Según ha confirmado el alcalde del municipio, Francisco Javier del Río, a partir de este momento, todos los interesados pueden concertar una cita para conocer los puntos clave de la villa, gracias a las explicaciones de un guía especializado

El Decano

El Ayuntamiento de Pareja, en Guadalajara (España), ha puesto en funcionamiento un nuevo programa de visitas guiadas a los monumentos y lugares emblemáticos de la villa. Entre ellos, el museo de la brujería de la localidad, abierto durante la primavera de 2022 y basado en el libro «Alcarria bruja. Historia de la hechicería en Guadalajara y los procesos de la villa de Pareja».

Según ha confirmado el alcalde del municipio, Francisco Javier del Río, a partir de este momento, todos los interesados pueden concertar una cita para conocer los puntos clave de la villa, gracias a las explicaciones de un guía especializado. Para ello, se deberá contactar con el Consistorio –por correo electrónico o llamada telefónica– con, al menos, 48 horas de antelación.

Uno de los elementos que más interés está generando es, precisamente, el museo de la brujería, donde se recupera la memoria de los procesos brujeriles acaecidos en el pueblo. El lugar seleccionado para ello es la antigua torre del palacio episcopal parejano, uno de los complejos más antiguos del lugar. Además, éste es el punto donde estuvo presa Juana de Morillas –una de las procesadas por supuestas prácticas esotéricas–, y desde donde se precipitó al vacío –o la precipitaron–, dando comienzo a la «caza de brujas» que hubo en el municipio durante el siglo XVI.

“Nos encontramos ante una propuesta museística en la que se explican los detalles de los sumarios sobre brujería que se abrieron en el pueblo a inicios de la Edad Moderna”, explica Javier Fernández Ortea, curador de la iniciativa. “Hemos querido hacer un repaso de esta parte de la historia del emplazamiento”.

A los paneles explicativos se unen diversas ilustraciones sobre los referidos acontecimientos, realizadas por el diseñador e investigador Miguel Zorita. Estos materiales proceden de la obra «Alcarria bruja. Historia de la hechicería en Guadalajara y los procesos de la villa de Pareja», escrita por Fernández Orta, ilustrada por Zorita y coeditada por Océano Atlántico Editores.

Asimismo, en el mencionado museo se han incluido objetos relacionados con los procesos inquisitoriales. Entre ellos, un potro de tortura y dos sambenitos. El primero se empleaba a lo largo de los “interrogatorios con tormento”. El mecanismo servía para apretar y estirar los tobillos y muñecas de la acusada, con el fin de conseguir una confesión. Los sambenitos, en cambio, consistían en un “atuendo” de arpillera que se imponía a las sentenciadas, para que la población las pudiera identificar a simple vista.

El desarrollo de la obra.

«Alcarria bruja. Historia de la hechicería en Guadalajara y los procesos de la villa de Pareja» es el libro en el que se fundamenta el museo de las brujas parejano. La obra, escrita por Javier Fernández Ortea e ilustrada por Miguel Zorita, se estructura en dos partes diferenciadas. En el primer pasaje se hace un repaso al «pensamiento mágico» desde el Paleolítico hasta la Edad Media en el ámbito arriacense. De hecho, “se abordan, en sus contextos, todos los perfiles de curanderos, brujas, aojadores, saludadores y demás figuras que existieron en todas las comarcas caracenses”.

La segunda parte se centra en desgranar los procesos de las brujas de Pareja, auténtico referente de la provincia. “Se describen todos los sucesos ocurridos desde que es apresada la primera rea en 1526. También se abordan las persecuciones a su círculo cercano y las descripciones de los supuestos conventículos en Barahona”, explica el autor. “Se completa el relato con imágenes de las torturas y las condenas finales al clan de las Morillas”.

Compartir en Redes sociales