Fernando Parlorio

Finalizamos 2020 con la esperanza puesta en que 2021 fuera un año mejor. Sin embargo, el temporal y la grave situación epidemiológica que sufrimos están siendo el cóctel perfecto para tirar por tierra negocios como la hostelería, o empresas de turismo de nuestra ciudad.

Pero no es momento de bajar los brazos, desde Cs hemos presionado a la Junta para que ponga en marcha ayudas directas a los autónomos de Guadalajara por valor de 65 millones de euros. Con lo que hemos evitado que más de la mitad de 150.000 pymes y autónomos se quedaran sin ayudas.

Y en esta línea hemos seguido trabajando, también desde el Ayuntamiento de Guadalajara, donde desde el minuto uno pusimos en marcha una convocatoria de ayudas dotada de casi dos millones de euros para ayudar a los autónomos de la ciudad, así como, otra específica para tratar de ser un balón de oxígeno a empresas hosteleras, ocio nocturno y empresas turísticas.

Además, tomamos también otras decisiones que estaban encaminadas a reducir la presión fiscal sobre el bolsillo de propietarios de bares y restaurantes en la ciudad. Por poner un ejemplo: eliminamos la tasa de terrazas durante el año pasado, y hemos mantenido esta decisión para 2021.

Llegarán tiempos mejores, estamos seguros. Pero ahora es momento de arrimar el hombro, de no dejar a nadie atrás. Y dada la situación tan grave que sufrimos, pedimos al Gobierno de Sánchez y Unidas Podemos que deje de esconderse y escudarse en las autonomías y movilice ayudas directas a la hostelería.

Porque están en jaque más de 2,5 millones de empleos, porque está en jaque la economía familiar de millones de familias de España y porque está en jaque uno de lo sectores más importantes para este país. La hostelería se desangra y sin la colaboración de todas las administraciones no vamos a lograr ser ese salvavidas que necesitan.

Compartir en Redes sociales