No era posible hasta ahora, y va a ser una realidad cuando entre en vigor la nueva PAC

El Decano

A partir del 1 de enero de 2023 el sector de las aguas minerales va a poder acogerse a las nuevas convocatorias de la línea Focal para la industria agroalimentaria, “algo que no era posible hasta ahora”, y que va a ser una realidad cuando entre en vigor la nueva PAC, gracias al trabajo que se ha realizado en las negociaciones que se están llevando a cabo por el Gobierno de Castilla-La Mancha.

Esta ha sido una de las noticias anunciadas al sector durante la visita del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, a la embotelladora de ‘Agua de Valtorre’ en Belvis de la Jara; un recorrido realizado en estas instalaciones junto al consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, entre otras autoridades.

En concreto, ha sido aquí donde el consejero ha explicado que este logro es de especial relevancia para el sector de las aguas minerales, empresas que crean riqueza en el medio rural y que son imposibles de deslocalizar, permaneciendo en el territorio.

Ayudas al sector agroalimentario

De esta forma, ha incidido en la importancia de las ayudas Focal para el sector agroalimentario, cuya última convocatoria del Gobierno regional está abierta, con 70 millones, hasta el próximo 2 de noviembre. Con esta ayuda, ha explicado, se esperan movilizar alrededor de 300 millones de inversión.

Martínez Arroyo ha recordado el efecto multiplicador de esta línea, “multiplicando por cuatro la inversión que se hace desde la Administración pública para apoyar el esfuerzo del sector agroalimentario en Castilla-La Mancha”.

Plan hidrológico del Tajo

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha hecho también referencia, durante su intervención, al trabajo que se está realizando en la elaboración de los diferentes planes hidrológicos de las cuencas que discurren y vertebran la región.

En concreto, en la del Tajo, ha destacado que en el borrador hay ya un caudal ecológico del río a su paso por Talavera de 18 metros cúbicos por segundo. Además, se ha conseguido, “entre todos”, un compromiso del Gobierno central para invertir casi 1.000 millones de euros en un plan de depuración de las aguas residuales de Madrid.

Esta inversión, ha subrayado, va a redundar en el beneficio de los habitantes también de Toledo o Talavera de la Reina, y ha resaltado que es importante que este plan responda a los intereses de la región algo que se está viendo, ya que se están teniendo en cuenta “los anhelos y demandas de los intereses de los ciudadanos de Castilla-La Mancha” en un recurso tan “sensible” como el agua.

Además, Martínez Arroyo ha trasladado el compromiso del presidente Garcia-Page con este recurso imprescindible para la vida, algo que se traslada en la política diaria y que se lleva a cabo, fomentando el agua superficial en calidad y cantidad suficiente para consumo humano y usando agua de los acuíferos para la agricultura, de manera sostenible.

Así, ha dicho que en Castilla-La Mancha “con una gota de agua hacemos casi un milagro, producimos alimentos que acaban siendo la despensa de Dieta Mediterránea en todo el mundo”.

Compartir en Redes sociales