• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Provincia

Las obras de remodelación arrancarán en marzo y guardarán las estética de la primera fase, pero se cambiará el arbolado

M.P.

Los trabajos para renovar la arteria principal de la vida social en Molina de Aragón, el Paseo de los Adarves, están a punto de comenzar. De hecho, todo está listo y a la espera de que los técnicos de la Diputación den el visto bueno, cuando las condiciones meteorológicas sean las propicias, probablemente, en el mes de marzo: “Ya están licitadas las obras y firmada el acta de replanteo con la empresa”, afirma el alcalde de la localidad, Francisco Javier Montes, que considera importante “que en verano no esté el paseo levantado, porque hay mucha gente, y lo que me han transmitido es que estará terminado antes”.

Mientras tanto, explica el regidor municipal, han aprovechado estos días para retirar los árboles que se secaron como consecuencia del temporal “Filomena”.

La avenida guardará la estética de la primer fase, ejecutada en 2017 con una inversión de  230.000 euros del Gobierno regional, en el tramo comprendido entre la Avenida Manrique de Lara y la calle Antonio López Ayllón Gaona, es decir, entre el bar “Las Vegas” y la pastelería, “El Manolongo”.

En lo que se refiere a esta segunda fase, será ejecutada por la Diputación Provincial con un presupuesto de 430.698 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses y cubrirá el tramo que queda pendiente hasta la Alameda: “El proyecto contempla la misma estructura, pero los árboles cambiarán a sugerencia del técnico del Ayuntamiento”, comenta el alcalde.

De esta manera, la zona de paseo se ampliará, eliminado una vía estrecha paralela a la CM-210, pero según Montes, se mantendrá una calle de coexistencia para permitir el acceso a unos garajes entre las calles Antonio López Ayllón y Viñas.

Asimismo, se abrirá una salida directa hacia la CM-210 desde la Urbanización “Las Cerradas”, cerca de los antiguos supermercados “Clavo” “y “desde allí, a la Alameda va a ser una calle ancha, como la de la primera fase”, relata.

Además, la adecuación de los Adarves enlazará con el proyecto de mejora del Paseo de la Alameda, desde la puerta del mismo, al chiringuito con cargo al plan de inversiones que ha puesto en marcha la Diputación Provincial, cuya subvención ronda los 300.000 euros.

En estos momentos, según el primer edil, se está terminando de redactar el proyecto para su posterior licitación y ejecución, lo que espera que suceda antes del verano. Montes recuerda que con el programa de formación y empleo “Recual”, se hicieron los accesos de la parte derecha, se cambiaron los bordillos y se levantó el pavimento: “Se ha levantado porque el paseo ya no va a ir por ahí”, comenta. El trazado, señala, discurrirá en línea recta desde la puerta y en la parte que quedará despejada, a la izquierda, el proyecto contempla zonas verdes con un parque de calistenia y otro con equipamiento para que las personas mayores se mantengan en forma.

También se adecuará la propia plaza del chiringuito, quedando pendiente para una segunda fase el tramo hasta el parque infantil que remata el paseo: “Esta parte se adecuará un poco con el Recual 2022, pero quedaría pendiente de ejecución”.

La Diputación Provincial, indica Montes, también correrá con los gastos de los accesos al futuro Parador de Molina, que se ejecutará por la parte de atrás.

Compartir en Redes sociales