Pleno de las Cortes celebrado el jueves//Imagen: Cortes CLM

El Decano

Incomprensible. Éste es el calificativo más suave que se nos ocurre para describir el nuevo despropósito del Partido Popular en la región. Su última fechoría ha sido impedir que en el pleno de las Cortes Regionales, celebrado ayer jueves, se aprobase una moción institucional para la eliminación de la violencia contra las mujeres con motivo de la celebración, hoy viernes, del día conmemorativo de este cada vez más preocupante y grave problema social. Se trata de la primera vez en la historia de las Cortes que no se ha alcanzado la unanimidad en este asunto, con lo que el Parlamento de Castilla-La Mancha se convierte en el primero de todo el país en el que no está presente Vox en no tener declaración institucional en contra de la violencia de género. Y todo por la cerrazón y el oportunismo del PP. 

La Presidencia de las Cortes propuso a los tres grupos con representación parlamentaria -PP, Ciudadanos y PSOE- iniciar la sesión con la lectura de dos declaraciones institucionales en relación a dos fechas destacadas de la semana:el Día Internacional del Niño y la Niña, que se celebró este domingo, y el Día para la eliminación de la violencia contra las mujeres. Puntos en los que durante toda la legislatura se han alcanzado acuerdos unánimes. Sólo salió adelante la primera. 

La consejera de Igualdad y Portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, calificaba este hecho de de “gravísimo” y levantaba la voz solicitando a Paco Núñez, líder del PP popular en la región, que reconsiderase esta decisión. 

El Decano ha tenido acceso a la moción redactada por el PSOE y no hay que ser ingeniero de la NASA para comprobar por dónde van los tiros. Concretamente, incluye un párrafo en el que se dice textualmente: “Las Cortes regionales instan a todos los grupos políticos presentes a trabajar de manera colaborativa para alcanzar una sociedad igualitaria y libre de violencia contra las mujeres y a combatir cualquier posicionamiento político que niegue la violencia de género o rechace las políticas públicas orientadas a su erradicación.”. Ahí está el quid de la cuestión. Si dieran por bueno este párrafo estarían traicionando a sus amigos de Vox, absolutos negacionistas de la violencia contra las mujeres, y, de paso, no podrían justificar su rechazo y sus críticas a la ley del “Sí es Sí”, que han ido in crescendo en los últimos días. En este sentido fue transparente la coordinadora del PP en Castilla La-Mancha, la molinesa Ana Guarinos, quien en su comparecencia tras el pleno de las Cortes y, a cuenta de esta ley, acusó a García-Page y a los diputados socialistas de la región de “ponerse del lado de los agresores” por no mostrar su rechazo al texto de Montero.

En una semana en la que desde los ámbitos político, social, cultural, institucional, educativo, sanitario y asociativo, se está dando apoyo a las víctimas a través de actividades diversas y, por supuesto, de declaraciones institucionales, los señores populares, dan la espalda a las víctimas por puro oportunismo político. 

Cuando toda la sociedad trata de avanzar para acabar con este tipo de violencia, cuando todos debemos dar ejemplo de solidaridad, el PP violenta las instituciones y se posiciona demasiado cerca de los desvaríos de la ultraderecha de Vox, que el miércoles se coronaba en el Congreso con la bilis escupida contra la ministra de Igualdad por parte de la diputada Carla Toscana, quien acusó a Irene Montero, entre otras lindezas, de ser “libertadora de violadores” (https://www.publico.es/politica/vox-cruza-lineas-ataques-machistas-ministra-irene-montero-congreso.html)

No ponemos en duda que un partido democrático como es el PP está totalmente en contra de la violencia de género. Pero al oponerse a la declaración institucional por puro interés electoral, se ha puesto todavía más a la derecha de Vox. Y mira que es difícil. 

De verdad que lo intentamos, que tratamos de dar un margen de confianza a los ‘populares’, pero el PP de Castilla-La Mancha, liderado por el señor Paco Núñez, nos pone cada día más fácil abroncarle por sus continuas meteduras de pata en busca del voto perdido. Por favor, háganselo mirar.

Compartir en Redes sociales