El CEIP Ciudad de Capadocia y la Escuela Infantil Municipal han celebrado el Día de la Naturaleza

El Decano

Los niños de Trillo celebraron el Día de la Naturaleza, una actividad que realizan cada año -a excepción del pasado 2020- con distintas actividades que pretenden fomentar en ellos el amor por el medio ambiente y la importancia de cuidarlo y respetarlo.

En el caso de la Escuela Infantil Municipal, sus pequeños de entre 0 y 3 años salieron al patio para sembrar flores nuevas en sus jardineras. Es la actividad principal y, seguramente, en la que más disfrutan los niños, sin embargo es el final de un trabajo más completo en el que las educadoras se esmeran por hacerles entender la importancia de respetar y cuidar a la naturaleza, la acción del sol y el agua, el papel que las plantas desempeñan en el ciclo de la vida, y lo hacen a través de diversas herramientas, juegos y dinámicas.

Con la ayuda del Ayuntamiento de Trillo, que adquirió varias variedades de flores -entre ellas, unas vistosas margaritas blancas y azules y geranios-, las profesoras y los niños fueron haciendo pequeños agujeros en la tierra, colocaron las plantas, enterraron sus raíces ayudándose de palas y de sus propias manos y, finalmente, las regaron. Se trata, además, de una actividad muy positiva y beneficiosa para estos niños de tan corta edad, pues tienen la oportunidad de tocar la tierra y su textura, conocerla, y, al tiempo, es un buen ejercicio de psicomotricidad para fortalecer sus pequeños dedos, de modo que los objetivos que se cumplen con la actividad son numerosos.

Por su parte, el Colegio Ciudad de Capadocia se desplazó al completo hasta el entorno del complejo turístico El Colvillo, ubicado junto al río Tajo, en pleno campo, para desarrollar allí una actividad que también lleva realizándose en Trillo desde hace décadas y que los niños recibieron con muchas ganas tras el parón del año anterior. Divididos en grupos burbuja, portando mascarillas y respetando las medidas y restricciones derivadas de la pandemia, los alumnos fueron colocándose alrededor de los agujeros realizados por los operarios municipales en el terreno, junto a los cuales, esperaban más de 30 árboles dispuestos para ser plantados. Una vez colocados lo más verticales posible, los escolares se ayudaron de azadas y palas para echar tierra sobre las raíces de los jóvenes árboles. En su caso, el Ayuntamiento de Trillo ha colaborado con la actividad, adquiriendo más de 30 ejemplares de arizónicas, pinos piñoneros, hayas y robles, concretamente, uno por cada niño que participó en la plantación.

Niños, profesores y trabajadores municipales participaron en la actividad, en una mañana de pleno sol en la que vinieron muy bien las gorras y botellas personalizadas que la Asociación de Madres y Padres del CEIP Ciudad de Capadocia regalaron a cada niño.

Nuevo huerto escolar en el colegio

Ésta no fue la única actividad que giró en torno al Día de la Naturaleza en el colegio de Trillo. Es el colofón de un proyecto más extenso que incluye la creación de un huerto en las instalaciones del propio centro, gracias a la adquisición, por parte del Ayuntamiento de Trillo y la AMPA, de semilleros y un invernadero donde los chicos han estado trabajando en los últimos días. Haciendo uso del cuaderno de campo que también ha sido proporcionado a cada alumno, los escolares están sembrando distintas variedades de plantas y frutos, anotando sus características, y comprueban por sí mismos cómo es el proceso de plantación, los cuidados y el crecimiento de cada una de las especies.

“La idea de plantar un huerto escolar nos pareció excelente, pues creemos que de ese modo los niños entenderán cómo nacen y cómo se cuidan los productos que después se comen; es maravillosa la oportunidad que un colegio como el de Trillo les brinda para conocer cómo funciona nuestra naturaleza”, explica la concejala de Educación en el Ayuntamiento, Mayte Blanco, quien reconoce que “ha sido toda una alegría y una satisfacción poder retomar esta actividad que tanto gusta a los niños y que, además, es tan educativa, después de que el año pasado la pandemia nos lo impidiera”.

Compartir en Redes sociales