• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión

Resu Lorenzo (*)

¡Que presión cuando llegan los exámenes! Y la correspondiente expectación por las notas.

Pues bien, los chavales de la EVAU han aprobado en la Comunidad de Castilla – La Mancha donde resido el 96,44%. Buenísimo porcentaje. ¡Enhorabuena chavales!, todo esfuerzo tiene su recompensa. Ahora, es un momento de decisión, elegir un futuro, seleccionar la mejor opción sin saber si realmente si va a enamorarte la carrera universitaria seleccionada o a mitad de curso habrá que cambiar de rumbo, y dar un giro en la formación para ser un gran profesional, en lo que realmente te apasiona.

La lectura idónea para dibujar bien el mapa u hoja de ruta para una selección correcta de futuro es la unión entre: lo que amas, en lo que eres bueno, lo que necesita el mundo y por lo que te pueden pagar que haces fenomenal o tienes actitudes o aptitudes para ello.

Cuantas noches en vela sin dormir tomando café en grandes tazas para aprobar exámenes de trigonometría o de economía aplicada, y ahora echando la vista atrás crees que no fue tan difícil.

He soñado miles de veces que estaba ejerciendo mi profesión y que no tenía la carrera terminada, ¿a ti también, te ha ocurrido? Pues creo que toda la presión de llegar al final y terminar tantos años de esfuerzo dejan su huella en el subconsciente.

Y si de notas tiene que tratarse, quienes peinamos unas cuantas canas, siempre queríamos llegar al sobresaliente, un ocho alto, un nueve o un diez, era lo más grande y el subidón era tremendo, sobre todo por descansar y disfrutar a tope de las tan deseadas vacaciones. Pues si tenemos en cuenta estos baremos, os comparto que hay gente que suspende y no pasa nada, pasa de curso, o sigue como si nada hubiera pasado, ¿te parece extraño? Te voy a desvelar una encuesta que realizó el consejo de los colegios de Gestores Administrativos para valorar si Hacienda, la Seguridad Social, el Sepe y otros organismos oficiales en época de pandemia se habían esforzado para al menos rozar el aprobado y es sorprendente, en tono negativo, los resultados. Vamos, que tan solo aprueba y con un 5,29 raso, la Hacienda estatal y las haciendas locales llegan al 4,99 sin alcanzar el aprobado. El resto todos suspensos, no están preparados para el siglo XXI.

La información para la resolución de los problemas así como la ya más que nombrada cita previa, no llega al 5 ninguno de los organismos oficiales analizados. El tratamiento a profesionales, insuficientes en la mayoría de los casos liderando por abajo, y con un 2,22 el sepe, delegando en muchos gestores administrativos todo su trabajo.

Espero y deseo que estudien todas sus debilidades, refuercen sus fortalezas y que este verano con el sol venidero, puedan recuperar el valiosísimo tiempo perdido para digitalizar toda su información, que no haya tantas colas para que puedan atender una simple consulta de un ciudadano o una incidencia o gran duda de un profesional.

Suerte y tengo fe que en breve tendrán el aprobado como tantos chavales de la Evau que se han esforzado para tener más que un suficiente en su exámenes.

(*) Economista-gestora adtiva. Ceo de Parlorenzo

Compartir en Redes sociales