La consejera de Economía, Empresa y Empleo, Patricia Franco, reconoce que la situación es adversa y compleja, pero asegura que los datos fríos muestran que la situación no es tan negativa

Marta Perruca

Todos los indicadores hacían presagiar unos años de crecimiento económico y bonanza, una vez parecía que el fantasma de la crisis financiera de 2008 había quedado, por fin, atrás. Desde luego, nadie hubiera sido capaz de adivinar la que se nos venía encima: Una pandemia mundial, un gran temporal de la talla de Filomena; una crisis de suministros; la energía marcando máximos históricos día tras día, una inflación disparada y, para poner la puntilla, una guerra en el este de Europa.

Seguramente, tampoco nadie en Castilla-La Mancha hubiese querido jugar con estas cartas y estar en la piel de la consejera de Economía, Empresa y Empleo, Patricia Franco, en unos momentos sin precedentes en nuestra historia reciente, marcados por la inestabilidad y la incertidumbre, los dos ingredientes que hacen que el cóctel de la economía se vuelva altamente explosivo. Pero “esto es lo que tenemos y con estos mimbres tenemos que jugar el partido, para mejorar el futuro de nuestra región y de nuestras generaciones venideras”, afirma la titular de Economía, Empresa y Empleo.

Los adjetivos “complejo”, “complicado” o “difícil”, aparecen varias veces en nuestra conversación, mientras intentamos analizar este escenario incierto en la provincia, pero no parece que se resigne o se lamente. Patricia Franco se muestra firme y decidida: “No voy a consentir que la coyuntura actual me lleve por un camino que no es el que quiero, ni para mi familia, ni para mi vida, ni para las generaciones futuras”. De otras plazas hemos salido “y lo haremos otra vez”.

Y es que, ya lo dice el refranero, “no hay mal que por bien no venga” y si hemos atravesado momentos difíciles, no es menos cierto que “el contexto, a pesar de ser adverso, analizado fríamente con cifras y datos no es tan negativo”, afirma Franco, incluso ha habido hueco, entre vendaval y vendaval para anuncios importantes sobre, por ejemplo, el establecimiento de nuevas empresas. De hecho afirma que, aunque la incertidumbre no es buen caldo de cultivo, “hay mucha inversión, simplemente hay que saberla canalizar y creo que en los próximos meses vamos a recibir buenas noticias, tanto para la provincia, como para la ciudad de Guadalajara”.

Por otro lado, a las puertas de la Semana Santa, también es momento de mirar hacia el sector turístico y las previsiones que se manejan para este periodo vacacional, que son muy positivas para el turismo rural de la provincia.

  • La pandemia del Covid-19 resultó ser un revulsivo para el turismo de interior y esa es preciamente la apuesta de Castilla-La Mancha con el eslogan “Tu mundo interior” ¿Cuáles son las expectativas para esta Semana Santa?

Las previsiones son muy buenas. Los dos primeros meses también han sido muy positivos en la provincia de Guadalajara, especialmente en el turismo rural, que ha tenido crecimientos en viajeros y pernoctaciones del 300 y el 500% con respecto al año pasado y del 100% en el ámbito de los hoteles.

La Semana Santa siempre es una temporada de un buen comportamiento en cuanto al turismo de interior en nuestra Comunidad Autónoma y hemos ido año, tras año, hasta que llegó el Covid, sumando records en este ámbito. Ahora, las encuestas que hemos realizado al sector nos dicen que la ocupación a fecha de hoy en turismo rural en la provincia de Guadalajara está por encima del 91% y del 71% en el ámbito hotelero. Creo que son buenas previsiones y yo espero que tanto el turismo rural como el turismo hotelero vuelva a tener en la provincia de Guadalajara una buena Semana Santa, como las anteriores que hemos tenido.

Así que vamos a confiar en que va a haber actividad y que la gente va a venir a disfrutar no solo de lo que ofrecemos como destinos turísticos, sino de la vida en nuestros municipios y de lo acogedora que es nuestra gente, que al final es lo que siempre se queda.

“Los dos primeros meses han sido muy positivos en Guadalajara, especialmente en el turismo rural, con crecimientos en viajeros y pernoctaciones del 300 y el 500% con respecto al año pasado”

  • Hablando de turismo, otra apuesta importante es la gastronomía, a través de la nueva marca “Raíz Culinaria”, que ha tenido un papel relevante en Madrid Fusión…

“Raíz Culinaria surge dentro de un plan estratégico de gastronomía que pusimos en marcha en enero de 2020, justo antes de la llegada de la pandemia. Podríamos haber dicho: Ahora no toca hablar de este plan, porque hay que sortear los efectos de la crisis sanitaria del Covid, pero hemos ido trabajando e impulsándolo y ese trabajo está dando sus frutos.

Creo que es una marca “Raíz Culinaria” y un plan que hemos puesto en marcha de la mano de todo el sector, que aglutina y recoge todo el espíritu gastronómico que tienen nuestra tierra.

Vamos a llevar a cabo muchas iniciativas, entre otras, la celebración de la Gala Michelín, que va a tener lugar el 22 de noviembre en nuestra región y para llegar a esa fecha, conjuntamente también con la Guía Michelín, vamos a desarrollar iniciativas gastronómicas en nuestras cinco provincias de manera que, con una marca de referencia, como es Guía Michelín, la marca Raíz Culinaria siga fidelizándose , a partir de un trabajo y un proyecto que está generando mucha ilusión.

No sólamente me refiero a los restauradores más reconocidos, sino a muchos lugares de nuestra región donde se come de manera formidable y tampoco podemos limitarnos a los restaurantes o a los chefs, que realizan lo mejor de nuestra gastronomía, sino a toda la cadena alimenticia y de valor que tenemos detrás de una tierra que genera muchísima producción agroalimentaria con una elevadísima calidad.

Yo creo que con la marca “Raíz Culinaria” vamos a seguir, sobre todo, vendiendo gastronomía como un elemento diferencial de toda nuestra oferta turística, que de alguna forma nos identifica, porque es muy difícil veniar a Castilla-La Mancha, visitar cualquier sitio o lugar perdido y no llevarte una buena experiencia gastronómica.

Patricia Franco en Madrid Fusión con la repostera de Pioz, Fátima Gismero.
  • En el caso de Guadalajara, se están impulsando los producción agro-alimentarios y la gastronomía con iniciativas como las marcas “Alimentos de Guadalajara” o “deGUsta Guadalajara” ¿Tienen cabida dentro de Raíz Culinaria? ¿Piensa que se pueden establecer sinergias?

Sí, sí. La marca “Raíz Culinaria” es una marca totalmente integradora que tiene que servir como paraguas para los elementos diferenciales de nuestras diferentes cocinas que tenemos a lo largo y ancho de nuestra región, pero cuesta mucho trabajar una marca que sea reconocida, homogénea y bien interpretada tanto nacional como internacionalmente, que es lo que está consiguiendo Raíz Culinaria.

Lo importante es que es una marca que está ahí para poder ser utilizada y nosotros estaremos encantados de que todo el mundo la utilice como propia, porque de eso se trata. Igual que utilizamos la marca España como referencia internacional cuando los territorios o las regiones nos movemos por el mundo (…) yo creo que también a nivel regional, en materia gastronómica, debe primar la marca “Raíz Culinaria” y dentro de esta marca, tener otras submarcas que nos ayuden a establecer elementos diferenciales.

” ‘Raíz Culinaria’ es una marca totalmente integradora que tiene que servir como paraguas para los elementos diferenciales de nuestras diferentes cocinas a lo largo y ancho de nuestra región”

  • Entonces, un productor de Guadalajara, por ejemplo, ¿puede utilizar la marca “Raíz Culinaria” como distintivo de calidad?

Ahora mismo estamos trabajando en un manual de uso como hicimos en su día con la marca de turismo regional “Castilla-La Mancha en un lugar de tu vida”. Hay una marca también generada por la Consejería de Agricultura para los productores agroalimentarios que se llama “Campo y Alma”, que está a disposición ya de los agricultores y empresas agroalimentarias y la marca Raíz Culinaria está en proceso de desarrollo del manual de uso y sí, por supuesto, va a poder estar al alcance de todas las personas que bajo una marca gastronómica quieran diferenciarse con una imagen común.

  • ¿Cómo se prevé desde el Gobierno de Castilla-La Mancha que afecte la coyuntura actual de inestabilidad a la situación económica de la provincia y de Castilla-La Mancha?

Las previsiones procedentes de los grandes estudios económicos en cuanto al crecimiento económico en la Comunidad Autónoma y en la provincia de Guadalajara siguen siendo positivas y los últimos datos apuntan a que los crecimientos económicos continuarán por encima de la media nacional.

Esto es positivo, porque podríamos estar en otros ratios y en otros indicadores, teniendo en cuenta que la afectación de la crisis del COVID ha sido menor en Castilla-La Mancha que en otros lugares de España y esto hacía que inicialmente el crecimiento en Castilla-La Mancha fuera menor.

Sin embargo, está claro que la tendencia de estos primeros meses de arranque del año llevan una trayectoria creciente de la economía regional, por encima de la media nacional y aunque, es cierto que el contexto todavía es de una gran incertidumbre y muy complejo, estamos haciendo todo lo que podemos para paliar al máximo los efectos coyunturales que la economía internacional está plasmando en nuestra actividad económica.

Creo que hay que intentar, dentro de todo lo que llevamos a las espaldas y teniendo en cuenta que la sociedad está cansada, porque llevamos camino de dos años y medio muy duros con el Covid y con las crisis posteriores y ahora con la Guerra de Rusia y Ucrania en el contexto europeo, tener claro que estamos viviendo un contexto muy complejo.

Quizá son nuestros jóvenes los que lo tienen más difícil porque, a pesar de ser una generación formada y preparada, están viviendo en un contexto de mucha complejidad en materia de inserción laboral. No obstante, yo a muchos jóvenes los veo con ganas de salir adelante y creo que la responsabilidad, tanto de los políticos como de las personas de mayor edad que llevamos viendo muchas situaciones complejas, es estar a la altura, dar la talla y pelear por los intereses económicos y sociales de la región.

Es lo que estamos haciendo desde el Gobierno regional. No resignarnos ante la adversidad sino, aprovechar este contexto complejo, sacar nuestras fortalezas para que la región no sólo se resienta lo menos posible, sino que crezca de la forma más rápida, que es lo quiere la ciudadanía.

“Los últimos datos apuntan a que los crecimientos económicos continuarán por encima de la media nacional”

  • A pesar de la pandemia, en los últimos meses ha habido anuncios de llegada de nuevas empresas importantes a la provincia de Guadalajara ¿Esta situación va a frenar el crecimiento empresarial de nuestro territorio o se esperan nuevos anuncios al respecto?

Yo creo que a la inversión no le gusta la incertidumbre. Nunca le ha gustado y posiblemente ralentice la inversión, pero estamos ahora mismo con grandes proyectos, que se están gestando y están buscando ubicación en el centro de España. Nos estamos posicionando con nuevas estrategias y nuevas plataformas que nos permiten trabajar de manera directa con los ayuntamientos. Esta semana, sin ir más lejos, entró un nuevo proyecto a través de la plataforma “Investing Spain”. El Ayuntamiento de Guadalajara, por ejemplo, está intentando presentar su propuesta.

De esta manera, estamos trabajando de una forma mucho más participativa. Creo que en el ámbito logístico, en esta I Feria Logistic Spain que hemos tenido, se ha visto y percibido claramente que va a haber importantes proyectos de grandes inversiones en el sector logístico, por ejemplo en Guadalajara capital, que siempre ha estado más al margen de las inversiones que sí ha tenido el Corredor del Henares.

Por tanto, yo soy optimista. Hay mucha inversión, simplemente hay que saberla canalizar y creo que los próximos meses vamos a recibir buenas noticias tanto para la provincia, como para la ciudad de Guadalajara.

Esto siempre ayuda a no bajar la guardia y a seguir siendo optimista.

La consejera participó en la inauguración de la I Feria Internacional Logistic Spain.
  • El pasado lunes conocíamos los datos del paro del mes de marzo. Guadalajara se ha llevado la peor parte del pastel en Castilla-La Mancha con 339 parados más que el mes anterior. Sin embargo, son 4.004 menos que en 2021 ¿Qué análisis se puede hacer de esta situación?

Hay un desánimo colectivo que está marcado porque estamos viviendo situaciones excepcionales a las que no estamos acostumbrados, como la pandemia del Covid-19, la pérdida de muchas personas queridas; la falta de relaciones sociales para evitar los contagios… Todo esto se va incrementando en un momento en el que pensábamos que las cosas iban mejor en el ámbito de la pandemia, pero nos han llegado otros elementos que han distorsionado el ánimo colectivo.

La crisis generada por la Guerra de Rusia y Ucrania y también el encarecimiento de los precios de los combustibles y las materias primas, que viene desencadenado por la paralización de la actividad en la crisis sanitaria del Covid… Todo ello está generando una tormenta perfecta para que haya un desánimo que yo creo que tenemos que vencer entre todos, porque hemos vivido momentos muy difíciles y los hemos superado juntos y ahora hay momentos complejos y hay que volverlos a superar juntos otra vez.

El contexto, a pesar de ser adverso, analizado fríamente con cifras y datos no es tan negativo. Haber conseguido reducir en más de 4.000 personas el desempleo en la provincia de Guadalajara durante el pasado año es un indicador positivo de que las cosas van bien. Si echo la vista atrás, desde que llegamos al Gobierno el desempleo ha descendido más de un 20%. Eso quiere decir que sólo en el último año, una de cada cuatro personas que estaban en situación de desempleo en la provincia de Guadalajara ha salido de las listas del paro.

A nivel regional es cierto que tenemos más de 150.000 personas desempleadas, pero recuerdo perfectamente cómo en los años 2012 y 2013 tras la crisis financiera, estábamos en niveles de más de 273.000, es decir, más de 125.000 personas desempleadas más que en la actualidad. Entonces, no digo que no hubiera un desánimo colectivo, pero la gente estaba más atemperada.

Sinceramente, a pesar de la adversidad, creo que hay mecanismos, hay herramientas y tenemos que salir a pelear. Esto tiene que venir aparejado también de una mejora en la cualificación de los perfiles que demanda el actual mercado de trabajo, que es también en lo que estamos trabajando.

La situación es así de dura. Nadie nos había avisado de que iba a venir una crisis del Covid, que íbamos a estar con los precios que tenemos, ni que se iba a generar una Guerra por la invasión de Putin a Ucrania, pero esto es lo que tenemos y con estos mimbres tenemos que jugar el partido, para mejorar el futuro de nuestra región y de nuestras generaciones venideras.

Personalmente, es lo que me planteo cada día que miro a mis hijas a los ojos o cada día que veo a una persona en esta sociedad buscando una oportunidad de empleo. Esto es lo que nos tiene que seguir moviendo a todos, porque de lo contrario, la situación nos arrastra y yo no estoy dispuesta a que la coyuntura me lleve por un camino que no es el que quiero, ni para mi familia, ni para mi vida, ni para las generaciones futuras.

“Si echo la vista atrás, desde que llegamos al Gobierno el desempleo ha descendido más de un 20%. Eso quiere decir que sólo en el último año, una de cada cuatro personas que estaban en situación de desempleo en la provincia de Guadalajara ha salido de las listas del paro”.

  • ¿Nos terminaremos por adaptar a la adversidad?

Es permanente, es agotador y yo entiendo el cansancio y el hastío de la gente, perfectamente, y lo comparto, porque hay momentos en los que parece que falta la fuerza, pero es el contexto que nos ha tocado vivir.

Hemos vivido otros contextos complejos en la historia económica y social de nuestra región y nuestro país y hemos salido adelante. No han sido fáciles las guerras fratricidas y el país ha salido adelante. Nos hemos formado, nos hemos cualificado, hemos conseguido mejores empleos… Ahora estamos en un contexto muy distinto, que es muy complejo también, pero si como país nos hemos reforzado y hemos salido adelante de condiciones muy adversas, pues ahora lo tenemos que volver a hacer.

Hay muchas cosas que no dependen de nosotros, pero en nosotros sí está el síntoma permanente de recuperación y de lucha para conseguir lo mejor para nuestra gente. Eso es lo que nos tiene que mover a nosotros como Gobierno, que es lo que hacemos cada día, y al conjunto de la sociedad para poder avanzar.

Compartir en Redes sociales