Aurelia Sánchez indica que la convocatoria de Ayudas para Familias Numerosas cuenta con un presupuesto de 6,5 millones

Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social.

El Decano

El Gobierno de Castilla-La Mancha destina 18,5 millones para este ejercicio en concepto de prestaciones económicas dirigidas a familias en situación de dificultad social.

Así lo ha manifestado la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, al dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno de la semana pasada en materia de Bienestar Social, donde indicó que “se trata de un importante paquete de medidas sociales con el que el Gobierno del presidente García-Page quiere comenzar un 2021 con fuerza y esperanza”.

En este sentido, ha indicado que la convocatoria de Ayudas Económicas para Familias Numerosas en Castilla-La Mancha cuenta con un presupuesto de 6,5 millone. En la región hay 36.643 familias numerosas y de ellas 31.250 son de categoría general y 5.393 de categoría especial.

Además, se ha tomado conocimiento de la convocatoria de ayudas para el mantenimiento de condiciones básicas de vida destinadas a personas en estado de viudedad o situación análoga.

Asimismo, la titular de Bienestar Social ha informado que la convocatoria de las Ayudas de Emergencia Social para 2021 tendrá un presupuesto de 4,7 millones. “El objetivo fundamental es atender situaciones de urgente o grave necesidad que puedan tener las familias y que no puedan ser atendidas por otro medio, así como las necesidades básicas o también situaciones de urgencia en el mantenimiento de la vivienda. Para 2021 se van a incluir también situaciones de emergencia sobrevenidas por el Covid- 19. La previsión es poder atender unas 5.000 ayudas de emergencia social en 2021”, ha aseverado la consejera.

En este contexto, Aurelia Sánchez ha subrayado que dentro de las Prestaciones Económicas se ha aprobado la resolución del Ingreso Mínimo de Solidaridad para perceptores activos. “Se trata de la convocatoria del IMS para beneficiarios que lo estén percibiendo en 2020 o que tengan derecho a que se le pueda renovar en 2021, sobre todo aquellos que no tienen acceso al ingreso mínimo vital del Gobierno de España. Se destinan 6,7 millones para poder atender a las 1.350 familias que en 2021 perciben este ingreso mínimo de solidaridad con una media de 533 euros mensuales y también aquellos que previsiblemente puedan renovarlo para 2021”.

Compartir en Redes sociales