El concejal José Luis Alguacil pregunta “qué comité de expertos o qué historiadores han asesorado para tomar esta decisión”

El Decano

El Grupo Popular en el Ayuntamiento se ha mostrado en contra del “anuncio sorpresa” sobre la intención de cambiar los nombres de varias calles de la ciudad. “No entendemos cómo en una situación como esta, lo que está haciendo el alcalde es ocuparse de generar molestias a los vecinos”, ha dicho el concejal José Luis Alguacil.

Alguacil ha recordado que este tema viene de 2012 por una moción presentada por Ahora Guadalajara, pero que se remonta a más lejos cuando el concejal de Izquierda Unida José Luis Maximiliano denunció al Ayuntamiento porque quería quitar el nombre a la calle Capitán Boixareu Rivera -además de otras calles- y el título de Hijo Predilecto pero el TSJCLM sentenció que “en Guadalajara se cumplía con la ley”. Alguacil ha añadido que “en Guadalajara no podemos aceptar que se diga que hay un callejero franquista”.

El concejal del Grupo Popular ha manifestado el interés para conocer “qué comité de expertos o qué historiadores han asesorado al alcalde para cambiar todas esas calles”, y se ha referido también a la calle Fernando Palanca, que fue alcalde de Guadalajara, pero que no se pone la calle por sus vínculos con el franquismo, sino por su contribución a la reconstrucción del canal del Henares”. Al hilo de esto, también ha explicado que la calle Ros Emperador se refiere a tres hermanos guadalajareños asesinados en la Guerra Civil, solo uno de ellos era militar, los otros dos fueron fusilados solo por ser hermanos de este; o la calle Moscardó Guzmán que según cree Alguacil “se están confundiendo porque no se refiere al General Moscardó sino a su hijo que fue gobernador civil y se pone la calle por la “buena labor urbanizadora que hizo de la provincia”.

El concejal del popular ha puesto de manifiesto “las molestias que esta decisión va a generar en los vecinos afectados y a las empresas en sus rotulaciones, por ejemplo”, y ha preguntado “si el Ayuntamiento piensa asumir esos gastos”.

En el año 2012, ha informado Alguacil, “el alcalde anteior hizo una consulta y el 96% de los vecinos de estas calles afectadas dijeron que no querían que se cambiara el nombre de su calle”.

Esto lo que demuestra, ha dicho el concejal del PP, es que “la izquierda, cuando no sabe qué hacer saca a Franco a relucir”, ha apuntado.

Compartir en Redes sociales