Consiguió empatar el partido, fue superior durante parte del primer tiempo, y le anularon el posible 1-2, pero no supo rematar

El Decano

Nueva derrota del Hogar Alcarreño, en esta ocasión en Almansa, donde hubo minutos en los que fue netamente superior a los albaceteños. Consiguieron empatar a uno, e incluso le anularon el posible 1-2, pero no pudo rematar la faena y el primer tiempo ya acabó con clara ventaja local.

El partido era vital para los almanseños, que antes de comenzar el encuentro estaban en zona de descenso pero apenas a seis puntos de salir del mismo, por lo que se jugaban mucho, muchísimo más que los hombres de Terrazas, que nada pueden hacer para evitar los últimos lugares, a excepción de la Roda.

La cosa empezó bien para los locales, que desde muy pronto se adelantaron en el marcador: Tras un centro pasado por la izquierda que recoge Agus para volver a poner el balón dentro, Paco Tomás deja pasar en el primer palo y Víctor Martí, completamente solo, fusila el portal alcarreño.

Pero los hombres del Hogar Alcarreño no bajaron los brazos, y enseguida llegó el empate: Centro por la derecha de Andrei, Chema Navarro toca el balón, pero lo deja corto y Peinado en boca de gol empuja a la red.

A partir de ahí se lo empezó a creer el Hogar Alcarreño, que estaba llegando más que los almanseños a las proximidades del área rival. De hecho, en el minuto 22 el colegiado anula un gol de Cuenca para el Hogar Alcarreño, por posición de fuera de juego de un compañero que impedía la visión de Chema Navarro. Estaban asustando los de Guadalajara.

Pero cuando amagas y no das, puede ocurrir que lo haga el contrario, y eso lo que ocurrió esta mañana: Gran acción de Víctor Martí que presiona y roba la pelota a De la Cal, el delantero local se va hacia el área y cede atrás para que Paco Tomás, en el punto de penalti, mande el balón al fondo de la portería visitante.

Y a partir de ahí se acabaron las expectativas del Hogar, y empezó a crecer el equipo almanseño. Poco antes de la llegada del tercero, en el minuto 34, una buena llegada local termina con un disparo, casi sin ángulo, de Abellán, intentando la vaselina, pero el balón se va por encima de la portería.

Y pocos minutos más tarde llegaba el tercero, obra de Víctor Martín, un 3-1 con el que se llegaba al descanso.

Un primer tiempo en el que el Hogar Alcarreño había dado la cara, e incluso había metido el miedo en el cuerpo, pero los de Antonio Castillo fueron mucho más muy efectivos que los de Terrazas y aprovecharon sus oportunidades. Lo cierto es que los visitantes, sin presión alguna, desmostraron tener un muy buen trato de balón, la banda por la que percutían Cuenca y Andrei estaba llevando todo el juego ofensivo visitante.

En el arranque del segundo tiempo en Almansa, el local Septién se quedaba en la caseta y entraba Chuliá.

El segundo tiempo no fue tan emocionantes como el primero, y los más destacado fue la consecución de un segundo tanto por parte de los visitantes, un 3-2 que demuestra que el Hogar Alcarreño podría haber obtenido un resultado mejor que una derrota por la mínima, y mantenerse en lo más bajo de la tabla.

Compartir en Redes sociales