No obstante, en términos anuales baja un 15,55% con 2.479 parados menos. El sector servicios es el que acumula un mayor crecimiento del paro, un 2,69%, con 279 desempleados más

M.P./El Decano

El paro subió un 1,91% la provincia de Guadalajara, en el mes de julio, con 253 personas desempleadas más y un total de 13.465 demandantes de empleo en las oficinas del Sepecam, según los datos que ha hecho públicos el Servicio de Empleo Público Estatal este martes, 2 de agosto. Sin embargo, con respecto al mes de julio de 2021, existen 2.479 personas menos en situación de desempleo, lo que supone una reducción del 15,55%.

De los 13.465 parados registrados, 5.030 fueron hombres y 8.435 mujeres. La mayor parte de los parados tienen 45 años o más, 7.378 demandantes; mientras que entre 30 y 44 años existen 4.149 personas sin empleo; entre los 25 y los 29 años, 1.021 parados y entre los menores de 25 años, existen 917 demandantes de empleo.

Por sectores, el paro bajó un 4,03% en la industria, donde se registran 37 parados menos y un total de 882 personas inscritas; y un 0,43% en la agricultura, con una persona menos en las listas del Sepecam y 229 demandantes; mientras subió en resto de sectores, un 0,34% en la construcción, con tres personas más en el paro y 897 personas inscritas; un 2,69% en el sector servicios, con 279 desempleados más y 10.660 demandantes de empleo y un 1,14% en el colectivo sin empleo anterior, con 797 personas inscritas.

El desempleo también crece en el conjunto de Castilla-La Mancha un 1,95%, con 2.705 parados más y 141.101 personas inscritas en el Sepecam, siendo Albacete la provincia donde más subió el paro en términos relativos, un 2,96%, con 765 parados más y un total de 26.578 y Cuenca, donde menos, un 0,52%, con 53 desempleados más y 10.214 personas inscritas. En relación al mes de julio del año pasado, el paro baja un 16,39% en Castilla-La Mancha con 27.654 parados menos.

A nivel nacional, el número de personas registradas en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) al acabar el mes de julio ha aumentado en 3.230 personas, un 0,1 por ciento más en relación con el mes anterior. De esta forma el paro se sitúa en 2.883.812 personas, que no obstante es la cifra más baja en un mes de julio desde 2008.

Respecto al mismo mes de 2021 se ha registrado la mayor caída interanual al reducirse el desempleo en 532.683 personas.

No es la primera vez que sube ligeramente el paro en un mes de julio. El incremento en esta ocasión ha sido significativo a partir de la mitad del mes, en gran parte debido a la incertidumbre internacional.

Cambio estructural en la contratación

El número total de contratos registrados durante el mes de julio ha sido de 1.665.515, de los que un 41,44% son de carácter indefinido, afianzando así la pauta ya observada en meses precedentes.

En el mes de julio se han registrado 685.992 contratos indefinidos, una cifra que multiplica por cuatro la media histórica.

Los contratos indefinidos del mes de julio se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 285.252 a tiempo completo, 159.150 a tiempo parcial y 241.590 fijos discontinuos.

En términos acumulados, los contratos indefinidos celebrados a tiempo completo en los primeros siete meses del año han alcanzado un total de 1.608.898, lo que supone un aumento de 909.417 (130,01%) con respecto al mismo periodo de 2021.

El paro por sectores económicos

El paro registrado por sectores económicos ha subido en el ámbito de Servicios 11.237 personas (0,56%).  En concreto en el área de la Educación es donde se ha acusado más ese ascenso, con 23.708 personas más, debido al fin del año escolar. La pérdida de empleos afecta a contratos previos a la entrada en vigor de la reforma laboral.

En tanto, la subida apenas llega al millar de personas en el sector de la Agricultura 825 (0,56%) y en el de la Construcción 976 (0,43%).

En el sector en el que la desocupación desciende es el de la Industria 1.909 (-0,81%) y Sin Empleo Anterior, que este mes de julio anota 7.899 personas menos (-3,17%).

El paro por sexo y edad

Atendiendo a la edad, el desempleo de las personas menores de 25 años ha bajado en 12.604 personas (-6,26%) respecto a junio, lo que sitúa la cifra global (188.605) en la mejor de toda la serie histórica.

En términos interanuales, se ha registrado una reducción del 28,1% en el ritmo de bajada de desempleo de los más jóvenes.

En los mayores de 25 años el desempleo sube en 15.834 personas (0,59%)

Por su parte, el desempleo femenino ha aumentado en 4.573 personas (0,27%) hasta situarse en 1.728.388; mientras que el masculino ha descendido en 1.343 personas (-0,12%) hasta situarse en 1.155.424. 

En relación al mismo mes de julio del 2021, el paro masculino ha descendido en 243.355 (-17,40%), mientras que el femenino acusa una bajada de 289.331 personas (-14,34%).

El paro por comunidades autónomas

El paro ha disminuido en 8 comunidades autónomas. En cifras absolutas ese descenso ha sido más pronunciado en la Comunidad Valenciana (-2.937), Andalucía (-2.263) y el Principado de Asturias (-1.464).

Las subidas más acusadas se han dado en Cataluña (3.310), Castilla-La Mancha (2.705) y Comunidad de Madrid (2.432).

Prestaciones en el mes de junio

El número de personas beneficiarias existentes a final del mes de junio asciende a 1.674.838.

El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, ha sido de 944,3 €.

El gasto total en prestaciones ha ascendido a 1.544,6 millones de euros, lo que supone un 25,2% menos que el mes de junio de 2021.

La afiliación a la Seguridad Social suma 9.104 empleos en julio y 272.039 en lo que va de año

El número de afiliados a la Seguridad Social se ha incrementado en julio, en términos desestacionalizados, en 9.104 personas, hasta un total de 20.111.141 afiliados. Se acumulan así 15 meses consecutivos de aumento del empleo.

Tras el excepcional comportamiento en junio, en julio se sigue creando empleo, apuntando probablemente a un adelanto de las decisiones de contratación este verano. El promedio de aumento de afiliación en estos dos meses es de 43.026, en la línea de los crecimientos junio-julio de los años pre-pandemia. 

En total, en los siete primeros meses del año se han registrado 272.039 afiliados más, descontando la estacionalidad y el efecto calendario. De esta manera, se supera en 625.000 personas el nivel de afiliación anterior al impacto de la COVID-19. 

Se mantiene el notable dinamismo del empleo en actividades innovadoras

En el mes de julio se mantiene un notable dinamismo en los sectores de alta productividad, como Información y Comunicación o en Actividades Profesionales, Científicas y Técnicas. En el sector de hostelería el comportamiento es el de un mes de julio normal. La moderación del crecimiento del empleo en julio está concentrada en sectores muy singulares como Administraciones Públicas, Educación, Construcción y Agricultura, que pueden estar vinculados a factores de naturaleza transitoria o a factores meteorológicos.

En lo que va de año, el crecimiento de la afiliación ha sido generalizado, alcanzando a casi todos los sectores. Además, el aumento de afiliación ha resultado especialmente intenso en las actividades más innovadoras y de mayor valor añadido, entre los que destaca Información y Comunicación (6,55%), Educación (4,34%) y Actividades Profesionales, Científicas y Técnicas (2,97%). Por su parte, la Hostelería, con un aumento respecto a finales de 2021 del 3,62%, recupera prácticamente el nivel de afiliación previo a la pandemia.

Se acentúa el impacto positivo de la reforma laboral

Siete meses después de la entrada en vigor de la reforma laboral (y cuatro después de la aplicación de las principales novedades en materia contractual), continúan apreciándose sus efectos positivos en la mejora de la calidad del empleo. En julio, sigue acelerándose el aumento de los afiliados con contrato indefinido, con 1,5 millones más de afiliados con contrato indefinido que en los años anteriores a la pandemia.

En este sentido, sigue aumentando la estabilidad en el empleo, como se observa en la proporción de afiliados con contratos indefinidos: en julio, alcanzan el 80%, 11 puntos más de lo que era habitual antes de la pandemia. En años anteriores, la contratación indefinida se reducía en el verano, frente al aumento que se está observando este año. Además, se aprecian efectos especialmente positivos entre los jóvenes, un colectivo con una tasa de temporalidad habitualmente alta. Entre los menores de 30 años, el porcentaje de trabajadores con contrato indefinido ha subido en 30 puntos respecto al promedio de este mes, pasando del 34% al 64%. 

A consecuencia del crecimiento del empleo, la ratio entre cotizantes y pensionistas alcanza máximos de una década, situándose en 2,39

Por otra parte, 18.285 trabajadores están en un ERTE-ETOP, cifra que se mantiene estable. El mecanismo RED sectorial aprobado para las agencias de viaje protege a 1.726 trabajadores a finales de julio.

Afiliación media

Finalmente, en términos originales, la afiliación media a la Seguridad Social contabiliza 7.366 afiliados menos, cerrando el mes con 20.340.964 inscritos (10.880.380 hombres y 9.480.585 mujeres). En total, el número medio de afiliados en términos originales supera en 749.236 ocupados el nivel de hace un año.

Compartir en Redes sociales