres décadas de trayectoria tras su cancelación el año pasado por la pandemia.

Martínez Arroyo ha recordado que el agroalimentario es un sector relevante en generación de empleo y pervivencia del mundo rural, aportando el 17,1 por ciento de la riqueza de la Comunidad, y que cada año genera “más empleo, más actividad y más tecnología”. Muestra de ello es que es el segundo subsector más importante en exportaciones, con más de 34 millones euros, lo que representa un incremento del 15 por ciento en 2021, respecto a 2020.

En este sentido, ha indicado que este desarrollo es posible “gracias a que tenemos agua. De no ser así, no podríamos garantizar el futuro de nuestra tierra, de los pueblos que hacen realidad Castilla-La Mancha”.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha agradecido la labor de los profesionales de la agricultura y la industria agroalimentaria con la tierra, y les ha trasladado el compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha en el apoyo de sus intereses “para defender un recurso imprescindible como es el agua”.

Líderes en superficie cultivada

Castilla-La Mancha cuenta con cerca de 240.000 hectáreas dedicadas a las frutas, hortalizas y frutos secos, destacando el almendro con 141.000 hectáreas, siendo la segunda región en este cultivo; y liderando en España la superficie de pistacho con 38.000 hectáreas, lo que representa el 77 por ciento de la superficie nacional.

Respecto a las hortalizas, Castilla-La Mancha ocupa la primera posición a nivel nacional en superficie o producción; en cultivos tan relevantes como el ajo, con 19.155 hectáreas, que supone un 68 por ciento de la superficie nacional; la cebolla, con 10.110 hectáreas, el 42 por ciento de la superficie en España; o el champiñón que, con una producción de 76.000 toneladas, representa la mitad de la producción nacional. Además, productos tan emblemáticos en la región como el melón, que representa el 32 por ciento de la superficie nacional con 5.878 hectáreas.

El presidente de Castilla-La Mancha y el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural han visitado en esta jornada las empresas ‘San Isidro El Santo’ Sociedad Cooperativa de Castilla-La Mancha de Las Pedroñeras (Cuenca); la SAT ‘Agrollanos’ de Llanos del Caudillo (Ciudad Real); ‘Neofungi’ Sociedad Cooperativa de Villalgordo del Júcar (Albacete), así como ‘Vialba’ Trading de Albacete; Terrallana Natural llegada desde la localidad toledana de Quintanar de la Orden y Hortiporrinas, procedente de La Solana (Ciudad Real) y La Veguilla, de Las Pedroñeras (Cuenca), asistentes a esta feria internacional.

Compartir en Redes sociales