Angélica Santos, miembro de la Asociación Gentes de Guadalajara, nos cuenta cómo van a desarrollarse las jornadas de este año

Angélica Santos, una de las organizadoras de las Jornadas Mendocinas

Carmen Ibáñez

¡Mendocinos y Gentes de Guadalajara! Vuelven las Jornadas Mendocinas, que junto con la Concejalía de Turismo, organiza la Asociación Gentes de Guadalajara en los diferentes espacios mendocinos de la ciudad. Unos entremeses por los monumentos de la familia Mendoza, que sirve como aperitivo para el plato fuerte de la semana que viene: La representación de la XXXI edición del Tenorio Mendocino.

Angélica Santos es miembro de la Asociación Gentes de Guadalajara, se ha subido a los escenarios metiéndose en el papel de la hermana Tornera, la madre Abadesa y como Brígida.

Además es una de las directoras que organiza las Jornadas Mendocinas 2021, junto con el estilo y sigilo que caracteriza a cualquier miembro de Gentes de Guadalajara.

Hoy comienzan las Jornadas Mendocinas, los entremeses previos al Tenorio Mendocino ¿En qué consisten estas representaciones por los diferentes espacios monumentales de la ciudad?

La finalidad de las Jornadas Mendocinas en un primer momento fue presentar los espacios en los que se desarrolla el Tenorio Mendocino, lo que hacen es en esa localización hablar sobre ese espacio en concreto. Así se crearon y es una manera de ir introduciendo el ambiente del Tenorio.

Las Jornadas Mendocinas son más jóvenes que el Tenorio Mendocino ¿Cuánto tiempo llevan representándose?

Se llevan haciendo mucho tiempo y ha ido adaptándose a que somos muchos y es una manera de dar oportunidad a que participe más gente. Las jornadas llevan celebrándose más de 7 años, aproximadamente, como comento es una forma de ambientar el Tenorio Mendocino.

¿Qué novedades encontramos para este año?

El año pasado al tener el tema Covid9 tan presente quisimos cambiar un poco esas representaciones y darles un poquito de humor, por lo que cambiamos los textos y metimos unos sainetes más graciosos. Todo esto fue provocado por el año pasado, por todo lo que estábamos viviendo, junto con José Manuel García, organizador también de las Jornadas Mendocinas, decidimos darle un poco más de humor, hacerlas más jocosas.

“Este año como también teníamos el tiempo muy justo hemos decidido dejar las jornadas como se desarrollaron el año pasado”

Cómo estábamos un poco tristes, el tema no estaba bien y no podíamos juntarnos, fue por lo que se decidió coger este tipo de sainete. Tuvimos que adaptarnos a la normativa Covid19 que había en ese momento: Mascarillas, distancia, no podía haber mucha gente creo que podían ser 8 personas por grupo… Este año afortunadamente aunque seguimos con restricciones ya no es lo del año pasado, podemos actuar sin mascarilla. No es lo mismo proyectar, aunque tenemos micrófonos, con una mascarilla puesta.

También afectaba a los actores a la hora de interactuar entre nosotros, necesitamos ese roce de desplazarnos y el año pasado no podíamos tocarnos mucho, eso se notaba, esa falta de movimiento y naturalidad. Este año afortunadamente también nos podemos acercar un poco más y creo que va a salir muy bien.

Pero la verdad que gustó mucho y este año como también teníamos el tiempo muy justo hemos decidido dejar las jornadas como se desarrollaron el año pasado. Este año no están relacionadas con el espacio, pero van metiéndose en la época para poder adelantar lo que es el Tenorio Mendocino.

Jornadas Mendocinas en el Palacio de la Cotilla / Foto: Israel Poudereux

¿En qué espacios se realizan las jornadas y a qué hora?

Las Jornadas Mendocinas comienzan hoy sábado a las 11:00 y 12:00 horas, mañana domingo es el mismo horario y recorrido. Empiezan en el Palacio del Infantado, que esperemos que en lo que es la puerta principal, porque el año pasado nos desplazaron a última hora y nos pusieron en el lateral. Hubo una contraprogramación y al final nos metieron ahí, que no nos importa en un momento dado pero ya que tenemos esa puerta, qué menos que seguir así. Este año esperemos que no ocurra.

Comenzaremos ahí y luego continuaría en lo que es el Instituto Liceo Caracense, en la parte de detrás, lo que son las escaleras en la puerta de Covarrubias; luego continuaríamos en el Palacio de la Cotilla, también por fuera y luego llegaríamos a la puerta de la Concatedral de Santa María.

“Hay muchas ganas y expectación de esta nueva edición, a mi Tenorio Mendocino me ilusiona siempre”

La cripta que se encuentra en el Fuerte de San Francisco ha sido un espacio recurrente para la celebración de las jornadas ¿Por qué no se utiliza este año?

La cripta era el quinto escenario, que la verdad que siempre ha sido una escena muy divertida. El año pasado ya no pudo utilizarse como espacio por la normativa Covid19, que como digo ya está muchísimo mejor que el año pasado, pero realmente la cripta es muy pequeña y ahí no se puede meter tanta gente todavía por como estamos.

Como preparamos las cosas con antelación y las normas están cambiando constantemente de un día para otro, casi hemos preferido mantener una restricción para poder luego ampliarla, que ampliarla para luego cortarla es peor. Hemos decidido que cripta este año no hacemos porque evitamos historias, ya la haremos el año que viene que seguramente no tengamos ni que usar mascarillas y seguiremos disfrutando de esa obra en la cripta que era muy divertida y a la que la gente se quedaba con mejor sabor de boca.

El plato fuerte llega la semana que viene: Los días 29, 30 y 31 se celebra la XXXI edición del Tenorio Mendocino ¿Hay ganas?

Muchas ganas porque este año también es diferente, estamos a la expectación de cómo va a salir y de ver si lo nuevo funciona. Hay cosas que en el Tenorio Mendocino no se pueden cambiar, está claro y es evidente, la obra es la que es y los personajes son los que son. Pero se pueden meter nuevos matices, nuevas cosas que con el tiempo y la evolución que tenemos se puede intentar. Sino llega a ser por esto, lo mismo no podríamos haber planteado lo que se ha planteado este año.

Son muchas ganas y hay expectación, es una nueva forma, a mi el Tenorio Mendocino me ilusiona siempre y con nuevas incorporaciones e ideas me ilusiona más. Yo vivo el Tenorio Mendocino como si fuese mi último Tenorio.

¿Por qué? Nunca se sabe si al año siguiente lo vas a poder hacer, si te va a coincidir porque tienes trabajo, o porque te has ido de viaje o incluso porque no tienen un personaje para ti. Por eso lo vivo como si fuese el último, con mucha intensidad y con muchas ganas.

Compartir en Redes sociales